Close Button

Ya lo habíamos anunciado y por ahora esta sigue siendo la realidad. El modelo de Samsung Galaxy S 4 que va a llegar a nuestro país y a otros muchos es el que incorpora un procesador Exynos 4 Quad core y por lo tanto es compatible con LTE. Antes de continuar, he de remarcar que esto es una opinión que he pulsado en algunos foros como HTCMania y que además comparto, pero me gustaría saber que opináis vosotros, que al fin y al cabo sois los que hacéis grandes a Andro4all.

Samsung Galaxy S 4, primeros hands-on

Que el modelo que se distribuya en algunos países sea este está levantando cierto grados de malestar, más aún al saberse que en otros estados como Italia, llegará el modelo con procesador Exynos 5 Octa core.

¿Porque este malestar? Ya se ha hablado largo sobre el tema de la potencia. El hecho de incorporar ocho o “tropencientos” núcleos no es sinónimo de más calidad, pero sí supone tener un producto de última hornada. Se habla a estas alturas de que el Quad core puede ser o bien un Qualcomm Snapdragon 600 o un Qualcomm S4 Pro, el mismo que usa el Google Nexus 4. Si bien en el caso de usar el primero se podría disculpar en parte, si nos presentan el segundo, estarán vendiendo un terminal con un hardware competente pero que tiene cerca de 6 meses a sus espaldas, una eternidad en tecnología.

Conversaciones con compañeros usan como defensa que para que se requieren ocho núcleos, tanta potencia para nada. Es verdad, pero para si a uno le ofrecen el mismo coche, en dos versiones, con más y menos caballaje, al mismo precio y clavados en el resto de especificaciones, ¿cual escogerá? No quiere decir que por tener más potencia vaya a usarse, pero gusta el tener acceso a ella en caso necesario, viendo además como en el caso de la telefonía ya están sobre el tapete dos autenticas bestias pardas como son el Tegra 4 y el Qualcomm S 800.

No es por lo tanto creo capricho el ansiar el modelo más potente. La opinión de los foros es que de no poder acceder al terminal tope y a igualdad de precio que el que puede llegar a nuestras fronteras, muchos usuarios entre los que me incluyo tendemos a mirar a otros modelos para comprar, lo cual nos garantiza un ahorro monetario de hasta más de 100 euros según los casos con respecto al terminal de Samsung.

Esto se agrava viendo como Samsung suele sacar a posteriori versiones mejoradas de sus terminales, a lo que hay que sumar que por el mismo precio tendríamos dos teléfonos en el mercado, iguales pero significativamente distintos.

Logo LTE

Hablamos de LTE, y es que en el caso de ciertos territorios pueden vender el hecho de que llegue el terminal con Exynos 4 Quad core con la excusa de potenciar el LTE y como este tipo de conectividad garantiza mejor experiencia de uso. Pero señores, en España el LTE es inexistente. Ahora comienza una implantación a la que llevará años alcanzar el nivel de las redes 3G. ¿Para que queremos entonces un terminal compatible con redes LTE? Es un absurdo a todas luces, sobre todo cuando en Italia, donde el LTE está algo mejor que aquí, llegará el modelo Exynos 5 Octa core sin LTE.

Es cierto que en el modelo que usa ocho núcleos, solo funcionarán 4 a la vez, alternando con los otros 4 en el caso de que el uso del terminal así lo requiera, garantizando según Samsung, un ahorro energético de hasta el 75%. ¿Porque usar entonces el modelo compatible con LTE si esta excusa es insostenible? No se cual puede ser la razón, aunque si al final es así creo que responde más a intereses comerciales que a satisfacer a los usuarios.

Los coreanos han sacado un terminal que supone solo un retoque respecto al Samsung Galaxy S III, siendo sus mayores novedades en software. Han subido el precio, rozando la barrera de los 700 euros y han cambiado los números romanos por números normales (III por 4), una forma de actuar que se parece sospechosamente a la de su gran rival tecnológica con la que tantas disputas ha tenido. El colmo habría sido llamar al Samsung Galaxy S 4 como Samsung Galasy S 3S. Las acciones de Samsung en bolsa han bajado considerablemente tras la puesta de largo. ¿Lo harán también las ventas y las expectativas?

Temas relacionados: Samsung Galaxy

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR