Close Button
Compartir

En los tiempos que corren a todos aquellos que nos gustan las nuevas tecnologías, nos supone un importante esfuerzo estar a la última de todo aquello que llega al mercado. Los terminales libres tienen precios prohibitivos en muchas ocasiones, lo que provoca que antes de efectuar una compra, debamos tener muy claro cuales son nuestras necesidades y necesidades reales, siempre teniendo en cuenta que en la mayoría de los casos se trata de un capricho. Otra posibilidad, que a mi personalmente no me gusta, es la de adquirir un terminal subvencionado. Y no me gusta porque tras echar cuentas, podemos comprobar como en la mayoría de los casos, pro no decir todos, el teléfono o tableta terminan saliendo más caros que si lo compramos libre y además, probablemente este bloqueado.

En este caso, la opción de la segunda mano pasa a ser algo más que interesante. Se trata, como su nombre indica, de terminales usados o incluso de terminales fruto de una potabilidad o una subvención que están a estrenar en muchos casos. Hace unos días nuestro compañero Miguel de Xombit, mostró en una estupenda guía cuales pueden ser los factores más importantes a la hora de valorar un móvil antes de efectuar una compra.

En esta ocasión vamos a completar esa guía con esta otra que tratará de ayudar a todo aquel que quiera comprar un móvil en el mercado de segunda mano.

Lugar de adquisición del terminal

No estamos ante un terminal nuevo, por lo tanto, la garantía pasa a ser un valor muy cotizado. Si el terminal lo compramos en un establecimiento de productos de segunda mano, estaremos pagando un sobrecoste que hará que pierda interés esta opción en muchos casos frente a la compra del terminal nuevo, pues las diferencias son en muchos casos mínimas. La única ventaja de este tipo de comercios, es la seguridad parcial que otorga la compra, pues teóricamente han asegurado el origen legal del terminal

Garantía o factura de compra

Si se lo compramos a un particular, hemos de pedir siempre y en la medida de lo posible caja y factura de compra. Esta da igual a nombre de quien este, siempre que este en regla, ya que ante cualquier eventualidad es la única forma de poder reclamar. Además, evitamos la adquisición de un terminal sustraído: El problema radica en que si el terminal está atado a un contrato con una operadora, esto es, que no es libre de origen, si su original dueño deja de pagar y cortan la línea, o lo bloquean por IMEI, nos quedaremos sin terminal, con un bonito pisapapeles, y tendremos pocas formas de reclamar. Así que mi consejo es comprar terminales libres en la medida de lo posible, no sirviendo en ese caso los terminales liberados.

Medio de compra

Como usuario ducho en estos temas, recomiendo siempre la compra en mano a ser posible, si bien en muchos casos es harto difícil. En este caso se puede recurrir a múltiples páginas que muchos tendremos en mente o incluso foros. HTCMania es un claro ejemplo de ello, con un hilo de compraventa muy potente del que soy usuario activo.

En este caso, es importante ver varios aspectos; por un lado los votos o reputación del vendedor, siendo, sino poco aconsejable, si haciéndonos ir con cuidado, el hecho de que el vendedor sea novato o no tenga votos positivos. En los últimos tiempos de crisis, han proliferado los casos de timos, incluso con usuarios con votos o curtidos en su participación, así que mucho cuidado.

Debemos recordar que toda estafa por un valor menor a 300 euros no se considera delito, sino falta, y es difícil de enmendar.

Pago

Como pagar un terminal

Nunca y digo nunca, se debe hacer el pago previo o el envío con posibilidad de abrir antes de pagar. A la hora de efectuar el pago y sino queda otro remedio que efectuarlo antes, recomiendo siempre algún medio que haga quedar constancia de dicho pago, ya sea transferencia bancaria o Paypal, nunca ingresos en cuenta. En este caso es importante el tener una comunicación fluida con el vendedor durante el proceso de negociación y ante cualquier duda, andar con pies de plomo.

En el envío de un terminal, nunca, ni aunque se mande por mensajería, dejar abrir para inspeccionar antes de pagar, pues corremos el riesgo de que nos den el cambiazo, y hablo por experiencia. Como veis, de todo se aprende.

Precios absurdos

No nos dejemos engañar por ofertas increíbles. No existe un Google Nexus 4 a 200 euros, un iPhone 5 libre a 256 euros o un Samsung Galaxy Note II por 300 euros. Casos con precios ridículos para el terminal en cuestión deben hacernos abrir los ojos y pasar de este tipo de ofertas. Nadie vende duros por pesetas.

Comunicación

Como vendedor y comprador que he sido, es muy importante no dar lugar a lapsos de tiempo en los que se pierde la comunicación, pues puede generar dudas e inseguridades. En el momento en el que la otra parte no está disponible por periodos importantes, ojo.Algunas veces puede estar justificado, pero no suele ser habitual.

Se recomienda guardar todos los mensajes, registro de llamadas o correos hasta finalizar la compra, de modo que estos puedan ser aportados como prueba en un hipotético caso de fraude ante las autoridades competentes.

Estado del dispositivo

Móviles en venta

Aunque no suponen un arma segura, pedir siempre fotos de todos los ángulos, a ser posible con un papel que identifique al usuario y la fecha, y asi evitar que usen otras fotos obtenidas en la red. Cerciorarnos de cuales son los posibles defectos del terminal si es que los tiene, y que estos se muestre en las fotos.

Por otro lado, es conveniente ver la valoración que otros usuarios han hecho de ese vendedor o comprador. Es tan fácil como mirar en su perfil y siempre desconfiar si en un plazo muy corto de tiempo ha acumulado un gran número de ventas o ha hecho negocios repetidos con un mismo usuario.

Trato en mano

Una vez tenemos el terminal en las manos, sobre todo en los casos de trato personal, hay una serie de pasos que debemos realizar y tener muy en cuenta:

  • En primer lugar, comprobar el estado general del teléfono o la tableta, asegurándonos que cumpla con lo que hemos pactado en la compraventa y que en su caso, no tenga golpes o rasguños, ya sea en la pantalla o en la carcasa.
  • Una vez realizados estos pasos, introducir la tarjeta SIM para verificar que no esta bloqueado y que realmente es libre o esté liberado, si es lo que hemos negociado.
  • Una vez encendido, comprobar el número de IMEI, marcando el código *#06# y verificando que coincide con el que aparece en la caja y en la factura para evitar posibles problemas posteriores.

Sentido común

El más importante de los sentidos, que muchas veces tenemos fuera de cobertura. Ante cualquier duda lo mejor es tomarse las cosas con tranquilidad y frenar el proceso de compra o al menos dejarlo en stand by mientras se resuelven las inseguridades.

Soy un gran defensor de la compraventa entre particulares, siempre eso sí, siguiendo unas normas básicas. Si todo llega a buen puerto, podemos disfrutar de un producto a un precio menor que el ofrecido nuevo en un comercio o de segunda mano.

Temas relacionados: Tecnología

Compartir
HBO Max logo
Suscríbete a HBO Max con un 50% de descuento de por vida Suscribirse
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!