Close Button

Uno de los sistemas de comunicación que se está incorporando en la nueva hornada de teléfonos es el NFC. Un protocolo que permite comunicaciones fáciles, rápidas y podríamos decir seguras, con todo dispositivo compatible. Y este termino, compatibilidad, es la clave del asunto.

Samsung Galaxy S 4 y TecTiles

Con la llegada del NFC, Samsung, como hicieron otros fabricantes, se dispuso a sacar unas etiquetas que llamaron TecTiles. Estas, al igual que las Xperia Smart Tags de Sony servían para interactuar con nuestro dispositivo y eran compatibles con los distintos terminales del mercado. ¿Con todos?

Con todos hasta la llegada del nuevo Samsung Galaxy S 4, con el que no son funcionales. Samsung lanza al mercado un terminal, que no funciona con sus tarjetas NFC, por lo que todo aquel que hiciera uso intensivo de las mismas deberá pasar de nuevo por caja y adquirir las nuevas TecTiles de segunda generación.

El motivo de todo esto según parece ser, es que el Samsung Galaxy S 4 lleva en su interior el controlador NFC Broadcom BCM2079x, no siendo compatible con las Samsung TecTiles convencionales.

Una política este de Samsung muy similar a la que durante mucho tiempo ha llevado a cabo su mentor o mejor dicho, la empresa que ha inspirado a los coreanos y que no es otra que Apple. Una política agresiva la llevada por la empresa californiana de cambiar los diseños, aunque sea de forma mínima año tras año, haciendo inservibles distintos tipos de accesorios, algo puesto de manifiesto sobre todo con el nuevo conector introducido a finales del año pasado.

En el caso de Samsung este es el último caso, pero no el primero. Ya con la presentación del Samsung Galaxy S III pudimos ver como los cables MHL de otros modelos pasaban a ser inservibles, lo mismo que algunos dock para carga. Algo que les hace un flaco favor, pero que solo los usuarios conocedores de este mundo pueden apreciar y denostar.

Para el resto de los compradores, Samsung será una empresa más, con un terminal de moda, que las operadoras venderán como rosquillas en la puerta de un colegio y que completará la caja con fundas y demás accesorios. Samsung se une así a empresas que llevan a cabo esta dudosa política y la pregunta es cuanto tiempo más admitiremos los consumidores que nos traten de esta manera.

Temas relacionados: Samsung Galaxy

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR