Close Button
Compartir

Las empresas que podrían darnos estos nuevos procesadores son TSMC y Globalfoundries, que han anunciado que la fabricación de semiconductores para procesadores de 20 nanómetros empezaría en el 2014, año en que probablemente podamos ver una hornada de nuevos SoC en acción en la gama alta. Las mejoras que nos aportarían estas nuevas tecnologías de construcción serían un rendimiento de alrededor de un 30% superior en nuestros procesadores y una disminución del consumo de energía de en torno al 25%. Quizás en el apartado de potencia no sea del todo necesario mejorar ya que los actuales dispositivos presentan rendimientos bastantes buenos aunque, por otra parte, una mejoría de este porcentaje siempre es bienvenida. Incluso se espera que lleguen a los 3 GHz de velocidad de reloj. El aspecto más importante es el de la batería que se ha convertido, sin duda alguno, en uno de los que más quebraderos causa a todos los usuarios de Android.

Captura del procesador Cortex-A15 de ARM

Ahora ya todo depende de la estrategia que los fabricantes decidan emplear. Siempre es posible que vayan a adquirir la máxima potencia, pero quizás algunos se decanten por ofrecer un rendimiento parecido a los actuales pero con una mejora bastante significativa de la batería. Sea cual sea la decisión por la que optan, lo que está claro es que en 2014 volveremos a ver una batalla en este apartado. Por tanto, el próximo año se presenta también como un buen año para el avance del sector de la electrónica de consumo, más todavía si tenemos en cuenta que ya se empieza a rumorear que compañías como Intel trabajan en procesadores de 14 nanómetros o que estamos a la espera de una nueva generación de ARM Cortex.

¿Que opináis de los avances que estamos viviendo en el sector de los procesadores? ¿Pensáis que será realmente útil de cara a los usuarios, o si por otra parte ésto solamente servirá para encarecer el precio de nuestros dispositivos? Esperamos vuestros comentarios.

Temas relacionados: Procesadores móviles

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!