Close Button
Compartir

El poder hacer root fácilmente es una de las ventajas con las que contamos los usuarios de Android, al menos en la mayoría de los terminales. Es una opción que nos permite tener el control total del sistema y aunque no está exenta de riesgos, estos, si llevamos a cabo los pasos que cada tutorial indique, de forma rigurosa, son mínimos. Encontramos así distintas ventajas frente a los usuarios que no son root, pero claro, como todo, también tien su parte menos buena.

Antes de nada, recordar que si quieres adquirir permisos root, pienses antes si de verdad vas a usarlos, ya sea con alguna aplicación en concreto que sí los exija o bien para instalar ROM personalizadas. Una vez dicho esto, la parte negativa es que en caso de avería, si tenemos un dispotisivo rooteado, la garantía por parte del Servicio Técnico oficial se esfuma. Es algo muy discutible, pero por ahora es la práctica habitual.

Estado modificado

¿Que hacer si entonces queremos enviar nuestro móvil con root al SAT? Debemos llevar a cabo una serie de pasos, no exentos de riesgos, aunque mínimos, antes de proceder al envío.

Mi experiencia, como usuario de un Samsung Galaxy S III ha sido positiva, pero cada terminal es un mundo. En este caso el proceso es valido y probado para los últimos modelos Samsung.

Poner a cero el contador de flasheos

Triangle Away

Al entrar con nuestro terminal, en este caso un Samsung Galaxy S III, aunque también es aplicable a otros modelos Samsung, en el modo download, vemos como hay una cifra junto al apartado Custom binary download que se ha incrementado a 1 o 2 (por regla general). Es el contador de flasheos, que indica las veces que hemos flasheado algo no oficial, por lo que se detecta que el dispositivo ha sido modificado. Este ha de establecerse en el valor cero antes de enviarlo al SAT, pero esto solo es posible si somos usuarios root.

Para ello vamos a usar la aplicación Triangle Away de Chainfire. La podemos encontrar en Google Play, siendo de pago o bien en su hilo de XDA-Developers. El uso de Triangle Away comporta algún riesgo, que aunque escaso, hay que remarcar. Yo la he usado varias veces y no he tenido problema.

Una vez instalada, le damos permisos de superusuario y seleccionamos la opción Reset flash counter, que como su nombre indica reseteará el terminal, dejando el contador de flasheos a cero. Es posible que tengamos que reiniciar el terminal, pero ojo, nunca entrar en modo recovery después, pues el contador volverá a subir. Ahora, si entramos de nuevo en modo download y si todo ha ido bien tendremos los siguiente campos marcados así:

Custom binary download: No

Hemos dado así el primero de los pasos necesarios pero hay más, pues Samsung ha introducido en las últimas versiones un a opción en ajustes, acerca del dispositivo, que muestra si el terminal ha sido o no modificado.

Flashear una ROM oficial

Para este apartado en Andro4all tenéis varios tutoriales referentes a distintos modelos, aunque no obstante os resumo los pasos principales. En primer lugar debemos descargar el programa ODIN, que es el que va a servir para actualizar el terminal. La ROM a flashear debe ser una ROM Stock oficial, y si vuestro móvil es de operadora, aconsejo que uséis la de la operadora en cuestión y no una libre.

El proceso es muy sencillo y para ello tenéis distintos ejemplos para terminales Samsung como son el Samsung Galaxy S II, Samsung Galaxy S III o Samsung Galaxy Note II, aunque en este caso os recomiendo el gran trabajo que hacen los compañeros y de HTCMania o XDA-Developers en cuanto a instalación de ROM y tutoriales.

Efectuar una limpieza del móvil

Listo para enviar

Es el último paso, el que nos dejará el móvil tal y como vino de fabrica. Es muy importante que salves todos tus datos antes del proceso, ya sea contenido personal como aplicaciones. Aunque estas se guardan en tu cuenta de Google, nunca está de más hacer un salvado con aplicaciones como App Monster o Titanium Backup. Para llevarlo a cabo debemos entrar en modo recovery y hacer el famoso Wipe data/factory reset, que no deja de ser un borrado profundo.

Al concluir y reiniciar el terminal, acudimos a ajustes, acerca del dispositivo y en estado, debe de aparecer el valor normal, en lugar de modificado. Esto quiere decir que nuestro terminal está impecable, tal y como lo compramos, y ya podemos enviarlo al SAT.

Para terminar, aclarar que desde Andro4all no nos hacemos responsables de los posibles daños que puedan producirse en el terminal siguiendo alguno de estos procesos. Es algo que se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad del usuario, pues aunque se trata de procesos probados, no están exentos de riesgos.

Temas relacionados: Otros Android, Otros Sistemas Operativos

Compartir
HBO Max logo
Suscríbete a HBO Max con un 50% de descuento de por vida Suscribirse
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!