Close Button

El pasado lunes 19 de febrero HTC celebró un evento en New York con un invitado muy especial, el HTC One. Este nuevo espectacular terminal se quedó con todo el protagonismo y no es para menos, pues se trata del nuevo buque insignia de la compañía taiwanesa. Como no podía ser de otra manera, hemos podido encontrar el terminal en el Mobile World Congress y nos ha faltado tiempo para ponerle las manos encima y ver qué es lo que trae de diferente.

Imagen de portada del HTC One

Como principales novedades encontramos HTC BlinkFeed, HTC BoomSound y HTC Zoe. Estas tres características nos prometen una experiencia mucho más completa y su gran potencia nos asegura que dispondremos de velocidad suficiente en cualquier situación gracias a su procesador Snapdragon 600. Pero vayamos a pasos, ¿qué tiene de innovador todo esto?

HTC BlinkFeed

Imagen de HTC Blinkfeed

Estar siempre informado. Este es el principal objetivo de HTC BlinkFeed. A partir de ahora esta será nuestra pantalla inicial y en ella nos aparecerán todas las informaciones que consideremos importantes. Así, si nos gusta saber todo lo que pasa en el mundo, podemos configurarlo para que nos muestre las últimas noticias, mientras que si preferimos estar al corriente de todo lo que acontece en nuestras redes sociales, solo tendremos que conectar nuestro facebook, twitter… a HTC BlinkFeed y así nos aparecerán todas las actualizaciones.

Lo mejor de todo esto es que de un solo vistazo podremos verlo todo y sin necesidad alguna de entrar dentro de ninguna aplicación, ya que BlinkFeed es una interfaz en si misma. Gracias a la colaboración que ha mantenido HTC con Mobile Republic, tendremos a nuestras disposición contenido local y global de más de 1.400 medios de comunicación con más de 10.000 artículos diarios de algunos de los medios de comunicación más innovadores, como la familia de medios AOL, ESPN, MTV, Vice Media, CoolHunting, Reuters y muchas otras.

La verdad es que probándolo me recuerda un poco al sistema de Google Currents o Appy Geek (ambos programas para leer noticias) pero llevados no uno, si no que hasta dos o tres pasos más allá. Una propuesta muy interesante y que le sienta perfectamente a la nueva versión de la interfaz Sense que HTC lanzó junto al One. Tocará ver si el resto de competidores copiarán la idea o si, de lo contrario, decidirán desarrollar otro tipo de sistemas muy distintos a este.

HTC BoomSound y HTC Sense Voice

parte delantera interior del teléfono

Turno ahora para la parte multimedia y es que desde la compañía taiwanesa no les gusta olvidarse de estos detalles. En concreto, han mejorado una parte del sonido que muchos tenían olvidada, los altavoces. Y hablo en plural puesto que hay dos para crear un efecto estéreo muy interesante que, junto al amplificador dedicado que incluye, nos aseguran una calidad inigualable. Además, estos están situados encima y debajo de la pantalla, por lo que ya no deberemos volver a preocuparnos por si estamos tapándolos.

En temas como este es complicado poder apreciar unas diferencias notables si nos encontramos rodeados por casi 60.000 personas y el consecuente ruido, pero haciendo la simple prueba de coger un teléfono distinto y hacerlos sonar a la vez, los altavoces del HTC One tapaban completamente al del otro. Eso sí, con lo poco que se podía apreciar, quizás continúo echando en falta un poco de profundidad en los bajos, pero también tenemos que decir que el amplificador evita que los sonidos se saturen.

Finalmente, la segunda de las características que tienen que ver con el sonido es la de HTC Sense Voice, un sistema integrado por dos micrófonos que trabajarán conjuntamente para ofrecernos la mejor calidad y volumen para nuestras llamadas cuando estemos en un lugar muy ruidoso.

HTC Sense TV

lateral superior del HTC One

Y si eres de los que nunca encuentra el mando, HTC también ha pensado en ti. Gracias a su sensor infrarrojo, seremos capaces de enviar señales a la televisión y así usar el móvil como si de un control remoto se tratase. Además, HTC SenseTV nos brindará toda la información de la parrilla televisiva, por lo que podremos saber siempre cuando empieza nuestro programa favorito.

Cabe decir que ambas tecnologías ya se habían implementado en los últimos modelos de la gama Galaxy de Samsung, pero parece ser que no ha terminado de llegarnos, por lo que HTC se ha puesto manos a la obra para así intentar terminar con el espacio que existe entre fabricante y usuario final, que es quien termina por disfrutarlo al final .

Diseño

lateral izquierdo del HTC One

Turno ahora para el aspecto general del teléfono que a simple vista luce fantástico gracias a su magnífico cuerpo unibody completamente metálico y que desprende calidad por todos los lados. De hecho, viniendo de HTC es casi obligado que el terminal en cuestión luzca fantásticamente y es que la compañía tiene un gusto, en general, muy bueno.

En la parte superior podremos ver la pantalla de 4,7 pulgadas, un tamaño grande pero que bajo mi punto de vista no es excesivo, la cámara frontal, los dos altavoces (colocados uno encima y el otro debajo de la pantalla) y dos botones en lugar de tres, ya que el de multitarea se integra dentro del de home.

La parte de atrás es quizás la parte del teléfono que más realza su calidad y es que el cuerpo de aluminio le da una rigidez y unos acabados perfectos. También encontraremos la cámara principal acompañada por su correspondiente led flash y el logotipo que certifica que el sistema Beats Audio está presente para darnos la mejor de las calidades de audio (y si no te sirve un simple logotipo, también te lo certifico yo).

parte trasera del HTC One

Por su parte, en los laterales encontraremos, los ya habituales botones de volumen (en un acabado metálico fantástico) a la derecha, en la parte superior el conector Jack 3,5 mm y el botón de encendido (que es a su vez el sensor de infrarrojos), la entrada de la tarjeta micro-SIM a la izquierda y el conector USB en la parte inferior.

Como nos tiene acostumbrados HTC con su gama One, este terminal estará presente en color blanco y en negro, aunque ya veremos si más adelante se sacan nuevas versiones. En cualquier caso, un diseño muy robusto a la vez que elegante que hará las delicias de todo aquél que decida quedarse con él. Cabe destacar además su cambio de las formas redondeadas a una línea más parecida a la del iPhone o a la de sus terminales Windows Phone, siendo esta mucho más cuadrada. Y todo ello en un grosor que no supera los 9,3 mm, una auténtica maravilla.

Especificaciones

  • Android 4.1.2 Jelly Bean
  • Pantalla Super LCD 3 de 4,7 pulgadas con resolución 1080p
  • Densidad de píxeles de 468 ppp
  • Cristal Corning Gorilla Glass 2
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 600 con cuatro núcleos (Krait) a 1,7 GHz
  • Memoria RAM de 2 GB
  • GPU Adreno 320
  • 32/64 GB de almacenamiento interno
  • Cámara trasera de 4 megapíxeles con sensor BSI
  • Cámara frontal de 2,1 megapíxeles
  • Sensor IR para controlar TV o equipos multimedia
  • Wi-Fi (a/ac/b/g/n)
  • Bluetooth 4.0
  • NFC
  • LTE
  • GPS + GLONASS
  • Batería de 2.300 mAh
  • Dimensiones: 137.4 x 68.2 x 9.3 mm
  • Peso: 143 gramos

parte delantera superior del HTC One

Dejando de lado el tema software, que siempre es un poco crítico, podemos ver que partirá con la versión 4.1.2 Jelly Bean. Por su parte, como comentábamos, el HTC One dispone de una pantalla de 4,7 pulgadas con una resolución de 1080p, haciendo que la densidad de píxeles se quede en unos impresionantes 468 ppp. Pero no solo tiene la pantalla de espectacular, ya que debajo de ella se esconderá un veloz procesador Qualcomm Snapdragon 600 de cuatro núcleos a 1,7 GHz junto con 2 GB de RAM, dos elementos con tanta velocidad que parece que el teléfono tenga que apretar a correr en cualquier momento.

Destacar también que incluye el sensor infrarrojo para controlar la televisión, capacidad para conectarse a satélites GPS o GLONASS indistintamente, NFC y LTE. Y si lo que nos hace sufrir es el tema batería, pues decir que cuenta con unos suficientes 2.300 mAh que deberían asegurarnos que aguante durante todo un día sin tener que andar buscando un enchufe como un poseso.

Pero si hay un elemento realmente revolucionario, este es la cámara y por ello le vamos a dedicar un artículo a parte. Se trata de un sistema muy diferente al que acostumbramos a encontrar en los terminales actuales, ya que usa ultrapíxeles. Gracias a ello podremos conseguir imágenes mucho mejores en condiciones de poca iluminación, evitando la cantidad de ruido habitual. Además, la cámara viene acompañada con el software HTC Zoe, que nos permitirá conseguir resultados impresionantes.

Os dejamos con el videoreview que le han hecho Carlos y Jaume para que podáis ver en directo de lo que es capaz el “pequeño”:

Temas relacionados: Análisis de móviles, HTC

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR