MWC 2013 | Analizamos a fondo la nueva cámara del HTC One

Última actualización el 28/02/2013 a las 20:30

En mi anterior artículo estuve repasando todas las nuevas características y especificaciones que traía consigo el HTC One y tanto Carlos como Jaume lo complementaron perfectamente con su vídeo. Aún con ello, en el texto tratamos muy por encima el apartado de la cámara y todas sus novedades, ya que consideramos que se tenían que explicar con calma y detalle. Así pues, ahora es momento de conocer qué se esconde detrás de todo esto.

Imagen de las partes traseras del HTC One y del HTC One S

Los ultrapíxeles

La primera reacción que tuvo la gente al conocer que la cámara del HTC One tendría 4 megapíxeles fue de sorpresa, ya que la mayoría de compañías competidoras estaban subiendo esta cifra por encima de los 13 y parecía un despropósito que HTC, una compañía que tenía la obligación de innovar y de crear un nuevo buque insignia con las mejores características posibles, se limitara a eso. Pero todo esto tenía un sentido, no iban a usar megapíxeles, sino que se decantaban por los ultrapíxeles.

Pero, ¿qué diferencia hay y qué aportan de diferente?

Debemos partir de la base de que una foto es como un lienzo de un tamaño concreto, el cual vendrá determinado por la distancia focal que existe entre el sensor y la lente de la cámara. Cabe recordar que el año pasado HTC ya implementó en la gama One una focal más grande que el resto de competidores, pudiendo así captar un espacio mayor desde el mismo punto.

Boceto de la parte trasera del HTC One

Así pues, se demuestra que los taiwaneses ya se habían comprometido en la labor de mejorar la calidad de sus cámaras. Volviendo al ejemplo del lienzo, este lo podemos dividir en casi infinitos puntos de igual tamaño, siendo 8 millones de puntos lo equivalente a los 8 megapíxeles, o 12 millones para los 12. A cuantos más puntos tengamos mayor será la resolución y por ello, mejores serán los detalles de la imagen.

Con ello, parece claro que la opción de HTC es claramente mala, pues pierde calidad y resolución, ¿no? Efectivamente aquí hay trampa y es que ¡el tamaño sí que importa y mucho! Teniendo en cuenta que la medida de una foto viene determinado por la distancia focal de la que hablábamos antes y que es inamovible, aumentar la resolución (la cantidad de millones de puntos o píxeles en los que dividimos el lienzo) hará que las porciones sean cada vez más pequeñas. Si tomamos una foto de 8 megapíxeles tendremos unos píxeles con un tamaño de 1,4 micrómetros, mientras que si esta es de 13 se reducirá hasta los 1,1 µm. En cambio, HTC ha decidido contar con unos píxeles mucho más grandes, en concreto de 2 µm, haciendo que si los comparamos con los de 8 megapíxeles tengamos una área el doble de grande, de aquí que sean denominados “Ultra” (de hecho lo que cambia son los fotodiodos, pero así es menos técnico y se entiende mucho mejor la idea).

Detalle del tamaño de los píxeles del HTC One

Este aumento de tamaño es precisamente el que permite que la apertura de la cámara del HTC One sea la misma que tienen sus hermanos HTC One X o HTC One S, una f2. A día de hoy esta es la más grande que existe en términos de telefonía móvil y tiene un efecto directo en la luminosidad de la imagen. Para que nos entendamos, debemos considerar este elemento como un agujero por el que pasa luz, por lo que es lógico pensar que, a cuanto más grande sea este, más luz captaremos. El Nokia Lumia 920 cuenta con la misma apertura, mientras que respecto al iPhone 5 el HTC One será un 44% mejor en este aspecto.

Detalle del focal del HTC One

En un día soleado, en medio del campo o dónde quiera que estemos, cualquier cámara obtendrá unos resultados que podremos considerar buenos o muy buenos, ninguna va a tener problemas en realizar una imagen nítida. En cambio, si nos encontramos en una situación con poca luz, la imagen quedará muy oscura, movida y con ruido. El hecho de que el píxel del HTC One sea más grande que el del resto, hace que este pueda coger mucha más luz (hasta un 300% más que el resto) y, por ello, que la imagen no tenga tanto ruido y sea más nítida.

Detalle captación de luz por parte del sensor del HTC One

Así pues, de todo esto podemos determinar que los millones de píxeles no van a determinar necesariamente la calidad de la imagen. Además, excepto para las personas que quieran editar las imágenes, ampliar mucho… la cámara del HTC One es útil en cualquier situación, ya que los 4 megapíxeles son suficientes para todas las tecnologías que podemos encontrar actualmente (televisión, ordenadores…) o hasta para imprimirlas, ya que las impresoras no tienen un nivel de definición tan alto. En cualquier caso, una apuesta diferente que quiere demostrar que la guerra de los megapíxeles no tiene sentido si no va acompañada de otros aspectos. Os dejo con el responsable de la compañía en la zona de Cataluña:

Hasta ahora hemos estado hablando de toda la teoría que ha presentado la compañía y era con la información que habíamos trabajado hasta ahora, pero faltaba comprobarlo y durante el Mobile World Congress hemos ido al stand de HTC y hemos hecho la prueba para ver si todo lo dicho era verdad. Las imágenes están tomadas con el HTC One y con su hermano HTC One S para que las diferencias resalten más entre lo existente en la compañía hace un año y lo actual. Cabe decir que las hemos hecho en el stand de la compañía, que para la ocasión había preparado un entorno bastante oscuro y con cámaras anecoicas (aisladas) completamente oscuras y que iban perfectas para la comparativa.

Comparativa cámara HTC One y HTC One S III

En esta primera foto teníamos unas condiciones de luz relativamente buenas que permiten que las dos cámaras se luzcan a la hora de hacer la foto. Vemos que la imagen del One mantiene bastante los colores bastante reales, mientras que la del One S (que está un poco desenfocada) los satura mucho más. La verdad es que se hace complicado sacar conclusiones claras en este caso.

Comparativa cámara HTC One y HTC One S II

La idea de esta foto era poder ver como reaccionaban ambas cámaras en una situación en la que hubiera luz y oscuridad a la vez. La sorpresa ha llegado cuando hemos podido ver que la cámara del HTC One S se adaptaba mejor y en general daba una foto con más luz.

Comparativa cámara HTC One y HTC One S I

Llega el momento de la verdad, el más complicado de todos. Nos hemos metido dentro de la cámara (casi en completa oscuridad) y hemos hecho las imágenes. El resultado es claro y confirma las palabras de la compañía en parte, el HTC One recibe mucha más luz de dónde no hay, pero por contrapartida, el punto de luz que es la pantalla del móvil, se distorsiona completamente.

Comparativa cámara HTC One y HTC One S

Si nos acercamos a la figura y no sacamos en pantalla ningún punto de luz, podemos ver como el HTC One vuelve a gozar de mucha más luz, quedando la imagen del HTC One S muy oscura y casi negra. Así pues, podemos decir que HTC no nos ha engañado en cuanto a los ultrapíxeles y que en condiciones de poca luz, gozaremos de mucha más luminosidad. Hemos visto también que con bastante luz la cámara se comporta muy bien y si lo que nos preocupa es el tamaño de la imagen, si bien esta es más pequeña en cuanto a peso, tampoco es que nos de un mal resultado final y podemos ampliarla bastante sin perder detalle. En resumen, no es ninguna revolución profunda dentro del mundo de las cámaras, pero es un cambio a la hora de pensar y nos permite decir que el resultado es positivo.

Pero no todo se queda en píxeles y es que la cámara también tiene la posibilidad de grabar en HDR, cinco niveles de potencia de flash y con un estabilizador óptico de doble eje que enfoca 2000 veces por segundo, que combinados nos darán unos resultados más que interesantes. Sin duda un lavado de cara al mundo de las cámaras móviles y que veremos como adoptan los otros fabricantes, más teniendo en cuenta que hace solo un año Nokia presentaba el 808 PureView con 41 megapíxeles, el concepto totalmente contrario.

HTC Zoe

Imagen de la presentación del HTC One

Pero HTC no ha querido quedarse únicamente en renovar la cámara y su tecnología, si no que también ha mejorado todo el software que lleva consigo esta. En concreto han creado una nueva opción llamada HTC Zoe y que consiste en la grabación durante 3 segundos de vídeo y la toma de 6 fotogramas por segundo simultáneamente, que luego podremos editar con las herramientas incluidas en la aplicación.

De hecho, una cosa muy interesante es que HTC Zoe grabará 3,6 segundos de vídeo, empezando 0,6 antes de que pulsemos el botón de grabar, asegurándonos así que no nos perderemos nada. De esta manera nos aseguramos la captura total de un momento en concreto y de que esa foto que queríamos tomar no se verá afectada por un parpadeo o por algún espontaneo.

De hecho, al tratarse de una secuencia de fotografías, una vez hecha la podremos editar en la misma galería. Allí, tendremos disponibles las opciones de: “Sequence shot”, que nos permite juntar en una misma toma el movimiento de un elemento a lo largo del tiempo; “Always smile”, con la que podremos escoger la mejor cara de una persona a lo largo de esos fotogramas; “Object removal”, que como su nombre indica nos servirá para poder eliminar algún objeto que se nos haya colado en la imagen (por ejemplo, una persona de fondo).

¿Y a vosotros que os ha parecido la cámara? Yo creo que si HTC trabaja en esta línea puede conseguir resultados muy satisfactorios. Además, cabe recordar que el HTC One se presentó hace 10 días y que aún pueden mejorar muchas cosas mediante software.

VER COMENTARIOS

Recomendado