Close Button
Compartir

Yo me incluía dentro de ese grupo. Y digo que me incluía porque hasta hace un par de meses no me atrevía a trastear con mi terminal, un Samsung Galaxy S II, hasta que di con un método bastante sencillo y con el que podremos tener acceso root de una forma rápida. Y es por eso que, en esta nueva sección de Bricoandroid, os quiero comentar cuáles son los pasos que seguí para ello. Decir primeramente que no es necesario software como Odin, ni nada por el estilo, solamente dos archivos ZIP que podremos descargar desde la web de XDA y de donde también he recopilado los pasos necesarios para rootear mi smartphone. También, de una forma muy similar, podemos realizar el proceso contrario, es decir, desrootear nuestro dispositivo. Primeramente mencionar que este proceso es válido para terminales que dispongan de la versión 4.0 de Android, que por suerte (o no), creo que son todos los Samsung Galaxy S II que encontramos en el mercado.

Rootear tu Samsung Galaxy S IIConstantemente en el mundo Android nos percatamos de cientos de noticias acerca de obtener acceso Root desde nuestro terminal, con todas las ventajas que esto supone. No obstante, este proceso entraña un cierto peligro ya que nuestro terminal puede quedar dañado y, en la gran mayoría de los casos, los fabricantes se niegan a reparar aquellos terminales a los que un consumidor le ha concedido privilegios de superusuario. Y es este segundo factor el que hecha a muchos usuarios atrás a la hora de decidirse a rootear sus dispositivos y, por tanto, a la posibilidad de instalar una ROM por parte de la gran cantidad de desarrolladores que encontramos en el mundo Android.

Imagen con el logo de Root

Una vez dichas todas las consideraciones oportunas, vamos a proceder a rootear nuestro terminal:

  1. Descargar los siguientes archivos y guardarlos en nuestra tarjeta microSD: CWM, BusyBox Installer.
  2. Reiniciar en modo recovery, que en nuestros Samsung Galaxy S II consiste en, una vez con el dispositivo apagado, presionar las teclas de subir volumen, botón central y encendido a la vez. Esperar a que salga el nombre de nuestro terminal. Posteriormente nos deberá salir un menú con diferentes opciones en inglés.
  3. Seleccionamos la opción “Apply update from external storage”.
  4. Seleccionamos el archivo CWM.zip y confirmamos la instalacion.
  5. Una vez hecho esto, nos aparecerá un nuevo menú que se corresponde con el de CWM, dónde seleccionaremos la opción de “Install zip from sdcard” e instalaremos el archivo SU-Busybox-Installer.zip que también nos hemos descargado.
  6. Ya lo tenemos todo instalado, solamente queda seleccionar la opción de “Reboot” para que se reinicie nuestro terminal. Una vez haya arrancado, comprobaremos que apenas hay cambios visibles. Lo más importante lo encontramos en el menú de aplicaciones, donde veremos una nueva App llamada Superuser, que nos indica que nuestro terminal se encuentra rooteado.

El proceso para desrootear nuestro dispositivo es prácticamente el mismo al que hemos realizado anteriormente:

  1. Descargar los siguientes archivos y guardarlos en nuestra tarjeta microSD: CWM, BusyBox Uninstaller.
  2. Reiniciamos en modo recovery.
  3. Seleccionamos la opción “Apply update from external storage”.
  4. Instalamos los dos archivos de la misma forma que hemos procedido anteriormente.
  5. Reiniciamos nuestro dispositivo.

Interfaz de ClockWorkMod

Lo mejor de todo es que este procedimiento hace un rooteo limpio, sin aumentar nuestro contador de rooteos ni nada por el estilo. Como veis, los procesos son bastante sencillos aunque, como siempre os advertimos, realizar todos los pasos con precaución para evitar posibles daños en vuestros terminales. Desde Andro4all no nos hacemos responsables de cualquier tipo de problema ocasionado por el proceso de rootear vuestro terminal, aunque también mencionar que lo he realizado en varios dispositivos y en ninguno he tenido problema alguno.

Como ya sabéis todos por la noticia que os comentamos hace unos días, la actualización a Android 4.1.2 está llegando a los primeros Samsung Galaxy S II, en cuyo caso puede ser un buen comienzo instalarla según los pasos que os explicamos en ese mismo artículo. No obstante, los desarrolladores ya están trabajando para incluir Android 4.2 en nuestros Samsung Galaxy S II (yo ya lo tengo instalado), por lo que también os remito a un BricoAndroid para que podáis instalar la ROM que vosotros prefiráis.

De momento esto es todo por hoy. No os perdáis el artículo de mañana, ya que os enseñaremos cómo instalar la versión oficial de Jelly Bean en vuestro Samsung Galaxy S II. Por último, ya sabéis que cualquier duda, comentario o sugerencia la intentaremos responder, así que… ¡Animaos a comentar!

Temas relacionados: Otros Android, Samsung Galaxy

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!