Close Button

Como pudimos ver ayer a última hora de la noche en directo por Andro4all, ya tenemos entre nosotros al nuevo Samsung Galaxy S 4, el nuevo buque insignia de la marca coreana. A día de hoy Samsung tiene copado el mercado Android, siendo el fabricante con más ventas, pero no por ello va a estar solo en la gama más alta y terminales como el Google Nexus 4, el Sony Xperia Z o el HTC One van a ser una dura competencia para él. En este artículo vamos a compararlo con el terminal tope de gama de HTC, que se presentó hace apenas un mes y que también cuenta con unas características impresionantes.

Imagen destacada comparativa entre Samsung Galaxy S4 y HTC One

Diseño, dimensiones y peso

Empezamos con lo que bajo mi punto de vista es lo peor del terminal, el diseño. Me gustaría destacar, como ya se comentó días atrás, el inmovilismo de Samsung a la hora de elegir el material con el que construye los terminales tope de gama, ya que otra vez más el Samsung Galaxy S 4 va a estar construido sobre un cuerpo de materiales plásticos. Además, también es destacable el hecho de que este nuevo terminal tenga una apariencia casi exacta a la de su hermano Samsung Galaxy S III.

En el otro lado tenemos el cuidado diseño al que la compañía HTC nos tiene acostumbrados y que todos los analistas han ido remarcando desde su presentación. Además de esto, el HTC One está construido sobre una base de aluminio unibody que le aporta una sensación de rigidez y que sienta perfectamente en las manos del usuario.

Por la parte positiva cabe destacar el gran tamaño del terminal, que al contar con 5 pulgadas de pantalla debería ser más grande que el HTC One (4,7 pulgadas), pero que al final acaba teniendo más o menos las mismas dimensiones pero reduciendo en casi 1,5 mm el grosor, que se queda en 7,9 mm. En concreto, el Samsung Galaxy S 4 se queda en 136.6 x 69.8 x 7.9 mm y el HTC One en 137.4 x 68.2 x 9.3 mm. Está claro que esto, junto a su ligereza (se queda en los 130 gramos) son dos factores clave para que el usuario se sienta cómodo con el terminal en la mano.

Pantalla

Imagen del HTC One al lado del Samsung Galaxy S 4

Hace poco cosa de dos años todo el mundo estaba de acuerdo con que 4,3 pulgadas era el tamaño perfecto para la pantalla de un terminal y la mayoría de terminales tope de gama cumplían con esta especificación. Entonces Samsung quiso dar una vuelta al mercado y presentó el Samsung Galaxy Note con una pantalla de 5,3 pulgadas y consiguió unas buenas ventas.

A raíz de este cambio, el año pasado ya se presentaron terminales como el HTC One X o el propio Samsung Galaxy S III que contaban con un aumento de hasta 4,7 pulgadas en el tamaño de la pantalla, pero no contento con esto se empezó a hablar sobre posibles nuevos teléfonos con 5 pulgadas como estándar básico.

Y finalmente esta predicción se ha cumplido y el Samsung Galaxy S 4 (entre otros presentados anteriormente) ya contará con estas 5 pulgadas de pantalla frente a las 4,7 en las que se queda el HTC One. La diferencia, si bien no es muy grande, es notoria y ese pequeño incremento en las mismas dimensiones facilitará la visualización de contenido multimedia por parte del usuario final. Por otro lado, cabe destacar que la resolución de ambos se quedará en 1080 x 1920 o lo que es lo mismo, Full HD. Esta igualdad hace que mientras que el Samsung Galaxy S 4 tiene una densidad de pantalla de 441 ppp el HTC One suba hasta 469 (un factor realmente inapreciable para ser sinceros).

Hardware

Características

Aún me acuerdo cuando ya hace unos años empezamos a leer noticias sobre la aparición de los procesadores de doble núcleo para los ordenadores y la situación que se está viviendo actualmente dentro del mundo de la telefonía móvil es como una continuación de aquello. El nuevo Samsung Galaxy S 4 viene con una primicia y es que es el primer teléfono que contará con un procesador de 8 núcleos (que a la hora de la verdad solo funcionarán 4 núcleos a la vez) a 1,6 GHz. Sin duda este aspecto le da una clara ventaja respecto a los 4 núcleos a 1,7 GHZ que monta el Snapdragon 600 del HTC One en cuanto a potencia.

Pero yo me hago una pregunta… ¿realmente es necesaria tanta potencia en un teléfono? Bajo mi punto de vista, y no lo digo para defender al HTC One sino de cara a otros como el Sony Xperia T o el HTC One S (ambos de 2 núcleos), veo innecesario tanto avance en la potencia ya que el tamaño reducido de estos dispositivos imposibilita que se pueda aprovechar con cualquier programa que tengamos actualmente. Caso a parte encontraríamos las tabletas, ya que con 10 pulgadas ya se puede hacer mucho más pero, ¿con 5? Creo que se están equivocando en el objetivo y tendrían de centrarse más en encontrar una solución para que la batería dure más. Lo dejo como un apunte simplemente.

