Reflexiones de cómo sería la vida si no se hubiese inventado el móvil

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El teléfono móvil ha sido un gran invento, y es una base desde la que hay que partir, pero ¿cómo sería nuestra vida si no se hubiese inventado el móvil? O más sencillo aún, ¿cómo sería nuestra vida si no estuviésemos siempre conectados mediante nuestro móvil? Muchas respuestas pueden tener estas preguntas, pero seguro que si todos y cada uno de nosotros hacemos una profunda reflexión, vamos a llegar a una misma conclusión.

La vida con

La pregunta que da entrada al artículo puede parecer un absurdo para bastantes lectores, al menos para muchos usuarios de corta edad, pero para los que ya empezamos a peinar algunas canas no deja de ser una pregunta mucho más que curiosa y cuya respuesta no está tan clara como mucha gente podría pensar.

Con la llegada del teléfono móvil algo comenzó a agitarse en lo más profundo de la sociedad, que poco a poco fue adoptando aquel curioso “aparetejo” en su día a día. Curiosamente fueron los más jóvenes y usuarios profesionales los primeros en dar el salto para usar cotidianamente un “cacharro” que servía para llamar, mandar mensajes y poder incluso jugar.

Poco a poco y con el paso del tiempo nos acostumbramos a siglas como WAP, MMS, politonos, etcétera… ¿Y es que qué hijo de vecino no quería tener el Nokia 7110 que salía en Matrix? El año 2000 estaba a la vuelta de la esquina y empezaron a llegar los primeros terminales con pantalla a color como los primeros SonyEricsson T60 o el increíble Nokia 6600. La música en formato mp3 comenzaba a aparecer así como las primeras cámaras que en el SonyEricsson T300 eran un accesorio independiente, tanto que aún conservo dos en casa.

Estas comenzaron a mejorar y Nokia, aupada por Symbian comenzó su segunda época dorada con grandísimos terminales como el Nokia N70, Nokia N80, Nokia N93, si bien SonyEricsson también supo crear una gran estrategia con sus gamas CyberShot y Walkman. Un gigante coreano llamado Samsung comenzaba a tener gran presencia con gamas como la serie “Z” o la serie “D”.

Y fue durante el reinado de uno de los mejores terminales, como el Nokia N95, cuando sucedió lo impensable. Apple entró de lleno con su iPhone e introdujo las pantallas táctiles, algo hasta ese momento residual de alguna marca como Qtek, que después pasó a formar parte de HTC. La tendencia a la miniaturización cambió hacia unos tamaños cada vez mayores y la llegada de Android supuso el relevo de Symbian como sistema operativo dominador y su posterior caída, así como el descalabro de Windows Mobile.

iOS y Android introdujeron algo novedoso, las tiendas de aplicaciones, aplicaciones que antes, en páginas y foros podíamos descargar a nuestros terminales, ahora se hacían más complejas, en mayor cantidad y de mejor calidad y aparecían las redes sociales.

El móvil no solo servía ya para llamar o mandar mensajes y había pasado a ser un mini ordenador que cada uno llevaba en el bolsillo. Algo tan simple cómo dejarse el cargador en casa un fin de semana de viaje podía ser una tragedia para muchos, sobre todo con los terminales más recientes. Estos modernos terminales hicieron que poco a poco desapareciesen las tarifas prepago y la llegada de los datos fuese algo visto como normal.

Ahora mandar un WhatsApp, gestionar nuestro muro de Facebook, estar al tanto en Twitter, subir fotos a Flickr o Instagram, escuchar música en Spotify, jugar o usar el GPS y Google Maps han cambiado nuestra forma de ver y vivir la vida. Qualcomm, una de las empresas punteras ha creado el anterior vídeo en tono de humor para tratar de hacernos ver cómo hemos mejorado, progresado y cómo sería todo sin estos pequeños artilugios.

Cómo hemos cambiado

¿Pero si lo pensamos fríamente hemos avanzado o retrocedido? Partiendo de la base de que ninguna verdad es absoluta, o casi ninguna, si bien es cierto que hemos ganado en algunos aspectos, y esto es incuestionable, hemos perdido en otros tantos. Pero la clave puede hallarse si tratamos de valorar que tiene más importancia, ¿lo perdido o lo hallado?

Como buen geek que soy, como todos los que leemos esta página y otras muchas, y amante de la tecnología, puede sonar extraño esto que voy a decir, pero da pánico ver cómo alguna gente ha cambiado sus hábitos hacia un tipo más robotizado. Estremece ver en una reunión de un grupo de amigos cómo la mayoría están usando su teléfono para wasapear o mirar su perfil en Facebook en vez de aprovechar un fantástico café con una intensa conversación.

Algo tan clásico como una carta manuscrita no puede competir con un correo electrónico pues son ciertas las muchas ventajas de este, pero para determinados casos, el encanto de una carta, el olor del papel, el gusto de usar un abrecartas no tiene parangón. Un joven que va con el teléfono escuchando por el altavoz la música en el autobús o por la calle, algo común, antes era algo residual. ¿Dónde está lo perdido? ¿Ha valido la pena este progreso?

Hasta cierto punto es indudable que sí, pero esta respuesta empezará a cambiar peligrosamente hacia un rotundo “no” a medida que casos como los anteriormente citados empiecen a ser habituales… Y ya lo están siendo. Todos podemos redescubrir el placer de salir un día sin móvil a la calle, un domingo por ejemplo, ir a la playa, a la montaña y saborear el placer de estar desconectado. No tener el móvil a nuestro lado o en caso de tenerlo, solo para llamadas, y es que por regla general las llamadas urgentes no suelen ser para nada bueno… Así que no está de más poner por unas horas nuestra vida 2.0 en formato stand by y volver a saborear los placeres de la vida tradicional.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Apple, Apple iPhone,
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Mario dice:

    Un gran artículo

  • francisco dice:

    Pedazo articulo….De los móviles que he tenido los que mejor recuerdo me dejan, el nokia 3310, sony ericsson w980i, el primero durísimo y el segundo una calidad de sonido asombrosa.

  • Juan Carlos Santos Álvarez dice:

    Cierto es que cada vez se ve a más gente en grupo,amigos que en vez de estar hablando entre ellos, o disfrutando de un acto de sociedad, están solamente con sus móviles y es un poco asqueroso. Que conste que me encanta la tecnología, pero abusar no es bueno.

    Un gran artículo. Enhorabuena

  • Emzi dice:

    Pienso que el móvil nos está devorando, como adicto al mismo, ya no podemos quedar amigos y hablar, reír y ser los mismos, todos estamos más pendientes de el móvil que de nuestro encuentro. Definitivamente creo que terminaremos mal con esta tecnología, ya que las personas nos aislamos más a nosotros mismos, vamos que preferimos tener un móvil, que quedar con los amigos a tomarnos unas cañas…….

  • ModeJ dice:

    Como todo tiene sus pros y sus contras, todo depende del uso. Yo gracias al movil he podido avisar a todos mis amigos para tomarnos un vinos pero es cierto que en algunos momentos nos priva de socializarnos.

  • stronger1101 dice:

    Desde mi punto de vista esto aparatos nos han ayudado a facilitar el diario vivir no podemos movilizar mientras hacemos una llamada o enviamos un correo electrónico. La medida en que afectan nuestra vida de manera negativa es responsabilidad mía, pues Bn me lo dijo mi Mama “Todo en exceso es malo” y esto me lo dijo por allá por los 90 mientras veía DragonBall cuando la TV y alguna consola de video juegos se convertían en el vicio de los más jóvenes.

  • Dany dice:

    Qué bueno… enhorabuena, Jose…

  • Marco Ortiz dice:

    Excelente artículo, considero la tecnología importante en nuestras vidas, pero desafortunadamente si no tenemos la consciencia de poder darle su exacto lugar e importancia, cada día el individuo en nuestra sociedad será más solitario y perderemos poco a poco la capacidad de interactuar con nuestros semejantes. Cosas muy hermosas están quedando en el pasado. Ojalá no las perdamos para siempre, sería algo terrible y lamentable. Saludos cordiales desde Mérida, Yucatán, México.

  • Hector dice:

    Increible articulo sin duda uno de los mejores que he leido este año, he regresado por un instante a mi niñez cuando jugaba con mis amigos de una forma mas sociable, no tan robotica y sedentaria como es en la actualidad.

    Intentare poco a poco variar esta situaccion y ser mas sociable personalmente y no detras de una pantalla ya sea mobil o pc.

    Gracias por este articulo.

  • Tito Plata dice:

    Buen artículo… Gran conclusión… con los ojos llorosos lo reconozco… B-)

  • Luis dice:

    Un gran articulo que muestra a donde va la sociedad actual; ahora nos importa tanto tener un gran terminal que una gran persona para compartir buenos momentos. Hemos llegado al punto de ofender e insultar a los demás por algo tan insignificante como un celular o un software. Creo que deberíamos dejar unos momentos apagado el celular, y compartir y aprovechar los momentos con las personas que queremos. Un saludo.

  • Héctor dice:

    Me encantaba el w810¡ en esa época fue lo mejorcito que tuve, por cierto sufro nomofobia, sería imposible para mi despegarme del móvil pero aún asi no me impide socializar de manera adecuada, sólo me tranquiliza saber que traigo el móvil encima

  • JJ Guerrero dice:

    En primer lugar quiero sumarme a la felicitación por el artículo, muy bueno, reflexivo y gráfico, me ha encantado la foto de la escala evolutiva de los móviles.

    Dicho esto quiero dar mi parecer, desde mi punto de vista, el de alguien que ha vivido enganchado activamente a toda esta evolución tecnológica y he de decir que sigo enganchado. Sin embargo algo está cambiado, la batería de mi flamante S4 empieza a durar cada vez más, en parte gracias a los 2600mAh pero sobretodo porque cada vez empiezan a aburrirme más las redes sociales, a penas actualizo mis perfiles de facebook y twitter, incluso empiezo a responder menos a las incesantes chorradas que recibo por whatsapp. ¿por qué? En parte porque una vez superado el boom de las redes sociales, he empezado a darme cuenta de que echo en falta la humanidad de todas aquellas personas que están detrás de cada uno de los perfiles que tengo como amigos. ¿y eso? fácil … es mejor, como reza el artículo, disfrutar de la compañía presencial de la gente a la que aprecio que no la “virtual”. El exceso de conectividad acaba aislándonos de la realidad, a cada uno de una manera diferente desde luego, pero ¿para qué estamos con un grupo de amigos si estamos mensajeando con otros no presentes? ¿por qué tenemos que estar permanentemente diciendo qué es lo que hacemos y dónde estamos, colgando fotos en facebook? Mi experiencia no es un caso aislado, el descenso de actividad en las principales redes sociales es una realidad que preocupa a los grandes magnates que las controlan ¿será cosa del verano y de la llegada del buen tiempo?

    Whatsapp es la excepción, siguen incrementándose el número de mensajes diariamente, aunque hablamos de un programa de mensajería gratuita y no de una red social en si. Obviamente es mejor enviar mensajes de forma gratuita que apagar por una llamada. Llegados a este punto, al del coste de las llamadas a través del móvil, y encontrándonos en un momento en el abaratamiento de éstas hasta el punto de poder disfrutar de tarifas planas a bajo coste, puede que acaben cargándose también al gigante verde.

    Saludos,

  • yak dice:

    realidad pura! salvo la parte de q la tecnologia no es un progreso, no se puede negar q ciertos puntos son muy utiles: Whats app: estar comunicados de manera gratuita con amigos familia companeros de trabajo o incluso clientes de algun vendedor. mail: hoy en dia el mejor uso es para el negocio y para comunicarse entre empresas o para uso escolar con interaccion entre alumnos y profesores skype: la mejor manera de relacionarse mas alla de la distancia la camara: captura y guarda un lindo momento mp3: musica en cualqier lado y en tu bolsillo google: qien hubiera imaginado q esribiendo cualquier cosa o diciendolo podrias obtener cualqier informacion necesitada o Wikipedia todas las definiciones en un lugar y facil de conseguir incluso las redes sociales para compartir un lindo momento (un cumpleanos o un verano en la playa) o alguna opinion o algun suseso interasente con gente conosida google maps no hay forma de perderte o no saber como llegar a un lugar google calendar: calenario sincronisado con tu cuenta para estar 100% organizado

    la verdad mirandolo desde este punto de vista es muy progesivo pero si se le da un uso exesivo osea un mal uso no es tan positivo como contar cada cosa q hacemoa en las redes o o hablar x whats app las 16 horas q un esta despierto no se trata de usarlo de la manera q se usa comi bien lo explica el articulo: “la tecnologia es un bien si en bien utiliada”

  • Vikingo dice:

    No es necesario felicitar el post, pero aún así lo voy al hacer. Me quedo con la reflexión acerca de si si hemos progresado o no con la evolución de estos aparatos. Sinceramente creo que no. El consumismo se ha apoderado de la tecnología. Ahora si no tenemos un S4 parece que somos los más desgraciados, el problema es que a los 6 meses ya nos hemos cansado del S4 porque llevan 3 meses saliendo rumores de como va a ser el S5. Antes podías tener el móvil que fuese, que no había tanta diferencia, todos hacían practicante lo mismo. Ahora te gastas 300 euros en uno normalito y enseguida te das cuenta que te va lento. Ahora estamos controlados permanentemente, las rrss y quien las controla son los que realmente han mejorado con la evolución de los móviles.

  • myru dice:

    EL articulo!!!

  • Geovanny Villa dice:

    Hermosisimo articulo! Me fascinó.

  • jyspau dice:

    Yo me dejo el terminal más de una vez en casa y estoy tan tranquilo como cuando lo llevo, el facebook no lo uso, el instagram tampoco,el guastap solo para avisar cuando llego tarde, el 60% lo uso para llamar y el resto 40% para consultar la web.

  • Lukas dice:

    Nunca he entendido ni entenderé a la gente que actualizar su estado constantemente con cosas como tomando un pincho, estudiando, trabajando… Mucha gente tiene un nivel de adicción fuera de lo saludable. Hay que desintoxicarse un poco y respirar más aire puro

  • […] Jose Antonio Carmona en Andro4all, Reflexiones de cómo sería la vida si no se hubiese inventado el móvil […]

  • […] Los chicos de Andro4all nos explican como sería nuestra vida si no se hubiesen inventando los móviles. […]

  • […] Los chicos de Andro4all nos explican como sería nuestra vida si no se hubiesen inventando los móviles. […]

  • […] Jose Antonio Carmona en Andro4all, Reflexiones de cómo sería la vida si no se hubiese inventado el móvil […]

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion