Close Button

Tras la presentación del nuevo Samsung Galaxy S 4 de la cual hemos dado una amplia cobertura, ahora llega el momento de las reflexiones. Muchas son las voces que se quejan de que el terminal les ha dejado algo fríos, que no deja de ser un Samsung Galaxy S 3 vitaminado, siguiendo la estela impuesta por Apple y sus evoluciones del iPhone. Máxime cuando se da a conocer que algunas por no decir todas, de las funciones que incorpora el nuevo terminal, pasarán en forma de actualización al Samsung Galaxy S III.

Que terminal comprar

Muchos estábamos esperando al nuevo Samsung por si podía ser interesante su compra, pero tras ver la presentación la sombra de la duda comienza a acechar ¿Es lógico pagar unos 600 euros por un lavado de cara del Samsung Galaxy S III? Siendo sensatos, diré que no, y es que aunque todo es defendible, pagar se dinero por un terminal que no aporta nada revolucionario no es más que darse un capricho, un capricho caro.

Quiero partir de la base de que como buen geek, me atrae la idea de tener un terminal tan potente entre las manos, pero las pocas novedades que aporta, incluso en diseño, frenan mi ímpetu. Otro factor que no ha colaborado para aumentar el interés por el terminal es la fragmentación de la que hará gala. No sabemos si a España llegará el modelo con procesador Octa-core o Quad-core y si llega este último… ¿para que? En España como en la gran mayoría de los países el LTE es algo aún en ciernes, usando un termino demasiado optimista. Por otro lado se habla que quizás llegue sin la capacidad de carga inalámbrica, siendo esta una opción.

Con todos estos factores jugando en su contra, un terminal ha aparecido en el horizonte, el Sony Xperia Z. Tras probarlo en el MWC de este año, las sensaciones han sido muy buenas, con un diseño excelente, aúna grandes prestaciones y un software más que competente. Sony ha realizado un excelente trabajo con un gran terminal, pero claro, este también tiene alguna pega aunque sin lugar a dudas menor. El precio, que sigue siendo muy alto incluso en el mercado de segunda mano, donde terminales de compañías o liberados rozan el mismo precio que uno nuevo de origen, lo cual es un sinsentido. Por otro lado, si queremos tener acceso total al terminal, el bootloader de Sony nunca ha sido fácil de acceder y sus ROM son mucho más reducidas que en el caso de Samsung, por lo que tendremos más limitaciones.

En mi caso, el Sony Xperia Z cada vez adquiere más fuerza, aunque sobre todo un aspecto que me hace temer, y es ver el comportamiento de Sony con sus terminales, con escasas actualizaciones y sobre todo dejándolos de lado a las primeras de cambio y sino que se lo pregunten al poseedor de un Sony Xperia T. Es la única pega que a día de hoy me puede frenar en la decisión.

Dejo de un lado tres terminales a la hora de valorar una compra, pero perfectamente validos y muy buenos, como son el HTC One, el LG Optimus G o el Oppo Find 5. El primero, el HTC One porque como ya comenté en mis impresiones sobre el MWC 2013, tiene bastantes aspectos que me dejan frio. El segundo, el LG Optimus G, con solo decir servicio de actualizaciones de LG lo decimos todo. Y para terminar el Oppo Find 5, que aunque ya roza “solo” los 400 euros libre, el tener un terminal que no se sabe oficialmente si llegará a España (garantía) y que por ahora no posee el español entre los idiomas usables de forma nativa, no deja de ser un handicap importante.

En resumen, si tuviera que decidirme ahora, creo que me inclinaría por un Sony Xperia Z, aunque tampoco las tiene todas consigo. Las impresiones de amigos y compañeros que he pulsado a la hora de realizar este artículo, aunque con matizaciones, son en general coincidentes. Ahora solo falta conocer las tuyas ¿si tuvieras que buscar un smartphone de gama alta cual sería tu elección? ¿por qué ese terminal y no otro?

Temas relacionados: Samsung Galaxy

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR