Close Button
Compartir

Apenas comenzamos a saborear la potencia y capacidades del chip NVIDIA Tegra 4 y en NVIDIA ya llevan tiempo pensando en sus sucesores. Siguiendo la tradición de bautizar los chips con nombres de superhéroes, Logan (NVIDIA Tegra 5) y Parker (NVIDIA Tegra 6) llegarán al mercado en el segundo trimestre de 2014 y en 2015 respectivamente. Pero eso no es todo. Se ha confirmado que ambos chips tendrán soporte para las tecnologías CUDA y OpenGL, según se desprende de la hoja de ruta de NVIDIA para los próximos años.

OpenGL es una tecnología de aceleración gráfica que no necesita presentación. Conocida por todos y soportada en casi cualquier plataforma, llegará ahora también a dispositivos que usen alguno de los futuos chips NVIDIA Tegra. Ojo, no confundamos OpenGL con OpenGL ES, que es la versión de OpenGL que existe para sistemas embebidos (como smartphones o tablets). Estamos hablando de la versión clásicamente utilizada en otros entornos con requerimientos de potencia y consumo de energía más exigentes.

Por otro lado, CUDA es un lenguaje de programación creado por NVIDIA para que los desarrolladores pudieran aprovechar los núcleos de sus tarjetas gráficas para tareas de procesamiento paralelo. En teoría, utilizando CUDA sería posible liberar de algunas tareas de procesamiento a la CPU del sistema. Un chip como NVIDIA Tegra 4 tiene 72 núcleos dedicados a procesamiento gráfico y, aunque no se pueden emplear para todo aquello que se desee, su uso mediante CUDA podría aligerar la carga del procesador del sistema, que estaría disponible para otras tareas.

Teniendo en cuenta que la tendencia en los chips de NVIDIA es unificar CPU y GPU en un mismo chip, este era un paso lógico. Precisamente, NVIDIA Tegra 5 será uno de los primeros representantes de lo que en su día se llamó Project Denver.

Tampoco debe extrañarnos ver tecnologías como CUDA o la versión completa de OpenGL en dispositivos móviles. La potencia de éstos ha aumentado tanto en los últimos años que poco les falta para igualar en potencia y capacidades a los chips para equipos de sobremesa. Es un paso más en la conversión de los ordenadores compatibles en dispositivos portátiles.

Temas relacionados: Procesadores móviles

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!