Close Button

Desde las primeras filtraciones de la posible salida de la familia Galaxy Mega por parte de Samsung muchos usuarios se mostraron reacios a entender un tipo de terminal que Samsung empezó con la familia Note y que ha continuado hasta presentar los ya mencionados Samsung Galaxy Mega. Sin ser unos terminales pensados para el público mayoritario, se empezaron a vender por el mundo, en concreto a España llegó el Samsung Galaxy Mega 6.3 del que hoy os traemos un análisis en el que os queremos mostrar las bondades y defectos de este gran terminal de Samsung.

El modelo en color negro presenta un pequeño tono azulado

Primeras impresiones

Cuenta con un tamaño descomunal¿Esto es un móvil? Es lo primero que piensas cuando lo coges, nada más abrir la caja del terminal te asustas, su tamaño es enorme –y eso que soy un usuario habitual de phablets–. El tamaño “descomunal”, solo se ve suavizado por unos márgenes bastante reducidos que hacen que el tamaño del terminal no se dispare más y un grosor bastante ajustado que hace que el terminal sea más cómodo en la mano de lo que se puede pensar de primeras.

Una vez empiezas a probar el terminal, tienes en la cabeza que es un gama media –ya que Samsung lo cataloga de esa manera– pero tiene un rendimiento muy bueno, siendo un terminal que se mueve muy bien en todas las acciones. Quizás como punto débil una pantalla que sin ser mala se muestra un poco deficiente.

Especificaciones técnicas

Samsung Galaxy Mega 6.3
Dimensiones (en mm)167,6 x 88 x 8 mm
Peso (en gramos)199
Sistema OperativoAndroid 4.2 Jelly Bean con TouchWiz
Pantalla (en pulgadas)6,3 HD Super Clear LCD (159,7 mm)
ProcesadorSnapdragon 400 a 1,7 GHz Dual Core
Memoria RAM1,5 GB
Almacenamiento8 o 16 Gb (ampliables hasta 64 mediante microSD)
Conectividad4G, Wi-Fi a/b/g/n/ac, WiFi DirectBT 4.0(BLE), USB 2.0 H/SGPS+GLONASS, NFC, MHL
Batería (en mAh)3.200 mAh
Cámara trasera8 megapíxeles
Cámara delantera1,9 megapíxeles

Disponibilidad y precios

Por ahora solo se encuentra disponible en negro, tiene un tono azuladoEn la actualidad se comercializa en color negro –aunque su acabado tiene un tono azulado– y estamos a la espera de que la compañía coreana muestre algún color más, siendo probable que lancen el terminal en color blanco.

Podemos encontrar el terminal a un precio cercano a los 500 euros para el modelo libre en varias tiendas físicas por ahora no es fácil encontrarlo en operadora ya que es un terminal enfocado a un público muy minoritario y no es algo que busquen muchos usuarios.

Chasis

Cuenta con tan solo 8 mm de grosorCon el diseño típico de Samsung –ojo no lo digo de forma despectiva, tienen una imagen de marca y muy bien por ellos– este Samsung Galaxy Mega cuenta con unos bordes redondeados y un acabado plástico con un reborde exterior metálico que le da un toque diferenciador a un frontal simple, siguiendo la línea iniciada en el Samsung Galaxy S4. Dentro de la interacción con el terminal, en la parte frontal posee los tres botones típicos de Samsung, botón central “Home” de tipo físico, dos botones a los lados de este –“Atrás” y “Menú”– de tipo táctil retroiluminados.

En el lateral derecho dispone del botón de desbloqueo, bastante bien situado y accesible para el usuario y en la parte izquierda el control de volumen, algo más incómodo para utilizar con una sola mano debido al tamaño del terminal, pero seguramente el sitio más adecuado, aunque me gustaría haberlo probado en la zona derecha justo debajo del botón de desbloqueo.

Pantalla

Pantalla Super LCD Clear de 6,3 pulgadasCuenta con una pantalla enorme de 6,3 pulgadas podemos disfrutar de mucho contenido multimedia, ya que para leer no es muy recomendable debido a su escasa resolución, 1280×800 píxeles, a veces la letra más pequeña no llega a tener la definición a la que estamos acostumbrados en los últimos terminales del momento.

Con un panel de tipo TFT, en concreto un HD Super Clear LCD, dispone de unos colores naturales y unos ángulos de visión aceptables pero no llega al nivel de los paneles AmoLED que suele montar la compañía coreana o los paneles IPS de la competencia. Samsung intenta paliar un poco el problema de la definición para la letra pequeña con un sistema que “define la letra” dentro del navegador, que si bien consigue ayudar a ver mejor las letras en tamaño diminuto, no consigue arreglar un problema que viene directamente relacionado con la densidad de 233 ppp que posee el panel.

Resistencia

Tapas de plástico y borde metálicoEs un apartado obligatorio cuando se hace un análisis de un terminal, pero lo cierto es que nunca se puede decir a ciencia cierta como de bien funciona. En principio la pantalla cuenta con un recubrimiento para proteger la pantalla –como todas las pantallas– sí bien no es de ninguna compañía externa y no presenta ninguna de las patentes más utilizadas en el mundo Android.

Por lo demás la fabricación en plástico del terminal tiene dos puntos enfrentados, por un lado, la parte buena, y es que el plástico absorbe mejor los golpes mejor que los elementos más rígidos y puede provocar menos daños en el interior del terminal y por otro lado se rompe con más facilidad que otros materiales, por lo que el dispositivo se vería “más feo” en el caso de sufrir un percance.

Batería

Batería removible de 3200 mAhCon el tamaño que dispone el terminal lo normal es que pueda albergar una gran batería, y así es, cuenta con una batería de litio de 3200 mAh que ofrece una autonomía suficiente para un día pero siempre que no seas un usuario muy exigente.

Cámara

Cámara trasera de 8 megapíxelesCon un grupo de cámaras conocido por muchos de vosotros –ya que monta las cámaras del Samsung Galaxy Note II– dispone de una cámara trasera de 8 megapíxeles con AutoFocus, Flash LED y grabación en Full HD y una cámara delantera de 1,9 megapíxeles con calidad HD que cumple de sobra las necesidades para un hangout. Con un buen rendimiento en buenas condiciones lumínicas, falla bastante a la hora de realizar capturas con malas condiciones de luz.

Además de esto y gracias a la interfaz incorporada por Samsung en su capa de personalización, disponemos de muchas opciones, tanto antes o después de realizar la fotografía para modificar las diferentes opciones de la imagen.

Rendimiento

Su procesador dual-core se mueve de una manera excelenteEn este apartado he de decir que me he llevado una grata sorpresa, con un rendimiento excelente para un terminal de gama media –sé que algunos me vais a comer por decir esto pero la propia Samsung la cataloga así–, este Samsung Galaxy Mega se mueve de maravilla gracias al procesador Snapdragon 400 y al 1,5 GB de RAM que tiene y a una gran optimización. Excelentes resultados en las aplicaciones más habituales, navegadores, lectores de noticias y redes sociales, y buenos con las más exigentes como mapas y juegos, nos encontramos con un terminal que rinde en líneas generales de una manera excelente.

Sistema operativo

Android 4.2.2 Jelly BeanUno de los mejores puntos que tiene Samsung es sin duda la rapidez de actualización de sus terminales y la capacidad que ha tenido de mejorar su capa de personalización, y aquí no podía ser diferente, con Android 4.2.2 Jelly Bean y la capa de personalización de TouchWiz el terminal está muy optimizado y se mueve de una manera excelente dentro de los ajustes, en las transiciones y en las operaciones básicas del terminal.

Además de esto, cuenta con muchas aplicaciones propias, algunas con un dudoso valor y otras con unos buenos aportes frente a Android nativo, programas para utilizar la conectividad infrarrojos, widgets personalizados o una ventana de ajustes mejor ordenada aportan grandes puntos a una experiencia stock.

Extras

Pocos puntos podemos añadir a lo ya dicho, quizás el hecho de tener la ya mencionada conectividad con infrarrojos o el hecho de tener acceso a redes LTE-4G, pero puede ser algo que no marque grandes diferencias para un usuario estándar.

Vídeo

Como terminal de gama media/alta es de lo mejor que nos podemos encontrar en el mercado, muchas cosas buenas y algún pero pero un terminal muy completo, con gran conectividad y un apartado multimedia suficiente.

Los puntos a favor que se pueden destacar de este terminal son los siguientes, una gran pantalla, increíble para disfrutar de contenidos multimedia, un rendimiento muy bueno para un dual-core y una gran conectividad gracias a las redes LTE-4G y el puerto de infrarrojos.

Por el otro lado los puntos negativos, son su tamaño, como pasa en todos los phablets juez para bien y para mal del terminal, una baja densidad de píxeles en la pantalla y por último su precio, bastante elevado para un usuario estándar ya que se encuentra cerca de los 500 euros, siendo más caro que sus principales rivales, el de la casa, el Samsung Galaxy Note II y el de fuera, el Huawei Ascend Mate.

Este terminal ha sido cedido por Media Markt A Coruña.

Temas relacionados: Análisis de móviles, Móviles, Samsung Galaxy

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR