Close Button
Compartir

Sí, habéis leído bien, la otra comparativa. Y es que seguramente hayáis visto, leído u oído multitud de contenido a cerca de estos dos dispositivos. Tanto el terminal de HTC como el de Samsung llevan ya algunas semanas conviviendo juntos por ahí y las comparativas en vídeo y escritas abundan, aunque nosotros no hemos tenido aún la oportunidad de realizar nuestra habitual batalla en vídeo, pero sí hemos llevado a cabo un vídeo análisis del Samsung Galaxy S4 hace muy poquito.

Entre tanto, lo que os propongo hoy es un enfrentamiento distinto, fuera del típico análisis punto por punto tan visto ya y que no va a aportar nada diferente. Todos sabemos ya la carta de presentación de estos dos fantásticos terminales, aunque más allá de cifras y datos técnicos, también se ha derramado mucha tinta. Yo os propongo algo menos tangible y más cercano, pero empecemos por el principio, aquí va una tabla con lo más convencional que encontraréis en este artículo. Comenzaremos con la primera parte en la que hablaremos de los dos terminales de forma más individual y mañana tendréis la segunda parte, donde compararemos directamente algunos aspectos y daremos una conclusión final.

HTC OneSamsung Galaxy S4
Dimensiones y peso137,4x68,2x9,3 mm y 143 gramos136,6x69,8x7,9 mm y 130 gramos
ChipQualcomm Snapdrago 600 a 1,7 GHz + Andreno 320Qualcomm Snapdrago 600 a 1,9 GHz + Andreno 320
RAM2 GB2 GB
ROM32/64 GB16/32/64 GB + microSD
Pantalla4,7" Super LCD3 Full HD5" Super AMOLED Full HD
PPP469441
Cámaras4 Mpx y 2,1 Mpx 1080p13 Mpx y 2 Mpx 1080p
S.O.Android 4.1.2 + Sense 5.0Android 4.2.2 + TouchWiz
Batería2300 mAh no reemplazable2600 mAh reemplazable
ExtrasGorilla Glass 2, HTC Zoe, estabilización de vídeo, HTC BlinkFeed, HTC BoomSound, Beats Audio, 25 GB Dropbox, infrarrojos, radio FMGorilla Glass 3, Air Gesture, Air View, Smart Stay, Smart Scroll, Smart Pause, USB On-The-Go, 50 GB Dropbox, infrarrojos

Una vez visto esto, pasemos a valorar lo que más destaca de cada uno a nivel general y lo que no. Intentaré ser lo más objetivo posible, ya que he probado ambos terminales durante algún tiempo pero lógicamente tengo mis preferencias, que conoceréis al final del artículo. Comenzamos con el HTC One.

HTC One

En primer lugar hablaremos de lo más destacado de este terminal, las cosas que más me han llamado la atención y a continuación haré lo propio con lo que echo de menos en él.

Lo que tenemos

Pues amigos míos, tenemos nada más y nada menos que los mejores acabados que se pueden encontrar a día de hoy en un terminal Android. No descubro nada nuevo si digo que el fabricante taiwanés puede presumir de ser líder en este aspecto. Pero además hay que añadirle el que para mí, con diferencia, es el mejor sonido del mercado no solo en Android, sino en cualquier plataforma. Continuando con las cosas positivas, no he probado todas las pantallas del mercado, pero os puedo asegurar sin ningún temor al error que la pantalla del HTC One es la mejor que he visto nunca en un terminal Android, sin desmerecer el gran panel del S4, debido a varias cosas como su resolución, su interpretación de colores (aspecto subjetivo) que nos muestra blancos realmente blancos y algo de lo que no hay subjetivismo posible, un brillo y respuesta envidiable incluso con sol directo solo superado, levemente según se comenta, por el iPhone 5.

Por otra parte, la respuesta de Sense 5.0 en términos de fluidez es exquisita, en poco más de un mes solo he experimentado el temido lag en quizás dos ocasiones, que ya es decir. Tanto el box de aplicaciones como los menús de configuración y el sistema en general, se mueven con una fluidez total. Aunque cabe recordar que Sense es muy intrusiva y no veremos rastro de Android Jelly Bean por el lugar. BlinkFeed genera amor y odio a partes iguales, aunque personalmente le veo una buena utilidad para tener rápidamente acceso a mis redes sociales y noticias sin mucho lío.

Perfil

Contamos con 32 GB de memoria que se ven reducidos a algo más de 25 por el lastre del sistema, aunque es una cifra muy aceptable que nos permitirá olvidarnos del almacenamiento a la mayoría de usuarios.. La batería no decepciona, aunque si no activamos el "modo ahorro" difícilmente llegaremos al final del díacon un uso considerable.

En cuanto a la cámara, poco más que comentar a parte de lo que ya sabemos. Gran respuesta en bajas condiciones de luz, HTC Zoe que nos aporta algo diferente con sus "multicapturas" de tres segundos, una gran apertura que nos permite capturar mayor anchura en la escena, estabilización de vídeo, posibilidad de bloquear el enfoque al grabar, algo bastante útil para según qué usos y poco más realmente sorprendente. En definitiva, una cámara con muchas posibilidades pero cuya interfaz no ayuda demasiado y a la cual le faltan algunos megapíxeles para situarse en lo más alto.

No podemos olvidarnos de una funcionalidad que ha dado bastante de qué hablar, la cual ya debatimos en Andro4all. Se trata de la inclusión de un sintonizador de radio FM, que para muchos puede ser una vanalidad pero que personalmente valoro, ya que no siempre quiero o puedo tirar de internet para escuchar radio, o algo de música para mí o para compartir a través de los altavoces.

En resumen, un grandísimo terminal, que se sale de los cánones del mercado y ofrece una línea propia y diferente en algunos aspectos. Si te has cansado de los estándares, esta es tu elección.

Lo que echamos de menos

Tras todo este paquete de virtudes, hay algunas cosas que se echan de menos, o podrían echarse de menos para muchos de vosotros. Bajo mi punto de vista, la posibilidad de extraer la batería para llevar una de repuesto y reemplazarla es algo que nunca dejaré de echar en falta, por mucho unibody que haya. Con 32 GB sinceramente vamos sobrados, al menos hablando de instalar apps y juegos, peor si nos gusta cargar con películas y música de forma habitual, nunca está de más la posibilidad de llevar tu microSD preparada a cualquier parte. No lo veo tan necesario fuera de este contexto, ya que si te dedicas a mover aplicaciones a la tarjeta o a depender de ella para el uso diario, al final resulta que no la quitas para no dejar "cojo" el teléfono, con lo cual acabas prefiriendo tener mucha capacidad interna para no andar con líos.

Además de esto, se echa de menos el trocito de pantalla que la botonera y el logo de HTC nos restan, lo que haría de este One un terminal sublime hablando en términos de pantalla si alcanzara 5" en este mismo espacio, cosa que Samsung ha hecho excelentemente.

Por último, pero no menos importante, hemos de dar un tirón de orejas a los taiwaneses por traer al mercado este teléfono con Android 4.1. Es cierto que ya circulan rumores de que en dos o tres semanas el HTC One estaría recibiendo 4.2.2, lo cual es una gran noticia, pero no cabe duda de que es un punto negativo el hecho de no traerlo de fábrica, máxime en mi caso que he pasado de tenerlo en un Samsung Galaxy Nexus a echarlo de menos en este One. Funciones como desplegar información sobre notificaciones con un dedo, o un mejor sistema de reubicación de iconos y widgets es algo que se echa de menos y Sense en este aspecto ha de mejorar.

Os dejamos con nuestro análisis en vídeo:

Samsung Galaxy S4

Pasemos ahora a valorar qué nos ofrece este terminal coreano, llamado a ser el buque insignia de Android tanto por la historia de la gama Galaxy como por las prestaciones que nos ofrece. ¿Será todo ello suficiente para batir a HTC?

Lo que tenemos

No es ni mucho menos poco lo que nos ofrece este poderoso terminal coreano. Empezaremos por lo más llamativo, Samsung nos ha oído y lo más importante, nos ha escuchado. Desde tiempos inmemoriales venimos pidiendo más pantalla en menos espacio y esto es lo que han conseguido, al meter nada menos que cinco pulgadas en una superficie menor que la de su antecesor, el Samsung Galaxy S III. Lo compacto y ligero de este terminal es una auténtica delicia y no cabe duda de que ha realizado un gran trabajo aprovechando al máximo todos los bordes del dispositivo, lo cual se nota a poco que lo acoges entre tus dedos.

Continuando con el panel, es cierto que se ha reducido el "azuleo" que podemos ver en otras versiones de pantallas Super AMOLED de Samsung, pero el tono amarillento de los blancos sigue notándose al compararlo directamente con los blancos del HTC One, aunque se ha mejorado también en este aspecto.

Hablamos de que Samsung nos ha escuchado, esto se hace patente al retirar la tapa trasera y comprobar que podemos tanto retirar la batería, como introducir una tarjeta microSD, gran noticia para los más exigentes en términos de almacenamiento y autonomía. Sin duda, para mí es un total acierto que nos otorguen la posibilidad de llevar en el bolsillo un par de baterías al 100% de carga, listas para funcionar en cuestión de segundos y brindarnos otro día de uso intensivo sin pasar por el cargador.

Vista trasera

En cuanto al software, los coreanos han hecho los deberes trayendo 4.2.2 al Galaxy S4, pero han ido más allá al ofrecernos multitud de funcionalidades que complementan e innovan a partes iguales. La usabilidad de cada una de ellas queda para cada uno, pero es indudable que poder interactuar con el terminal sin llegar a tocarlo, hacer scroll moviendo la cabeza, mantener la pantalla encendida con solo mirarla, etc., es un gran paso adelante en cuanto a diferenciación e innovación. No obstante, he de decir que tanta opción, tanta configuración y tanta función extra puede llegar a liar un poco, por no hablar del espacio que todo esto ocupa en la memoria del teléfono y en la RAM, algo similar a lo que pasa en el HTC One pero en mayor medida. Todo esto nos deja unos 9 GB libres y "se come" la mitad de la memoria RAM.

En cuestión de cámara, nos encontramos con un sensor excelente, saca unas magníficas fotos con una gran resolución que nos permite suplir en cierta forma las carencias de zoom al poder hacer recortes sin perder casi calidad y una interfaz que deja "en pañales" a la de HTC por su atractivo y sencillez. Sin duda un "tú sí que vales" como una catedral para la cámara de Samsung.

En términos de hardware no podemos pedir más, potencia por los cuatro costados para dar y regalar. No tendremos ningún tipo de problema para jugar o utilizar cualquier app que ponga a prueba nuestro terminal, este Galaxy S4 va sobrado.

Lo que echamos de menos

Después de tanto halago, hay algunas cosas que se echan de menos en un terminal de la gama y precio de este nuevo Galaxy. En primer lugar, materiales. Es cierto que el plástico no está a la altura de su precio y no tiene nada que hacer frente al terminal de HTC, pero las ventajas que otorga son ligereza, repuestos más accesibles (en eBay por ejemplo, hay de todo y barato) y cierta resistencia a según qué situaciones.

Aunque hemos comentado que la pantalla de este Galaxy S4 es excelente por activa y por pasiva, personalmente hecho de menos unos cuantos puntos más de brillo, cuando enfrentas el teléfono a la luz solar no encuentras sorpresas, se aprecian las carencias en pleno día como es habitual en las pantallas Super AMOLED. Esto cobra mayor sentido al compararlo con el HTC One, donde el terminal taiwanés saca pecho sin ningún género de duda, mayor brillo y mejor respuesta a plena luz del día, de lo mejor que he visto con diferencia.

Otra de las cosas que he echado de menos en un terminal de estas características, es un sonido más potente. Y es que si lo comparamos directamente con el One, no tiene absolutamente nada que hacer. Notamos de nuevo un paso atrás en volumen, y nos vemos obligados a poner los niveles al máximo para no perdernos ninguna notificación o llamada, con el terminal en el bolsillo y en ambiente algo ruidoso. Además, volvemos a una colocación que incluso el Samsung Galaxy S III había mejorado, ya que en la parte inferior y a un lado es el peor lugar posible, tapando en multitud de ocasiones el altavoz cuando usamos el teléfono.

Aquí tenéis la videoreview que realizamos del terminal:

Y esto es todo por hoy, mañana compararemos algunos aspectos más directamente y daré mi punto de vista final sobre estos dos grandísimos terminales. Si queréis ver cómo acaba esta historia, os espero mañana aquí, en Andro4all. Mientras tanto, cuéntanos qué te parecen estos terminales y cuál crees que es el más recomendado.

Segunda parte | HTC One vs Samsung Galaxy S4, la otra comparativa (segunda parte)

Temas relacionados: Samsung Galaxy

Compartir
Disney+ logo
¡Suscríbete a Disney+ por solo 8,99€! Suscribirse
Disney+ logo
¡3 meses de Amazon Audible GRATIS! Accede a más de 90.000 audiolibros y podcasts originales Prueba gratis
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!