Close Button

Hoy en día el hecho de llegar antes que la competencia puede suponer desde ganar algo de terreno al asestamiento de un golpe definitivo del que los rivales no logren reponerse. Casos similares tenemos a lo largo del tiempo, como por ejemplo la PlayStation 3, que llegó la última a esta generación de consolas y… todos conocemos la historia. No siempre se dará este caso, pero si la mayoría de las veces.

Enfrentados de nuevo

Y en un mundo como el de la telefonía donde las diferencias son muchas veces mínimas, el gozar del favor del público unos días previos a que llegue la competencia puede ser un factor determinante.

El día 14 de marzo Samsung mostró en sociedad su nuevo teléfono el Samsung Galaxy S 4, terminal del cual aún no tenemos noticias fiables al 100%, y eso que ya ha pasado más de un mes desde que fue presentado. Las fechas desde entonces han oscilado entre finales del presente mes de abril e inicios de mayo.

Es ahora cuando, gracias al presidente de Samsung Alemania, se anuncia que el teléfono saldrá a la venta en el país germano el 27 de abril, coincidiendo con un evento que organiza la compañía en Dubai. Se desconoce en que países saldrá ese día, aunque esto le da sentido al hecho de que en algunas páginas web se permite la pre reserva y se garantiza el envío para inicios de mayo.

¿Pero a que viene la importancia de llegar antes?

Su otro gran rival, el HTC One, anunciado el día 4 de abril está en una situación parecida, y aunque se puede conseguir con dificultades en algunos mercados, su lanzamiento masivo aún no se ha producido, anunciando la empresa taiwanesa que estará presente en los países más importantes a finales de abril. En el caso de España se espera según anuncia HTC desde Facebook, a principios de mayo.

Dos terminales muy potentes, que comparten muchas similitudes, entre ellas un precio muy alto y que son el estandarte de sus respectivas empresas pueden así coincidir en el día de su lanzamiento o variar en tan solo unas jornadas. ¿Quien puede salir perdedor de esta batalla?

Esta claro que por regla general, ambos son excluyentes. Pocos usuarios tendrán los dos terminales, por lo que en caso de coincidir o ser cercanas ambas fechas, entre ambos se pueden restar bastantes ventas que puede aprovechar un tercero en disputa. Creo que desde que se anuncia un terminal hasta que finalmente se pone a la venta, pasa un excesivo lapso de tiempo, ocasionando muchas veces que los potenciales consumidores pierdan el interés que el terminal consiguió despertar el día de su presentación.

Un buen ejemplo, es el que podemos tomar de Apple con sus productos, que por regla general suelen estar disponibles muy poco tiempo después, generando ese deseo por parte de los usuarios de tener uno antes que nadie. Sea tanto una forma de actuar intencionada o por una mala planificación, está claro que en los dos casos que se nos avecinan van a saltar chispas. Y tú, ¿Cual crees que llegará antes a las tiendas? ¿Y cual será el triunfador final?

Temas relacionados: Samsung Galaxy

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR