El tercer trimestre podría comportar pérdidas en los números de HTC

Última actualización el 04/07/2014 a las 18:55

La que fuera la mejor compañía de teléfonos móviles hace unos años no está pasando sus mejores momentos a nivel económico. Algunos dispositivos “malos”, una mala publicidad y la situación mundial son sin duda factores que no ayudan para nada a mejorar esto, pero lo cierto es que HTC tenía muchas esperanzas depositadas en el HTC One.

HTC

Pero cuando eres una compañía que se dedica exclusivamente a los teléfonos, lo normal es que tengas un catálogo más bien amplio, y no como en este caso, en el que encontramos casi exclusivamente a un teléfono, nuevamente, el HTC One.

Es cierto, ahora ha llegado el HTC One mini y antes teníamos otros teléfonos de gama baja y media, pero lo cierto es que sus ventas son casi testimoniales y su calidad más bien justa (por no decir pésima en algunos casos) en cuanto a potencia principalmente.

El otro factor, sin duda, las actualizaciones. Cuando desembolsas una cantidad tal de dinero en un dispositivo, esperas que mientras este te dure lo tendrás siempre actualizado a la última versión del sistema operativo, quizás en una versión próxima, pero esto con HTC no pasa.

El último jarro de agua fría aún me hace tiritar en pleno verano, con un teléfono como el HTC One S (realmente potente y que en su momento casi se situaba al nivel del HTC One X o el Samsung Galaxy S III) que únicamente recibirá una actualización en su vida, mientras que terminales mucho menos potentes como el HTC Desire 600 disfrutan de Android Jelly bean y Sense 5.0.

Cualquier justificación al respecto es pura mentira.

Bailarinas en la presentación del HTC Oner Glamour Red

Sea como fuere, si miramos a HTC veremos que están centrando sus esfuerzos en hacer visible a su terminal estrella, el HTC One, pero están perdiendo la oportunidad de darse a conocer como marca, que es lo único que durará en el tiempo.

Y no es una percepción mía, ya que en la reunión mantenida el lunes por la cúpula de HTC se demostró. Para el tercer trimestre la compañía espera obtener unos ingresos de entre 1.670 y 2.000 millones de dólares, lo que a simple vista lo sitúa bastante atrás respecto a los 2.400 millones del segundo, aunque continúan siendo número muy altos.

Pero no nos dejemos engañar, lo cierto es que esto reporta un margen operativo de beneficios mínimo, de entre el 0 y el -8%, que a efectos prácticos se puede traducir en una única palabra: pérdidas.

Peter Chou, CEO de la compañía, sigue la misma tendencia de siempre y en lugar de aceptar errores simplemente señaló como culpables de este descenso a costes estructurales más elevados y a liquidación de material antiguo, a la vez que remarcó que el HTC One ha alcanzado una buena cifra de ventas en China, EE.UU, Europa, Oriente Próximo y África.

Pero nuevamente, sólo eso, el HTC One.

“Nuestra estrategia es tener una buena cuota de mercado en el segmento de smartphones de gama alta, especialmente en mercados como China, […].

HTC es una compañía capaz de hacerlo, así que continuaremos fortaleciendo nuestra posición en ese área. Definitivamente no queremos limitarnos a este área, pero queremos asegurarnos que somos un jugador fuerte en el segmento de alta gama”.

Por su parte, Chialin Chang, CFO de HTC, aseguró tener planes que mejorarán esta situación y harán que la compañía sea rentable nuevamente, un anuncio que ya se ha oido anteriormente y que a la hora de la verdad no se ha visto reflejado en esos detalles tan básicos como son tener un catálogo competitivo y mantener un nivel de actualizaciones aceptable.

Para terminar la reunión, Peter Chou habló también sobre la necesidad de mantener un nivel de compromiso y de calidad alta por parte de sus empleados, un hecho que les ha llevado a lanzar un programa de incentivos para premiar su trabajo.

“Así, podremos seguir impulsando nuestros innovadores productos, los mejores productos del mercado”.

¿Cómo valoráis vosotros la actual situación de la compañía? ¿Confiáis en ella o ya habéis terminado de darle crédito y oportunidades?

COMPARTIR
SIGUIENTE