Androides del pasado, recordando lo que una vez triunfó: Samsung Galaxy S

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Otra vez viernes y de nuevo volvemos a viajar en el tiempo para recordar uno de los terminales más queridos. Sois muchos los usuarios que habéis pedido el Samsung Galaxy S y el Samsung Galaxy S II. Como debe ser y siguiendo la antigüedad, en este caso el protagonista va a ser el mayor de la gama Galaxy, un teléfono que vino a marcar el inicio de una época dorada para Samsung que la llevó a ser la dominadora del panorama Android.

Samsung Galaxy S

Llegamos poco a poco a los grandes terminales que han hecho crecer hasta límites desconocidos por aquel entonces a ese pequeño robot verde que acababa de nacer. Ante este inicio muchos pueden preguntar ¿Grandes? ¿Es que no han pasado por aquí ya teléfonos más que destacados?

Y es que el de hoy podemos decir que es junto con el HTC Dream y el Google Nexus One, uno de los teléfonos que marcó un antes y un después. Hemos visto impresionantes teléfonos, cada uno en su época, pero este, con los dos anteriores fue mucho más. Pasad y sentaos porque en Androides del pasado vamos a recordar al Samsung Galaxy S.

El Samsung Galaxy S es el padre, el abuelo o el bisabuelo del teléfono que tienes tú ahora mismo en las manos y con el que quizás estás leyendo esta noticia. Si te preguntabas cuales eran los inicios de tu Samsung Galaxy S II, Samsung Galaxy S III o el más reciente Samsung Galaxy S4, esta es la respuesta.

Con el Samsung Galaxy S la empresa coreana se disponía a entrar con pie firme en el terreno de la telefonía móvil con Android. Hasta entonces lo había intentado con un teléfono como el Samsung Galaxy Spica, que aunque consiguió buenas ventas, distaba mucho de ser un gran terminal.

El motivo además de que Samsung pusiese el Samsung Galaxy S en el mercado era que tenía firmado un acuerdo con Google por el que la empresa coreana seria la responsable del siguiente teléfono Nexus, pasando a sustituir así a HTC. Su nombre seguro que lo conocéis, Google Nexus S, pero de él específicamente hablaremos en otro momento.

Especificaciones

Antes de nada y para poder hacernos una idea de cual es la dimensión del Samsung Galaxy S lo mejor es revisar sus especificaciones en una tabla:

Especificaciones Samsung Galaxy S
Procesador Qualcomm Hummingbird 1 GHz Cortex-A8 con GPU PowerVR SGX540
Memoria RAM 512 MB RAM
Cámara 5 megapíxeles sin flash
Pantalla TFT 4 pulgadas 480×800 pixeles 233 ppi
Almacenamiento 2 GB y tarjetas Micro SD de hasta 32 GB
Dimensiones 122,4×64,2×9,9 milímetros
Peso 119 gramos
Batería Batería de 1500 mAh
Conectividad GSM 850/900/1800/1900 HSDPA 900/1900/2100, Wi-Fi 802.11 b/g, a-GPS, Bluetooth 2.1
Sistema operativo Android 2.1 Eclair a Android 2.3 Gingerbread
Fecha descatalogación 2011
Comercialización Libre, Movistar, Vodafone

Historia

El Samsung Galaxy S (GT-I9000) fue anunciado en marzo de 2010 y compartía con el Google Nexus S una gran cantidad de características. Con el Samsung Galaxy S la multinacional coreana comenzó a tantear muy enserio el terreno en Android para luego con el Samsung Galaxy S II arrasar por completo el mercado.

Estamos ante un teléfono de impecable factura, si bien adolecía de algunos fallos que ya iremos detallando. Físicamente se trataba de un terminal construido en plástico pero con buenos ajustes. Llamaba la atención como encontramos algunos aspectos que luego han sido fundamentales en la familia Galaxy, como es el uso de TouchWiz que por aquella época estrenaba la versión 3.0, una versión que aunque estable, distaba muy mucho de lo que podemos encontrar hoy. Nada de cuerpos unibody, y encontramos un teléfono con batería extraíble y posibilidad de tarjeta de memoria complementaria.

Datos

Samsung Galaxy S

Al igual que paso con el HTC Desire y el Google Nexus One, a pesar de que el Samsung Galaxy S y el Google Nexus S compartían muchas especificaciones, nunca fueron competencia directa debido sobre todo al método de distribución, pues uno estaba disponible libre y con operadoras y el Google Nexus S, aunque más tarde llegó al catálogo de Vodafone, era algo más difícil de conseguir.

La memoria interna usada era de 512 MB, nada revolucionaria con respecto a lo que podemos encontrar en otros terminales anteriores, pero que sin embargo se dejaba notar gracias a las sucesivas mejoras que iba implementando el sistema operativo. Uno de los puntos negativos que podemos encontrar es que el Samsung Galaxy S no disponía de flash para las fotografías. ¿Y que tiene de especial? Pues llama la atención cuando vemos como el Google Nexus S sí incorporaba esta posibilidad, lo que repercutía en el uso de la cámara en condiciones no ya de poca luz, sino en condiciones normales. L cámara, que en sucesivas revisiones sufrió unas mejoras drásticas.

El sonido era un aspecto en el que el Samsung Galaxy S no destacaba sobremanera, y es que pese a que el Samsung Galaxy S usaba un chip de sonido Wolfson W8994, los coreanos no supieron explotar esta vertiente, algo que si consiguieron usuarios de la comunidad como Supercurio, que con su Voodoo Sound, consiguió exprimir el potencial ofreciendo una calidad de audio muy por encima de la media.

Aspectos destacados

Samsung Galaxy S

Samsung comienza a usar las pantallas con tecnología SuperAmoled y en este caso nos encontramos con un teléfono que hace uso de un panel de 4 pulgadas y 233 ppp que era toda una revolución para la época, con unos colores muy saturados que no pasaban desapercibidos y que conquistaron a más de uno. Además venía acompañado por un procesador de 1 GHz, que aunque poseía la misma velocidad que el Google Nexus One o el HTC Desire, hacía uso de una arquitectura Cortex A8 y la tipología Hummingbird, lo que lo hacia más potente, algo que se demostraba a la hora de usar juegos y en los test de rendimiento.

Otro aspecto importante es que el uso de capacidades de almacenamiento escasas comenzaba a terminar. Adiós a esos 256 o 512 MB de memoria ROM. El Samsung Galaxy S disponía de 2 GB de memoria que además se podían ampliar con tarjetas de memoria de hasta 32 GB.

¿Que lo hacía tan especial? No era un teléfono sobresaliente en todo, pero si era un terminal de notable, que pasaba con nota todas las pruebas a las que era sometido. Además Samsung se encargó de tenerlo actualizado y de inundar el mercado con sucesivas revisiones y versiones como el Samsung Galaxy S Plus, el Samsung Galaxy SPH-D700 EPIC 4G (el único con teclado Qwerty), El Samsung Galaxy U (SWH-M130L) Segunda versión para Corea, para la operadora LGU, con memoria de 8 GB y TV digital T-DMB… y así un largo etcétera.

El Samsung Galaxy S llegó al mercado con Android Froyo 2.1 pudiendo actualizarse mediante un novedoso programa llamado Samsung Kies a Android 2.3 Gingerbread. Con el tiempo llegaron las actualizaciones por OTA, algo alabado por muchos, pues Samsung Kies, como PC Companion de Sony o HTC Sync, era un programa de una pésima funcionalidad. No obstante gracias al éxito que supuso el terminal, la comunidad tuvo una gran implicación y así podemos encontrar ROM que incluso hacen uso de Android 4.2.2 Jelly Bean como se aprecia en la imagen inferior.

Galaxy S con Jelly Bean 4.2.2

Fin de sus días

El final del Samsung Galaxy S tardó en llegar, sobre todo y como ya hemos dicho por la forma en que Samsung comenzó a alargar la vida de su teléfono estrella con sucesivas revisiones. No obstante el año 2011 fue el último año de vida oficial de este primer Galaxy. Los coreanos iniciaban así una forma de actuar que aún hoy día perdura y les ha llevado a ser el fabricante Android más importante y quizás el primer fabricante mundial si hablamos de teléfonos móviles y tabletas.

La semana siguiente un nuevo recuerdo, aunque algunos seguro que ya intuiréis cual será el protagonista. ¿Habréis acertado o no? Aquí estaremos dentro de siete días para comprobarlo.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Samsung Galaxy, Samsung Galaxy S
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion