Llegan los SmartWatch ¿Una moda pasajera o gadget de futuro?

Última actualización el 08/04/2014 a las 13:01

Ayer nuestro compañero Sergio nos deleitaba con un gran artículo en el que defendía la postura a favor de los SmartWatch. Estos relojes inteligentes, curioso nombre el que reciben, son el objeto de deseo que todas las grandes marcas de electrónica de consumo quieren incorporar a su catálogo.

SmartWatch ¿Moda pasajera?

Samsung, Sony, LG y como no, la gran impulsora, Apple, se han apuntado al carro en el que ya había propuestas tan interesantes como el Pebble o I’Watch. Ahora la duda viene cuando el usuario se plantea la usabilidad de un dispositivo así y la vida útil que puede tener.

Usabilidad

En su momento probé la primera generación de los relojes inteligentes de Sony y la experiencia no pasó de ser poco satisfactoria. Ahora han mejorado de forma ostensible pero ¿que ofrecen?. Los modelos que están por venir prometen conectividad plena y continua con nuestros dispositivos mediante Bluetooth, algo que minaría la ya debilitada batería de la que hacen gala la mayor parte de los terminales con Android.

El poder acceder a Twitter, Facebook, nuestros mensajes o música es algo que en principio se antoja atractivo. Tenerlo todo en la palma de la mano… menudo lujo. Pero hablamos de pantallas diminutas, del tamaño de un reloj convencional. Imaginemos que por muchos píxeles por pulgada y mucha definición que den, en ese tamaño de pantalla poca utilidad vamos a encontrar, ya sea para ver texto o fotos. Porque para ser prácticos, ¿quien puede ver una hoja de Excel en una diminuta pantalla? ¿O quien quiere controlar los canales de la televisión con el reloj? No hablo ya de ver una película, sino de ver algo tan simple con un correo electrónico, algo de muy difícil lectura en tan reducidas dimensiones.

Vida útil

Y si en este caso hablamos de usabilidad, pensemos ahora en la vida útil. ¿Alguien se acuerda de los terminales que salieron cuando soplaba le viento de las tres dimensiones? Solo unos pocos contados con los dedos de una mano, que hoy duermen el sueño de los olvidados. Olvidados por su dueños y por las empresas que los crearon.

Si ya de por si, un terminal digamos, normal, no goza de una vida que exceda de los dos años con soporte oficial, que podemos esperar de un gadget cuyas actualizaciones serán aún más complicadas y que tendrá un carácter minoritario. Las aplicaciones y el soporte son fundamentales para asegurar un futuro estable a un dispositivo y si ambas no caminan de la mano las posibilidades de éxito disminuyen exponencialmente.

Todo está basado en las aplicaciones dedicadas que salgan al mercado destinadas para aprovechar al máximo las ventajas que estos dispositivos ofrecen y nos nos engañemos. Solo el fabricante de turno sacará al mercado utilidades específicas para su dispositivo con la intención de que se revalorice frente a la competencia. En el caso de ausencia o escasez de aplicaciones pensadas y creadas exclusivamente para nuestro SmartWatch, este dejará de tener gran parte del sentido con el que fue creado y volverá al limbo.

Conclusión

¿Estaremos ante una moda pasajera? El tiempo da y quita razones, aunque apuesto a que sí, al menos viendo el cariz que están tomando los distintos productos lanzados por los fabricantes. Ojalá me equivoque pero creo que de aquí a poco tiempo estaremos ante otro caso similar al de los otrora populares notebook.

Se trata de una opinión personal, que al igual que ha manifestado con anterioridad mi compañero Sergio, tendrá sus detractores y defensores. ¿Cual es tu opinión al respecto? ¿_Crees en que el futuro lo llevaremos atado en nuestra muñeca?

VER COMENTARIOS

Recomendado