El HTC One no estará entre nosotros hasta el mes de abril, como mínimo

Última actualización el 04/07/2014 a las 16:54

Como suele afirmar el refranero español, a perro flaco todo se le vuelven pulgas. Y ese mismo dicho se le puede aplicar a la firma taiwanesa HTC.

Con un recién terminado año 2012 que eufemísticamente podríamos decir que no ha sido bueno, tenían grandes esperanzas en remontar el vuelo en este año que ahora da inicio con el HTC One como bandera.

Precios y fechas del HCT One

Pero las cosas parecen que no van sobre ruedas. Un gran teléfono, pero eso, solo uno, no parecía bastante para hacer frente a la competencia.

El HTC One es un terminal que ha gozado de buenas críticas, aunque desde mi punto de vista no me ha convencido del todo. Con solo el HTC One la firma taiwanesa pretende hacer frente al Sony Xperia Z o al LG Optimus G que juegan en su misma liga.

Sin embargo un nuevo revés llama a las puertas del que fuese fabricante del primer Nexus y el lanzamiento del HTC One se ha retrasado a última hora.

Salvo en el caso de O2 en Alemania, que cumplirá con las fechas previstas, todos los lanzamientos serán demorados hasta bien entrado el mes de abril y por ahora no hay noticias de que esto sea algo factible al 100%.

No se sabe a que es debido este retraso en la fecha de salida prevista aunque seguramente los fallos durante la producción o el suministro serán la raíz de estos problemas.

Parece que las cosas no podían irles peor, pero debemos recordar que cerca, muy cerca planea la sombra del Samsung Galaxy IV que será presentado mañana y que presumiblemente pondrá fecha de salida en abril, por lo que si HTC confiaba en robarle ventas con una salida previa a los mercados, el salir a la par, o aún peor, después, sería lo último que les faltaba.

Los que llevamos en Android desde sus inicios esperamos que no, que HTC remonte el vuelo, pues se trata de uno de los fabricantes que más mimo y esmero pone en el diseño de sus terminales, con buenos acabados y materiales, pero el camino para lograrlo parece que será harto complicado.