Resultados Antutu del HTC One y el Samsung Galaxy S 4

Por otro lado, otro aspecto muy importante es la memoria RAM y que podremos encontrar con memorias de 2 Gb en ambos teléfonos. Destacable quizás el hecho de que el Samsung Galaxy S 4 monte una memoria con tecnología LPDDR 3, mientras que el HTC One LPDDR 2, cosa que puede dar un poco de ventaja en cuanto a velocidad al primero. A diferencia del punto anterior, el efecto de la RAM es mayor ya que nos permitirá tener una multitarea mucho más efectiva (en detrimento de la batería, como siempre).

Un apunte de última hora es que parece que a España llegará la versión LTE del Samsung Galaxy S 4, que contará con un único procesador de 4 núcleos a 1,9 GHz, por lo que se igualan las cosas si lo comparamos con el procesador del HTC. Destacar también que en la versión de 8 núcleos en ningún caso podríamos hacer funcionar todos a la vez, si no que tendríamos 4 como máximo en funcionamiento y estaría encarado a obtener unos mejores consumos gracias a las diferentes tecnologías que tienen de estos núcleos.

Capacidad de almacenamiento

En este sentido hay poco de lo que hablar pero sí que voy a destacar una cosa ya que el Samsung Galaxy S 4, independientemente de la versión que escojamos, contará con la posibilidad de aumentar la memoria mediante una tarjeta SD, cosa que el HTC One no. En concreto del Samsung tendremos versiones de 16, 32 y 64 Gb, mientras que del HTC One únicamente de 32 y 64 Gb. Sin duda más que suficiente en ambos casos para poder llevar un buen montón de contenido y aplicaciones.

Conectividad

Al comparar dos teléfonos de gama alta las diferencias son inexistentes ya que ambos cuentan con lo mejor de lo mejor. En ellos podremos encontrar las versiones 3G o 4G y tecnologías como el NFC, Bluetooth 4.0, MHL o GPS. Destacar que de esta última ambos terminales tienen posibilidad de conectarse con los satélites rusos Glonass, cosa que les permitirá tener un mayor grado de precisión y velocidad a la hora de situar nuestra posición.

Cámaras principal y trasera

Comparativa de las cámaras HTC One y Samsung Galaxy S 4

Poco a poco las cámaras de los dispositivos móviles van mejorando para ofrecer a sus usuarios una experiencia mucho mejor, dejando casi ya aparcadas las cámaras compactas de toda la vida. En el caso del Samsung Galaxy S 4, los coreanos se han quedado con la misma óptica de 13 megapíxeles que monta el Sony Xperia Z, que además cuenta con flash y una función de tomar las fotos sin retardo. Sin duda su principal punto fuerte es la función Dual Camera con la que podremos realizar capturas con las dos cámaras al mismo tiempo.

Por su parte, el HTC One sí que ha dado mucho que hablar ya que monta una cámara de 4 ultrapíxeles. Esta nueva tecnología, da la cual ya hablé hace unos días, permite al usuario tomar fotos con mucha más luz y obteniendo un tamaño de imagen parecido al del Samsung Galaxy S 4.

Tabla comparativa

HTC OneSamsung Galaxy S 4
Dimensiones (en mm)137.4 x 68.2 x 9.3136.6 x 69.8 x 7.9
Peso (en gramos)143130
Sistema OperativoAndroid 4.1.2Android 4.2.2
Pantalla (en pulgadas)4,75
Resolución (en píxeles)1080 x 19201080 x 1920
Densidad Pant. (en ppp)469441
Procesador4 núcleos a 1,7 GHz8 núcleos a 1,6 GHz / 4 núcleos a 1,9 GHz
Memoria RAM (en GB)2 LPDDR22 LPDDR3
Almacenamiento (en GB)32 / 6416 / 32/ 64 ampliables mediante microSD
Conectividad destacableNFC, 4G, MHL 2.0, Bluetooth 4.0NFC, 4G, MHL 2.0, Bluetooth 4.0
Batería (en mAh)23002600 / carga inalámbrica
Cámara principal4 ultrapíxeles13 megapíxeles

Conclusión

Si el año pasado Samsung consiguió desbancar completamente a la gama One como los mejores terminales de Android voy a ser justo y diré que este año le va a costar más. Como vemos, ambos terminales son muy parecidos y ese aumento en el procesador veremos en qué se traduce en el día a día ya que tengo serias dudas de que pueda hacer frente a un Snapdragon 600 y superarlo. Además, bajo mi punto de vista el HTC One tiene un diseño que le da mucha ventaja en este sentido por lo que deja una lucha muy igualada.

Aspecto a parte es el tema de software, lugar dónde a día de hoy Samsung es el rey y lo sigue demostrando con tecnologías como Smart Pause, Smart Scroll o Group Play. De este aspecto, que se merece un artículo completo, ya os hablaremos próximamente y podréis descubrir todas estas novedades detalladas perfectamente.

Bajo mi punto de vista, a día de hoy hay tres terminales que pueden ser propuestas muy interesantes si estamos buscando un terminal tope de gama: Samsung Galaxy S 4, HTC One y Sony Xperia Z. Un escalón más abajo, pero, no debemos olvidarnos del Google Nexus 4, que gracias a su magnífico precio y una potencia muy buena, también puede interesar a más de uno.

Temas relacionados: Samsung Galaxy

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR