Close Button
Compartir

Durante los últimos días la firma asiática Huaweii ha sido la protagonista en tierras inglesas dentro del panorama Android. Su última creación, el Huawei Ascend P6 se hacía oficial y con ello veíamos al terminal más delgado del mundo posando para las cámaras. Como ya habréis podido ver, nuestros compañeros Jaume y Carlos se desplazaron hasta el propio evento para contaros de primera mano las impresiones del último buque insignia del fabricante. Éstos fueron los resultados:

Huawei Ascend P6

Pues bien, la gente de Huawei, para demostrar la potencia del procesador quad-core 1.5GHz K3V2 y los 2GB de RAM que monta este Ascend P6, han querido lanzar un desafió que seguro que a muchos de nosotros nos ha traído más de una frustración. Así es, hablo del conocido cubo de Rubik.

¿Cómo funciona este experimento? Os preguntaréis. Pues bien, al parecer el smartphone está conectado mediante Bluetooth a un robot que también funciona con la arquitectura ARM. Además,se usa la cámara delantera del smartphone para ir revisando las diferentes caras del cubo y, mediante un algoritmo, realiza los moviimientos convenientes para resolverlo. Veamos cómo transcurre el experimento en sí:

¿Sabéis en cuantos movimientos consigue resolver este cubo de Rubik de 4x4x4? Ni más ni menos que en 50 pasos. Otro alarde más de cómo los procesadores que montan los actuales dispositivos móviles son capaces de hacer auténticos desafíos matemáticos, veremos si algún día se consigue extraer todo el potencial de todos y cada uno de los terminales del mercado.

Temas relacionados: Huawei, Procesadores móviles

Compartir
Comentarios