Close Button

Como sabéis, la compañía estadounidense de semiconductores es una de las líderes en el sector móvil en cuanto a fabricación de chipset se refiere. Desde los inicios del sistema operativo Android como tal, Qualcomm siempre ha estado presente en su historia, empezando, sin ir más lejos, por darle vida al primer smartphone con Android en ponerse a la venta, el HTC Dream, que montaba un MSM7201A, con un procesador principal mononúcleo ARM11 a 528 MHz, apoyado en una lejana GPU Adreno 130.

Compañía de semiconductores Qualcomm

A partir de aquí, el éxito de la empresa sería mayor con la llegada de la familia Snapdragon, una nueva gama de Soc a la que HTC seguiría siendo fiel, al montarlos en la gran mayoría de sus dispositivos, aunque también otras compañías como Samsung o Sony también harían uso de estos nuevos sistemas. Así, después de 4 generaciones de Qualcomm Snapdragon llegamos a una nueva línea, los Snapdragon 600 y 800, cuya presentación se llevó a cabo en el pasado CES 2013 de Las Vegas, y que sin duda dejaron con la boca abierta a más de uno.

Después de este breve repaso a la historia de la particular alianza entre Android y Qualcomm, aunque también presta sus productos a dispositivos con otros sistemas operativos, como los Windows Phone de Nokia, por ejemplo, las cifras que hoy en día manejan en cuanto a resultados financieros comienzan a cobrar sentido. Y es que la compañía ha mostrado en el primer trimestre fiscal de 2013, periodo comprendido en Estados Unidos entre el 1 de octubre de 2012 y el 30 de diciembre de 2012, unos ingresos de 6.000 millones de dólares, que se escribe pronto, lo que se traduce en unos espectaculares 1.910 millones de dólares de ganancia, algo que muy pocas compañías de este tipo pueden decir.

Como veis, el buen trabajo finalmente siempre acaba siendo recompensado, y así lo ha demostrado Qualcomm. La firma ha logrado vender 182 millones de SoC en dicho trimestre, lo que significa un 17% más que en el mismo periodod del anterior año fiscal. Además, durante este año 2013 ya podremos ver en acción a sus nuevos Snapdragon 600 y 800, que sin duda serán un rival muy duro para la competencia, entre los que se encuentran por ejemplo NVIDIA con su Tegra 4 o Samsung con su Exynos 5 Octa, para el que por cierto, Qualcomm ya ha tenido unas palabras.

Qualcomm | Comunicado oficial de resultados

Temas relacionados: Procesadores móviles, Samsung

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR