Close Button

Antes de empezar con el tema en cuestión, quiero aclarar que esto es una muestra de impresiones, nada más, no es un análisis exhaustivo, ni mucho menos, del terminal de la marca asiática, pues no llevo más de 24 horas con él. Las expectativas que tenía eran bastante buenas, ya que los comentarios que había encontrado por la red lo alababan, y pese a esas altas expectativas, me ha contentando bastante en estas primeras horas de uso. Antes de comprarlo lo que más llama la atención es el precio, para los que no lo tengáis –que supongo que seréis la mayoría de vosotros– siento deciros que la fabulosa oferta ha acabado, pero aún así ronda los 200 € libre por lo que sigue siendo una opción muy interesante.

Primeras impresiones del Huawei Ascend G510

Como puntos a favor antes de probarlo, me agradó su gran tamaño, pantalla de 4,5″” en relación a su precio. También me interesó su procesador Snapdragon de Qualcomm, frente a los habituales Mediatek de los terminales low cost. Los puntos más criticables son su cámara de 5 megapíxeles que además no permite grabar en HD y sus –solamente– 512 megas de RAM, que gracias al Android 4.1.1 Jelly Bean no se hacen cortos para el uso habitual del terminal.

Caja bastante simple y bastante sobria

Nada más coger el terminal las impresiones son buenas, tiene un gran tamaño, quizás más similar a un terminal de 4,7″, además de tener un peso bastante importante, lo más curioso es que ese peso da una sensación de robustez que resulta muy agradable en la mano. Además de eso, el acabado trasero de plástico, con el diseño de la cámara y los laterales dan un sensación muy buena, eludiendo un poco los acabados “plasticosos” de otros terminales low cost. En el aspecto exterior tiene un par de puntos que resultan criticables, el botón de desbloqueo no es muy cómodo al estar en la zona superior del lateral izquierdo y la posición del cargador microUSB no es la que más nos gusta en Andro4all, que preferimos un colocación inferior.

Al encenderlo la pantalla luce fantástica para lo que yo me esperaba, un buen tamaño y una pantalla que se ve bien con luz exterior. Pese a que la resolución podría parecer corta, pero no, todo lo contrario, tiene una calidad más que suficiente, sabiendo el precio del terminal. Además de eso tiene una buena respuesta al tacto. El sonido, que tiene la opción DTS, tiene una calidad y un volumen muy bueno para ser un dispositivo de gama baja.

La caja incluye, manual de usuario, auriculares, cargador y el dispositivo

En el uso el terminal se muestra muy bien, Android 4.1.1 Jelly Bean le ayuda a moverse muy fluido pese a sus escasa memoria RAM y el sistema operativo se ralentiza en muy pocas ocasiones, solamente en momentos puntuales pero nada que desespere. Por contra la interfaz tiene un problema, y es que la capa de personalización no es muy bonita, eso sí, nada que no se pueda solucionar con un launcher, todo gracias a las virtudes de personalización de Android. Lo que menos me ha gustado es la información de la batería, supongo que serán problemas de calibración, pero durante el uso, el porcentaje ha bailado mucho, varias horas en el 40% y en menos de diez minutos bajó a menos del 20%. Esperemos que se solucione con más ciclos de carga y se estabilice. En cuanto a al duración, llegó a las 3 horas de uso de pantalla, un poco lo esperado.

En definitiva un buen terminal a un precio fantástico –menos de 160 €– que funciona como se espera y cumple con creces las expectativas. En unos días esperamos poder ofreceros el análisis completo y un análisis en vídeo.

Temas relacionados: Huawei, Móviles

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR