Selección Xombit Games | Jugando a Punch Quest

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Una semana más volvemos con vosotros para presentaros un juego que ha calado hondo en lo más profundo de nuestro ser. Bueno no sé si es para eso pero nos ha gustado a rabiar. En una época en la que los zombis copan la mayoría de los mercados de entretenimiento, llega Punch Quest un título al más puro estilo retro, recordando los viejos Altered Beast y Goldex Axe pero con un toque de tendencia más actual, los endless runner.

Portada del juego

Siempre nos hemos caracterizado por encontrar varias joyitas en el market de Android a precios irrisorios o simplemente gratuitos con micropagos. Son ya muchas las empresas que lanzan juegos de manera gratuita pero que para disfrutarlo de manera completa debemos soltar unos euros en su tienda interna. Cada poco tiempo salen al mercado juegos muy baratos y con pagos en su interior pero que, sin embargo, puede completarse al 100% dándole caña de la buena. Punch Quest es uno de esos ejemplos.

Primeras impresiones y jugabilidad

Lo primero que encontramos al abrir el juego es un menú muy retro que nos muestra el vídeo de presentación en una ventana pequeñita. En esta intro podemos ver cómo uno de nuestros protagonistas sufre el golpeo de una manzana en su cabeza y, al echar un vistazo a su alrededor, ve a un monstruo en una estampa de lo más romántica posible. Cree que ha sido el culpable y le da una tunda de las que hacen época. Su amiga ve el hecho y se une a la paliza. Pobre monstruo.

El juego va de ostias y puñetazos en un mundo lleno de criaturas de fantasía. Este título ha sido creado desde la nada y el trabajo se nota a distancia. Punch Quest es un endless runner clásico en el que tendremos únicamente dos botones disponibles; saltar (que servirá al mismo tiempo de uppercut, puñetazo hacia arriba desde abajo), y el botón de puñetazo horizontal. Todos ellos verán acrecentado su poder durante el recorrido mientras vayamos cogiendo uno y otro ítem potenciador.

La trama consiste en llegar lo más lejos posible matando y destrozando, con la única ayuda de nuestros puños, a todos los monstruos, esqueletos, zombis, murciélagos, vampiros, hechiceros y otras criaturas que no tienen nombre. Además iremos mejorando nuestras habilidades y poder con los puntos, aquí llamados punches, en la tienda del juego. Si queremos soltar de nuestro propio bolsillo, también podremos, pero no os lo aconsejo, os cargaréis la esencia del juego.

Para avanzar en el juego, los desarrolladores han puesto a nuestra disposición una serie de objetivos a cumplir cada vez que iniciemos una partida. Iremos haciendo valer nuestro poder como jugón y amasando fortunas de punches para crear el ser indestructible que todos queremos ser. Por si fuera poco, podremos personalizar a cada uno de los dos personajes que escogeremos, el hombre y la mujer, y cambiar tanto sus ropajes como su color de piel y pelo.

Gameplay 11

Cada cierto tiempo corriendo recibiremos el enfrentamiento de todo un boss que, si superamos, seguiremos nuestra carrera hasta el infinito y más allá. No es complicado llegar lejos siempre y cuando cojamos todas las vasijas, antorchas, etc. de los escenarios. Además, cuando nos topamos con un huevo gigante y lo golpeamos nuestro mundo vivirá un cambio radical al igual que nuestro protagonista (hay que verlo para creerlo), transformándose en algo aún más fantasioso y colorido.

Apartado gráfico y sonoro

El juego no desmerece por suavizar todos sus píxeles por aquí y por allá, sino todo lo contrario, engrandece aquella generación de juegos que en su día nos proporcionaron horas y horas de diversión sin precedentes y que ahora recordamos de la mejor forma posible creando maravillas como Punch Quest. Con un colorido fastuoso, este título se nos presenta lleno de elementos en pantalla, a cada cual más extraño y fantasioso. Una genialidad de lo retro que, sin embargo, la diversidad de escenarios brilla por su ausencia.

En el apartado sonoro podremos escuchar una serie de temas en formato rock alternativo que nos recuerdan a lo que oíamos desde las entrañas de nuestros 386 y 486 en los primeros juegos de MS-DOS, el olvidado PC Speaker. Una música muy acorde a la acción que podemos vivir en el título y que nos envolverá, más si cabe, si utilizamos auriculares.

Gameplay 5

Conclusiones

Punch Quest se nos presenta como una mezcla entre puñetazos, acción y endless runner en el que destaca su carácter retro y su gran colorido. Un título que, por menos de un euro, más concretamente 0,74 euros, podremos descargar ya mismo si tenemos unos 32 MB disponibles para aplicaciones en nuestro smartphone con Android 2.1 en adelante. Un dato en su contra sería su idioma, ya que únicamente vienen en inglés.

Acción, personalización, cientos de objetivos y subidas de nivel de los personajes hasta que no podamos más con nuestros pulgares hacen de Punch Quest un grandísimo título y un must have en Android e iOS. No dejéis escapar la oportunidad de poder probar un rato esta maravilla de lo retro y los endless runners.

Google Play | Punch Quest

Galería de imágenes

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Fantasía, Juegos Android, Madgarden, Noodlecake Studios, Punch Quest, Puñetazos, Rocketcat Games, Xombit Games
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion