Close Button
Compartir

Android Jelly Bean 4.2.2 para el HTC One ha comenzado, o mejor dicho, continuado, su despliegue por tierras europeas. Tras iniciar su andadura la semana pasada en algunos países nórdicos, el viernes llegó a algunos afortunados poseedores del terminal en España y otros países europeos, pero fue una especia de OTA interruptus, pues ese mismo día se interrumpió su distribución sin saber muy bien porqué.

Ayer lunes se reanudó el envío del nuevo paquete de software y desde entonces lo hemos estado probando para ver cual es el rendimiento ofrecido y si mejora a la ya excelente versión con la que fue presentado el fantástico terminal. Con un peso de 416,46 MB, la numeración de esta versión es 2.24.401.1, si bien antes llega una actualización de de 1,47 MB que prepara al terminal. ¿Y cuales son las novedades?:

  • Soporte para los salvapantallas.
  • Widgets en la pantalla de desbloqueo.
  • Mejora en la barra inferior del lanzador de aplicaciones con posibilidad de eliminar los tres puntos.
  • Reorganización más lógica del panel de los widgets.
  • Mejora en el botón Home con más posibilidades de uso.
  • Posibilidad de mostrar el nivel de batería en la barra de estado.
  • Acceso rápido a 12 ajustes desde la barra de notificaciones.
  • Permite el bloqueo de exposición y foco en la cámara al pulsar en la pantalla.
  • Nuevo formato Zoe para mejorar la gestión de ficheros.
  • Avance rápido, rebobinado y búsqueda en el canal de música.
  • Se añaden seis temas para los vídeos destacados.

Una vez instalada la actualización el terminal se va a reiniciar varias veces, no os preocupéis. En primera instancia no vamos a apreciar grandes cambios, si bien al menos y en el terminal en que lo he probado, se ha observado un lag del que antes carecía. En los hilos abiertos al respecto los usuarios aconsejan hacer un factory Reset, esto es, dejar el teléfono como recién comprado.

Actualización para el HTC One

Como primera prueba y antes de llegar a ese extremo, hemos probado ha hacer un reinicio y ha vuelto a recuperar el ritmo normal, sin el más mínimo lag. Las grandes mejoras vienen presentadas sobre todo por la posibilidad de eliminar los tres puntos en la barra inferior, así como el acceso más rápido a los ajustes desde la barra de estado.

Una de las virtudes del HTC One y Sense 5, era la gestión de la batería. Por ahora y pese a que no está asentada la ROM, y habrá que esperar unos días, todo parece que se mantiene en los mismos tiempos y porcentajes, algo que ya de por sí es de agradecer. Y cuando estamos paladeando las mieles de esta nueva versión, ya se habla de la llegada de Android 4.3 Jelly Bean... no tenemos arreglo.

Temas relacionados: Otros Android

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!