Close Button
Compartir

Porque no todo en la vida van a ser teléfonos de gama alta, en esta ocasión hemos reservado este rincón de Androides del pasado a un terminal muy popular y asequible. Un modelo que hizo que muchos usuarios se iniciasen por primera vez en Android y que además venía firmado por una empresa con un buen saber hacer dentro del mundo de la telefonía en general y de Android en particular, HTC.

HTC Wildfire S

Quizás ya había pasado la época más gloriosa de la empresa con sede en Taiwan, pero eso no impedía que siguiese lanzando al mercado distintos productos. Con un catálogo quizás sobredimensionado, hay que reconocer que tomaron decisiones de dudosa rentabilidad junto con otras bastante afortunadas.

Encuadradas dentro de las últimas podemos colocar el lanzamiento de este terminal, que además supo ganarse el apoyo de las distintas operadoras, lo que hizo que ganase adeptos. Vamos a recordar al HTC Wildfire S.

Especificaciones

Antes de nada y para poder hacernos una idea de cual es la dimensión del HTC Wildfire S lo mejor es revisar sus especificaciones en una tabla:

EspecificacionesHTC Wildfire S
ProcesadorProcesador Qualcomm MSM7227 a 600 MHz ARM 11 con GPU Adreno 200
Memoria RAM512 MB RAM (418 MB disponibles para el usuario)
Cámara5 megapíxeles con flash LED
Pantalla3,2 pulgadas 320×480 pixeles 180 ppi
Almacenamiento2 GB con posibilidad de ampliar con tarjetas de memoria
Dimensiones101,3×59,4×12,4 milímetros
Peso105 gramos
BateríaBatería de 1230 mAh
ConectividadGSM 850/900/1800/1900 HSDPA 900/1900/2100, Wi-Fi 802.11 b/g, a-GPS, Bluetooth 3.0
Sistema operativoAndroid 2.3 Gingerbread a Android 2.3.5 Gingerbread
Fecha descatalogación2012ComercializaciónLibre, Movistar, Vodafone

Historia

El HTC Wildfire S fue anunciado el 15 de febrero de 2011 en el Mobile World Congress de Barcelona. El HTC Wildfire S fue la propuesta de HTC frente a otros terminales de tamaño reducido que ofrecían unas cifras de ventas destacadas. Además venía a sustituir al HTC Wildfire original que con unas especificaciones algo justas se había quedado rápidamente desfasado en el mercado y estaba en la línea de terminales pequeños pero muy atractivos como el algo más antiguo Sony Ericsson Xperia X10 Mini.

Manteniendo unas lineas casi idénticas al primer HTC Wildfire, el nuevo modelo aligeraba el peso unos gramos y su cuerpo perdía grosor. Además acusaba la ausencia del trackpad, tan característico de los terminales de HTC. Por otra parte mantenía el tamaño de la pantalla respecto a su predecesor, en unas justas 3,2 pulgadas, pero mejora la resolución, algo en lo que el anterior terminal cojeaba de forma ostensible.

Con un precio popular similar al del primer modelo, la idea de HTC era fidelizar a una clientela que no quería efectuar un desembolso económico importante pero que sin embargo quería tener un terminal compacto y funcional en el bolsillo. El truco para hacer que el terminal se extendiese como la pólvora era llegar a acuerdos con las principales operadoras de telefonía con el fin de que estas lo incluyesen en sus catálogos.

Datos

Con una extensa review que ya hicimos en su momento, se trataba de un terminal de gama media y de diseño compacto. HTC optó en esta revisión por pasar a usar plástico, algo no muy habitual en el fabricante taiwanés. Con un diseño parecido llamaba sobre todo la desaparición como ya hemos adelantado antes, del trackpad óptico, algo que permitió reducir unos milímetros el tamaño del terminal manteniendo las mismas medidas de pantalla.

Otros aspectos en los que mejoraba al anterior modelo eran la memoria RAM y el procesador. En el primer caso la evolución hizo que se pasase de 384 MB de RAM en el HTC Wildfire original a 512 MB RAM, algo que ya venía siendo el estándar en muchos terminales. En lo referente al procesador si el HTC Wildfire hacía uso de un procesador a 528 MHz, en el caso del HTC Wildfire S este usa un procesador a 600 MHz, algo que se nota en el día a día, favorecido, y todo hay que decirlo, por el uso de Gingerbread, ya que el anterior modelo usaba Android Eclair en su salida y se actualizó hasta Android Froyo.

A su vez el HTC Wildfire S introducía una nueva versión de Sense, en este caso la 2.1, que poco a poco iba puliendo detalles hasta llegar a ser una de las capas de personalización más reconocidas y alabadas. A destacar el hecho de que el terminal saliese al mercado con la última versión de Android salida hasta el momento, Android 2.3. Gingerbread. Tanto la mejora en RAM, como en el procesador, unidas ambas a la nueva versión de Android, hacen que como se puede apreciar en el vídeo, la mejora en el funcionamiento fuese más que evidente.

Aspectos destacados

HTC Wildfire S

Uno de los aspectos más destacados era la pantalla. Sin ser la quintaesencia en este sentido, sí supuso una notable mejoría ya que manteniendo las pulgadas se pasó de una resolución de 320×240 píxeles a una mejorada de 320×480 píxeles, algo que se apreciaba en su uso diario. No se trataba de un terminal para consumo masivo de información, pues estaba limitado por el tamaño de la pantalla, pero la mejoría en definición era algo necesario apreciable en cualquier aplicación.

Con un sonido simplemente decente, el HTC Wildfire S incorporaba una cámara de 5 megapíxeles con flash LED de una calidad similar a la que ofrece el HTC Desire S. Sin posibilidad de grabar en alta definición, nos quedamos en una resolución de 640×480 píxeles, algo justa pero lógica si tenemos en cuenta que al ser un terminal de gama media baja debía recortar en costes de fabricación en algunos apartados.

Otra mejora, si bien no tan perceptible, que introdujo el HTC Wildfire S, fue el paso del Bluetooth 2.1 a la versión 3.0 del protocolo. ¿Que suponía esto en la práctica? Sobre todo una mejora en la velocidad a la hora de transmitir información, algo palpable a la hora de por ejemplo escuchar música mediante unos auriculares con este tipo de conectividad. De igual forma se ganaba con un menor consumo energético, algo siempre importante si hablamos de terminales con Android.

Un apartado a destacar era la batería, que curiosamente veía recortada su capacidad respecto al HTC Wildfire. SI en este hacía uso de una batería de 1300 MaH, en el HTC Wildfire S esta pasa a ser de 1230 mAh. ¿Significaba esto una menor autonomía? Nada más lejos de la realidad, y es que gracias a a Android 2.3 Gingerbread, el consumo energético se vio mejorado pese a esta ligera merma de capacidad.

Fin de sus días

HTC Wildfire S

Con su salida al mercado en el segundo trimestre del año 2011, el HTC Wildfire S tuvo una fructífera existencia que prolongó hasta mediados del año 2012, fecha en la que la empresa taiwanesa decidió descontinuarlo. Un móvil pensando para aquellos que no querían pantallas grandes, que por aquel entonces se situaban en las 4 pulgadas y sobre todo orientado a un publico femenino con un color rosa del que se vieron muchas unidades.

Con el final de este modelo HTC comenzó su lenta travesía si hablamos de terminales de entrada, pues no tuvo un modelo destacado desde entonces con el que atraer al gran público que no quería tener un teléfono de alta gama. Incluso ahora, el más reciente HTC One Mini no podría catalogarse como tal, un fallo que muchos esperan HTC solucione. Y tú, ¿tuviste un 1230 mAh? ¿Aún lo conservas? ¿Que nos puedes contar sobre él?

Temas relacionados: Otros Sistemas Operativos

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!