Close Button
Compartir

Cuando hablamos de fabricantes de dispositivos móviles, siempre pensamos en los grandes, esos de los que podemos encontrar dispositivos en cualquier tienda especializada. Pero hoy queremos hacer un repaso a un nuevo mercado que está irrumpiendo con mucha fuerza en los últimos años: el mercado chino.

China y la gama baja

Esta semana, nos centraremos en los fabricantes apenas conocidos, descartando marcas ya conocidas por todos como pueden ser ZTE, Huawei o Xiaomi, a las que dedicaremos otro artículo propio.

Hace un par de años, cuando hablábamos de esta clase de dispositivos, casi siempre teníamos que hablar de algún dispositivo de una gran firma, ya que la gran mayoría de terminales de origen chino eran meras copias, aunque algunas muy logradas. ¡Pero eso se acabo!

Hablar de terminales chinos, es hablar de precio muy competitivo y con características que a muchos sorprenden. Pero si promenten mucho, ¿Como pueden tener esos precios?

Ingredientes: bonito, barato y ¿bueno?

Uno de los de los principales componentes en cuanto al hardware de todo terminal es el procesador. La gran mayoría de fabricantes de este tipo de terminales low cost usan procesadores suministrados por la empresa taiwanesa MediaTek (más conocida como MTK), la segunda a nivel mundial en este tipo de chips.

Pero como siempre os decimos en Andro4all, no solo de un buen procesador se puede obtener un gran rendimiento, y la memoria RAM está obteniendo una importancia cada vez mayor entre los usuarios. Por el momento, 1 GB de memoria RAM es lo más utilizado, aunque ya existe una importante cantidad de modelos que doblan esta cifra.

Si nos fijamos en las pantallas, podemos encontrar una calidad que puede situarse a la altura de los grandes fabricantes, siendo la tecnología IPS la empleada casi en exclusiva por todas las empresas. ¡Y de todos los tamaños!

En lo referente a materiales utilizados en la construcción del terminal, si nos referimos a terminales low cost no podemos pedir mucho. Encontramos plástico en casi todos los modelos disponibles, aunque hay que decir que en algunos la calidad del mismo es estupenda.

Las cámaras tampoco destacan si las comparamos con las marcas más populares. La gran mayoría de los modelos, nos ofrecen unos para nada despreciables 8 megapíxeles, aunque ya podemos encontrar algunos con 13.

Elaboración: Fácil, sencillo y efectivo

Así como en el hardware si encontramos un intento de acercarse a las grandes, la gran mayoría de este tipo de empresas chinas apenas trabajan en el software, que por otro lado es una ventaja si eres de los que les gusta tener una versión limpia de Android, entre los que me incluyo.

Un ejemplo lo tenemos con la marca española Bq, no es un secreto que importa sus productos de este país, aunque le da un pequeño toque a los dispositivos antes de ponerlos a la venta. Entre esas modificaciones, encontramos un gestor de actualizaciones propio y un par de aplicaciones ofimáticas. Como veis se aleja mucho de las capas de personalización de las grandes firmas, que en ocasiones nos alejan mucho de una experiencia de usuario “limpia”.

Presentación: olvida las actualizaciones y pelea por un buen servicio post-venta

Sin duda la pregunta más recurrente a la hora de adquirir un terminal de origen chino, es acerca de la garantía que se nos proporciona. Salvo en los dispositivos de bq, que al ser una empresa con sede en España nos ofrecen la garantía habitual, el tiempo de validez de la garantía es una verdadera incógnita. En la gran mayoría de ocasiones, si queremos un terminal de estas características, tenemos que recurrir a webs extranjeras, con lo que la legislación en este aspecto puede varia con la que estamos acostumbrados. Si queremos dirigirnos al fabricante propiamente dicho, la cosa no mejora, ya que nos embarcaremos en un sinfín de correos electrónicos. ¡Pero no estoy diciendo que sea necesario recurrir a la garantía!

En cuanto a la posibilidad de actualizar esta clase de terminales, pocas esperanzas se pueden albergar en este sentido. Salvo de terminales de bq, que sabemos que han actualizado recientemente alguno de sus dispositivos, el resto son una continua incógnita.

Como ya muchos sabréis, esta clase de terminales puede que no sea la elección más habitual entre los usuarios que buscan un terminal que cumpla con cierta exigencia, pero y si os digo que una empresa china podría estar preparando un teléfono con un Snapdragon 800 y 4 GB de RAM pero a mitad de precio que un Galaxy S4, la cosa cambia, ¿verdad?.

¡El mercado chino está en auge, y eso sin duda, es positivo para el consumidor!

Temas relacionados: Procesadores móviles

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!