Close Button
Compartir

¿Creías que lo habías visto todo con la nueva resolución de las pantalla que ha aparecido este año en los terminales de gama alta? Hablamos del conocido Full HD, que poco a poco, de "full" solo va a conservar el nombre.

Esto mismo ha ocurrido ya en nuestros aparatos de televisión, en los que pasamos por el HD Ready, Full HD y Full HD 3D, momento en el cual comienzan a surgir los modelos con resolución 4K mientras que en Japón la NHK ya emite algunos programas en 8K.

En el caso de las pantallas de nuestros dispositivos el camino lleva las mismas trazas. Iniciado por la gama alta, que marca tendencias, ahora resulta que el Full HD no era lo máximo y se preparan pantallas de hasta 1600x2560 píxeles. Estamos hablando de la misma resolución que encontramos en un iMac y más de la que ofrece una pantalla de 40 pulgadas de las que podemos encontrar en muchos hogares. Como ejemplo el interesante artículo de nuestro compañero Echedey sobre la evolución de las pantallas en los terminales de Samsung.

Esta nueva resolución bautizada con el nombre de WQXGA es el objetivo para empezar a usarse en terminales de 6 pulgadas, los conocidos phablets y su implementación puede estar más próxima de lo que muchos creen. Atrás quedan las pantallas con resolución de solo 720p o lo que es lo mismo, HD, que solo han durado una generación entre la gama alta y las pantallas con 1080p llevan el mismo camino.

¿Pero es lógico este crecimiento? Estamos hablando de pantallas de 5 o 6 pulgadas, que ahora mismo soportan hasta densidades de 468ppi cuando el ojo humano no es capaz de distinguir más allá de las 300ppi. De hecho se habla de densidades de hasta 500ppi, asombroso, pareciendo ya prehistoria la pantalla Retina que estreno el iPhone 4. Un ejemplo es la pantalla de este Sharp de 6,1 pulgadas presentado en el CES de este año en Las Vegas.

Pero si realmente lo pensamos, con una pantalla a 720p la experiencia es muy buena, y mejora ligeramente con una pantalla Full HD, pero en estos tamaños no llega a apreciarse tanta resolución. ¿No sería mejor invertir los esfuerzos en mejorar otros aspectos como la visibilidad en exteriores, algunos de visión y sobre todo el consumo?

Son solo tres factores que parecen no tener tanta importancia a la hora de vender un terminal. Si primero el reclamo en muchos casos era el de los megapíxeles de las cámaras, luego llegó la hora de la potencia del procesador y ahora parece que es el turno de la resolución en las pantallas. Puede ser la próxima tendencia para hacernos caer en las redes del consumo, en ocasiones sin sentido, al que parece, las grandes empresas, se han adaptado rápidamente.

Temas relacionados: Tecnología

Compartir
Disney+ logo
Date de alta en Disney+ por 8,99 euros y sin permanencia ¡Suscríbete a Disney+!
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!