Close Button
Compartir

Llevo unos días en los que estoy haciendo uso de una flamante Samsung Galaxy Camera. La probé en el Mobile World Congress de Barcelona y las sensaciones no pudieron ser mejores en casi todos los aspectos. Ahora, tras siete días en los que la he usado intensivamente para corroborar el buen sabor de boca que me dejó, llega la hora de plasmarlo por escrito para detallar las cualidades y los aspectos que aún necesita pulir.

Aspecto físico

Si hablamos de la apariencia no hay nada que reprochar. El modelo por el que yo me he decantado es el modelo en color blanco, con cuerpo metálico. Un color blanco solo interrumpido por la pantalla con el marco que la rodea en color negro y el objetivo, cuyos componentes también son del mismo color. La sensación al tacto es muy buena, aunque al girar la pantalla en vertical para realizar determinadas funciones de tipo móvil pone de manifiesto que este no es su objetivo principal. Me ha sorprendido el peso desde el primer día que la cogí, pues aunque 300 gramos no son una cantidad exagerada, si aparenta menos de lo que al final resulta ser. Eso sí, no llega ni mucho menos a resultar incomoda de transportar.

Disponiblidad

La Samsung Galaxy Camera lleva ya algunos meses disponible en el mercado. Su rango de precios puede variar de forma más que notable con diferencias de hasta 130 euros por el mismo producto. En Amazon podemos llegar a encontrarla por 369 euros mientras que en grandes almacenes como El Corte Inglés o FNAC su precio se sitúa en 499 euros.

Especificaciones técnicas

Samsung sigue fiel a su política de usar un hardware, similar en distintos terminales, y esta no iba a ser una excepción. Veamos cuales son sus especificaciones:


EspecificacionesSamsung Galaxy Camera GC110
ProcesadorExynos 4412 Quad-core a 1.4 GHz Cortex-A9
Memoria RAMMemoria RAM 1 GB
GráficaGPU Mali 400MP
CámaraCámara de 16,3 megapíxeles con grabación de video Full HD a 30fps. Zoom óptico 21x
PantallaPantalla de 4,8 pulgadas
ResoluciónResolución de 720×1280 píxeles y 306 PPP
Almacenamiento4 GB de espacio interno y ranura para tarjetas de memoria de hasta 64 GB
Dimensiones128,7×70,8×19,1 milímetros
Peso300 gramos
BateríaBatería de 1.650 mAh
ConectividadA-GPS Glonass, conectividad HSPA+
Sistema operativoAndroid Jelly Bean 4.1.2

Sistema operativo

Android Jelly Bean 4.1.2

Hace uso, como no, de Android Jelly Bean, pero en su versión 4.1.1. Habría sido un detalle que a estas alturas hubiese incorporado la última versión de Android, si bien al ponerla en marcha y conectarme a la red ya estaba disponible la versión de Android Jelly Bean 4.1.2 que es la que usa.

Además y como es lógico, hace uso de la capa de personalización TouchWiz, propia de Samsung, y que levanta tantas alabanzas como críticas.

La sensación de fluidez es buena, pero no excelente como si ocurre con terminales como el Samsung Galaxy Note II. He podido apreciar un pequeño lag sobre todo a la hora de acceder a la galería, no se si debido al uso de la tarjeta Micro-SD o al usar solo 1 GB de RAM. En el caso de la tarjeta Micro-SD, se trata de una Samsung de 32 GB clase 10, por lo que dudo que sea la responsable. Me inclino más por ese GB de RAM que echo en falta y que si poseen algunos terminales.

Por otro lado, aunque usa Android Jelly Bean 4.1.2 vamos a encontrar aplicaciones que no son compatibles. Unas más lógicas como Whatsapp, no permiten ser instaladas (Line sí puede serlo) y otras ausencias no tan explicables como es el caso de la aplicación oficial de Fickr.

Pantalla

Es sin duda alguna una de las señas de identidad de la cámara, pues tirar fotos con un visor en forma de pantalla de casi 5 pulgadas se convierte en una experiencia que no deja de llamar la atención. En la pantalla con una resolución de 306 PPI podemos realizar todas las funciones propias de la cámara, así como editar nuestras imágenes, compartirlas en redes sociales y todo al alcance de la mano, siendo el botón de encendido, el disparador y la palanca del zoom son los únicos mandos físicos disponibles

Se puede afirmar sin lugar a dudas que se trata de la pantalla más espectacular que podemos encontrar ahora mismo en el mercado de las cámaras fotográficas.

Cámara

Especificaciones de la cámara

La razón de ser de este artículo y la que más satisfacciones me ha producido. La calidad que ofrece es muy buena. En las primeras tomas dudaba si en el momento de pasarlas a la pantalla del ordenador de 27 pulgadas estas perderían calidad, como si ocurre otras veces con las fotos obtenidas con terminales móviles o algunas compactas. En este caso se mantiene la calidad, destacando la nitidez y viveza de los colores.

Entre los modos que la cámara ofrece encontramos tres claramente diferenciados:

– Manual o modo experto.– Modos predefinidos.– Automático.

Modo Experto

Es el que más juego ofrece, pues al activarlo la pantalla se convierte en una gran rueda de control por medio de la cual ajustar sobre la pantalla la sensibilidad, la velocidad de obturación o el diafragma. Aquí hay que señalar dos aspectos; en el sentido negativo, la interfaz gráfica ocupa casi dos terceras partes de la pantalla, lo que dificulta demasiado la previsualización de la escena, algo que, y aquí viene la parte buena, desde Samsung han intentado mitigar haciendo esta interfaz semitransparente.

Se trata de una interfaz muy llamativa, aunque a veces podemos tacharla de poco práctica a la hora de establecer algunos parámetros, echando siempre de menos la posibilidad de tener en mis manos el objetivo físico de una buena cámara réflex.

Modos predefinidos, por que la calidad no va reñida con la cantidad

Aunque el modo experto puede llamar mucho la atención, nada es comparable a la cantidad y calidad de tipos y filtros que podemos encontrar en los modos predefinidos y que la cámara trae de serie. Además podemos añadir muchos más filtros con solo acceder a Google Play, lo cual supone un valor añadido.

Modo macro, brillante, para paisajes, disparo continuo, cascada, silueta… así hasta alcanzar un total de 19 modos de disparo que harán que tengamos disponibles casi todas las opciones necesarias.

Modo automático

El modo automático funciona perfectamente y permite olvidarse de todos los ajustes manuales, preocupándose solo de accionar el botón e disparo. Incluso, si no deseamos usar el disparo, ya sea con el botón físico o la pantalla, la cámara reconoce algunos comandos para efectuar el disparo por voz, como por ejemplo patata o sonrisa.

Filtros

En lo referente a los filtros encontramos hasta una docena de opciones que se pueden aplicar en el momento de efectuar la instantánea. Si los aplicamos después a estos ya disponibles podemos añadir el de las aplicaciones disponibles en Google Play como por ejemplo Snapseed o Photoshop.

Objetivo y zoom óptico

Zoom óptico

El objetivo ofrece unas focales equivalentes a 23-384 milímetros y una luminosidad de f2.8-5.9. La luminosidad que ofrece es más que aceptable, con un interesante angular y un increíble zoom óptico de 21x que ofrece una calidad que hasta ahora no había visto en una cámara compacta.

El sensor que monta la Samsung Galaxy Cameras, un CMOS retroiluminado de 16 megapíxeles y con un tamaño de 1/2,33 de pulgada, se muestra más que correcto aunque quizás algo por detrás de algunas de las compactas más avanzadas.

Estas son algunas fotos de ejemplo de lo que puede dar de si la primera cámara con Android. Son fotos hechas sin tripode o apoyo de ningún tipo.

Exterior poca luz

Exterior poca luzMacro interiorExteriorZoomFiltrosMacroInteriorZoom

Grabación de vídeo

Si hablamos de grabar vídeo, la Samsung Galaxy Camera permite realizar tomas en calidad Full HD de 1920×1080 a 30 fps por segundo permitiendo el uso del zoom estabilizador y aplicar filtros. Lá grabación a cámara lenta, a 120 fps y con un tamaño de 768×512 no deja de ser algo anecdótico.

Conectividad

La Samsung Galaxy Camera se distingue además de por todo lo dicho hasta ahora, por sus especificaciones en cuanto a conectividad se refiere. Solo le falta el NFC para tener un móvil en nuestras manos, y es que al habitual Wi-Fi, A-GPS y Glonass suma All Share para compartir el contenido con los dispositivos compatibles y sobre todo conectividad 3G. Gracias a la ranura para tarjetas Micro-SIM podemos hacer uso de los datos para estar permanentemente conectados, y no solo para subir contenido, sino para usar las redes sociales o incluso hablar por Skype o Line.

Análisis en vídeo

Os dejo con el análisis en vídeo que le realizamos a este innovador gadget.

Conclusiones

Estamos ante un producto innovador, sobre todo por el concepto en sí que plantea, siendo el primer ejemplo de como Android puede entrar a formar parte de otros muchos dispositivos, no solo teléfonos inteligentes o tabletas. Aunque con algunos aspectos mejorables como el sensor o la disminución del peso, el conjunto pasa a ser algo realmente interesante si logramos encontrarla a un precio más bajo que el que encontramos en la mayoría de los comercios.

Galaxy

GalaxyTarjetasObjetivoModosModos predefinidosModo expertoLogoLogoPerspectivaParte superiorRanura bateríaZoomEncendidoFlashDisparadorLateralPlenaDetalleProbamos la Samsung Galaxy CameraAndroid Jelly Bean 4.1.2Especificaciones de la cámaraZoom óptico

Temas relacionados: Fotografía y edición en Android, Samsung Galaxy

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!