Close Button

Estamos ya rondando la mitad del mes de agosto con la canícula en todo lo alto y aquí seguimos al pié del cañón con el firme propósito de recordar terminales que marcaron un punto álgido en la historia de Android. Por Androides del pasado han pasado ya teléfonos de las principales marcas que se lanzaron al mar al mismo tiempo que el sistema operativo de Google. Quedan las marcas chinas, más desconocidas, que llegaron más tarde, por lo que estas gozan de poco protagonismo.

Google Nexus S

Por esta razón hoy vuelve a repetir con nosotros uno de los modelos lanzados al mercado por Samsung, una de las marcas más importantes en el sector de la tecnología y que ya había marcado un punto de inflexión con el lanzamiento del Samsung Galaxy S.

En esta ocasión vamos a tratar un terminal, primo hermano del anterior pero que gozaba de una ventaja, y era el llevar grabado detrás el lema “with Google”. Como habéis podido intuir estamos ante un nuevo terminal de la gama Nexus, en esta ocasión el Google Nexus S, surgido de la colaboración entre Samsung y Google. Vamos a recordar al Google Nexus S.

Especificaciones

Antes de nada y para poder hacernos una idea de cual es la dimensión del Google Nexus S lo mejor es revisar sus especificaciones en una tabla:

EspecificacionesGoogle Nexus S
ProcesadorProcesador Samsung S5PC110 a 1 GHz Cortex-A8 con GPU PowerVR SGX540
Memoria RAM512 MB RAM
Cámara5 megapíxeles con flash LED
Pantalla4 pulgadas 480×800 pixeles 233 ppi
Almacenamiento16 GB sin posibilidad de ampliar con tarjetas de memoria
Dimensiones123,9x63x10,9 milímetros
Peso129 gramos
BateríaBatería de 1500 mAh
ConectividadGSM 850/900/1800/1900 HSDPA 900/1900/2100, Wi-Fi 802.11 b/g, a-GPS, Bluetooth 2.1, NFC
Sistema operativoAndroid 2.3 Gingerbread a Android 4.1.2 Jelly Bean
Fecha descatalogación2011ComercializaciónLibre, Movistar, Vodafone

Historia

El Google Nexus S fue diseñado por Google y fabricado por Samsung. Anunciado por el CEO de Google, Eric Schmidt el 15 de noviembre de 2010, el teléfono se empezó a comercializar el 16 de diciembre en los Estados Unidos y el 20 de diciembre en el Reino Unido. Supuso la primera colaboración de Google con Samsung de una serie de lanzamientos que poco a poco irán ocupando nuestra atención.

Fue lanzado casi a la par que el Samsung Galaxy S, con el que comparte muchas características pero con el que a la vez también tiene algunas diferenciaciones. Debido a la semejanza entre ambos, muchos usuarios se decidieron por este último, por aquello de llevar Android sin capas de personalización. Las buenas cifras de ventas de este terminal vinieron dadas sobre todo por dos motivos. Por un lado Google había aprendido del error y decidió lanzar el Google Nexus S de la mano de las distintas operadoras de telefonía.

Mientras el Google Nexus One, solo podía adquirirse libre en un principio en la Web destinada a tal fin, el nuevo Nexus estaba incluido el el catálogo de las operadoras más importantes, a lo que se sumaba que pese a ello, se trataba de un terminal libre que además no venía personalizado por estas, algo muy seductor.

Por otro lado TouchWiz, la capa de personalización propia de Samsung incluida en el Samsung Galaxy S, en sus inicios, no terminaba de ir fluido, poco que ver con lo que supone hoy día TouchWiz, lo que hizo que muchos usuarios viendo las similitudes entre ambos terminales, optaran por probar el Google Nexus S.

Datos

Nexus S Vs Nexus One

El Google Nexus S compartía con su primo hermano, el Samsung Galaxy S, algunas características, si bien no todas y ahora vamos a ver algunas de ellas.

De entre los puntos en común podemos apreciar un diseño parecido, con unas medidas similares dentro de las que se enmarcaba una pantalla de 4 pulgadas, un estándar de la época. Sin embargo mientras el Samsung Galaxy S hacía uso del botón inferior físico tan conocido de la gama Galaxy, el Google Nexus S se decantó por usar una botonera táctil en la parte inferior que daba un aspecto de todo pantalla con el terminal apagado.

Fabricados en plástico y con 10 gramos más de peso para el Nexus, ambos hacían uso de una pantalla de tipo Super AMOLED, tan características de Samsung con la misma resolución y píxeles por pulgada, 233. No obstante al poco tiempo apareció otra versión con la denominación GT-I9023 que usaba una pantalla Super LCD, frente a la versión GT-I9020 que hacía uso de la Super AMOLED. Tanto la cantidad de memoria RAM que incorporaban, 512 MB, como el procesador, un C, eran idénticos, lo que nos da una idea de como Samsung había rentabilizado el proceso de fabricación.

Con el Google Nexus S se lanzó de forma paralela una nueva versión de Android, en este caso Android 2.3 Gingerbread. La nota curiosa, por no decir el fallo importante, es que esta versión sufrió un bug crítico que hacía que se el terminal sufriera un reinicio en llamadas de más de 3 minutos, lo que obligó a Google a lanzar un parche en forma de actualización en lo que fue la versión 2.3.1 Gingerbread.

Aspectos destacados

Google Nexus S

Entre los aspectos destacados del Google Nexus S caben citar sobre todo tres. Estos se corresponden con diferencias con el Samsung Galaxy S y con un añadido que aún a día de hoy trata de encontrar su camino.

La primera de las diferencias la encontramos en la memoria interna. Mientras en el Samsung Galaxy S se permitía ampliar la capacidad de almacenamiento mediante tarjetas de memoria, en el Google Nexus S esta opción fue descartada, permitiendo solo el usar los 16 GB de memoria interna, si bien como contrapartida, la disposición de estos era total para el usuario, pues se podían usar para datos, aplicaciones, etc. Esto es algo que no gustó a muchos potenciales compradores que vieron como 16 GB podían resultar un lastre a la larga. Google había iniciado así una política que llega hasta nuestros días en el Google Nexus 4, la de no permitir el uso de tarjetas de memoria, algo que si ocurría en el Google Nexus One.

La segunda diferencia que podemos encontrar jugaba a favor del Google Nexus S, y es que mientras en el Samsung Galaxy S se había eliminado el flash LED, lo que hacía que las fotos perdiesen calidad, en el Nexus sí se había solventado el error de construcción añadiendo este elemento. La cámara seguía siendo tan solo decente, pero el hecho de poseer flash nos permitía salir de algunos apuros e una forma más o menos airosa.

Pero si hay algo por lo que destacó el Google Nexus S, es porque fue el primer dispositivo en incluir la tecnología NFC, y lo hizo tanto a nivel de hardware como de software. NFC era la tecnología que prometía por aquel entonces dar un paso más en lo que a conectividad se refiere, permitiendo un mayor número de posibilidades. A día de hoy todos conocemos tanto el potencial del NFC como el hecho de que pese a todo se trata de una tecnología que no termina de despegar. no obstante el dato destacable es que el Google Nexus S fue el primero en hacer uso de la misma.

Fin de sus días

El final del Google Nexus S llegó en el año 2012 envuelto además por la polémica, al afirmar Google que este terminal no vería una nueva actualización más allá de Android 4.1.2 Jelly Bean. La versión 4.2 de Android se quedaba a las puertas, algo que no gustó a los usuarios y que hizo que aparecieran ROM preparadas por los “cocineros” de la comunidad con la nueva versión de Android. Vemos como al final, incluso los Nexus empezaban a sufrir la obsolescencia programada, si bien de no de forma tan flagrante como la impuesta por algunos fabricantes.

Tras el Google Nexus S, llegaría un nuevo Nexus, el tercero, de la mano de nuevo de Samsung y que volvió a suponer una revolución, pero a eso ya le dedicaremos otro artículo. En mi caso, fui usuario de un Google Nexus S y lo recuerdo con cariño como uno de los terminales más compactos que he tenido, en el uso y el su construcción. no era sobresaliente en nada pero si notable en todo. ¿Tuviste un Google Nexus S? ¿Porque preferiste el Google Nexus S al Samsung Galaxy S o viceversa?

Temas relacionados: Samsung

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR