Close Button

El MWC 2013 ha echado el cierre hace unos días y en frío llega el momento de hacer valoraciones. Todos y cada uno de los editores de Difoosion que hemos acudido al evento tenemos unas impresiones más o menos claras de todo lo que nos ha ofrecido. Llegamos con unas expectativas determinadas y aunque en algunos casos se han visto cumplidas de forma más que sobrada, en otros casos la realidad de algunos fabricantes ha convertido nuestros deseos iniciales en sueños.

Andro4all en el MWC 2013

Un aspecto además en el que muchos coincidimos, es que las presentaciones fuera del marco del Mobile World Congress de terminales como el HTC One, Sony Xperia Z o en unos días el Samsung Galaxy S IV, nos hace ver como este evento va a perder poco a poco difusión mediática, aunque no funcionalidad, ya que hay multitud de pequeñas empresas que dependen de ella para conocer de primera mano a sus clientes y aumentar su volumen de negocios. Desde mi punto de vista, esto es lo que ha ofrecido esta edición de la feria barcelonesa.

La decepción

Precios y fechas del HCT One

Este año hemos encontrado la ausencia notable del stand de Google, muy significativa, pero como era algo ya sabido, no podría catalogar este hecho de decepción. Para referirme con semejante calificativo pienso dejar el dudoso honor a un terminal y un fabricante en los que tenía depositadas grandes esperanzas. Hablo de HTC y de su teléfono estrella para este año, el HTC One. Por un lado un stand centrado solo en este terminal, dejando de lado otros productos como su gama de Windows Phone, falto de claridad, difuso, no contribuía a llamar la atención. Todo se centraba en una gran cantidad de terminales HTC One que probar y unos gimnastas en doble barra realizando ejercicios.

Si hablamos del terminal en sí, aunque tiene un diseño exquisito, goza de deficiencias importantes, como es el botón de encendido situado en una zona muy incomoda, la ausencia del botón de multitarea o una capa de personalización Sense cada vez más decepcionante e innecesaria viendo como evoluciona Android nativo. Si a todo esto y al hecho de jugar las cartas a un único terminal, unimos el típico precio de gama alta, difícil lo tendrá HTC para remontar el vuelo.

De igual manera Motorola es una marca que también ha dado señas que no pasa por un buen momento, no al menos hasta que pueda resurgir de manos de Google. En el MWC solo ha mostrado dos terminales, el Motorola Razr-i y el Motorola Razr HD, los cuales llevan a la venta desde hace meses.

La sorpresa

Oppo Find 5 en el MWC

Iba con curiosidad por probar el Oppo Find 5. Aunque Oppo como tal no tenía ubicación en la feria, en el stand de Qualcomm pudimos probar uno de ellos y las impresiones de todo el equipo no pudieron ser mejores. Potencia, diseño, calidad, terminación… solo falta saber si llegará a España de forma oficial fuera de compras conjuntas y el soporte que podemos encontrar de una marca casi desconocida.

Me ha llamado la atención de igual manera la presencia de marcas chinas, que sin ser excesivamente bien valoradas muchas veces, se han esforzado en presentar terminales de calidad. Así Huawei presentó su increíble Huawei Ascend Mate y ZTE apostó muy fuerte por el ZTE Grand Memo. Terminales grandes, que aunque muy buenos, aún andan un escalón por debajo de los grandes fabricantes. Pero si lo hacen bien, tiempo al tiempo.

La estrella

Sony-Xperia-Tablet-Z

A falta de la presencia de la marca de la manzana mordida, de Google o del buque insignia de la marca coreana que todos tenemos en mente, si tuviera que quedarme con algo que a mi parecer ha destacado sobre el resto, tendría que hacer referencia a dos productos.

Por un lado Sony, con su teléfono Sony Xperia Z y la tableta Xperia Z. Poco más que decir de lo que ya podéis ver en las reviews hechas a pie de stand. Productos potentes, elegantes, bien terminados con un diseño que no pasa desapercibido y como no, siendo Sony, caros, sobre todo el teléfono, aunque siempre en la línea de lo que marcan otros fabricantes. Cuanto daño ha hecho el Google Nexus 4.

Por otra parte LG, que ha presentado todo un batallón de terminales y productos con los que tratar de lavar la penosa imagen que ha logrado hasta la fecha con su política de actualizaciones. Terminales sobrios en diseño, potentes pero entre los que destaco el LG Optimus G y el LG Optimus G Pro. Dos auténticas bestias pardas, de las cuales solo el primero llegará a España.

Además el MWC nos ha dejado otros productos como impresoras con NFC, curiosas propuestas como el YotaPhone, relojes compatibles, sistemas en vehículos, juegos, aplicaciones para mejorar nuestro día a día, han podido probarse en la feria, pero si este MWC se recordará, será por la potenciación del NFC, una tecnología aún en mantillas (por su escasa implementación) pero que promete muchas posibilidades.

Mención aparte, aunque no tiene cabida aquí, destacar la gran labor hecha por Nokia con su pabellón, el más elegante, donde Windows Phone se posición como un sistema muy a tener en cuenta. Antes de terminar, muchos pensaréis donde me he dejado a Samsung y es que salvo el Samsung Galaxy Note 8, no hay nada digno de mención, a la espera de la tormenta que se avecina.

Y no quiero despedirme sin agradecer la labor de todos y cada uno de los compañeros, o mejor dicho amigos, que han hecho que este trabajo, arduo, intenso y agotador que ha supuesto este evento de cinco días, pase a quedar grabado en mi memoria como una de las más gratas experiencias por mí vividas.

Temas relacionados: Eventos

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR