Te explicamos en qué consiste el nuevo chipset Motorola X8 Mobile Computing System

Última actualización el 06/08/2013 a las 09:00

Recreación del nuevo Motorola X8 Mobile Computing SystemComo todos sabéis, recientemente se presentaba lo nuevo de Motorola, compañía ahora en propiedad de Google, y cuyo movimiento se esperaba desde hace tiempo. Para unos decepción, para otros expectación, pero lo cierto es que el terminal ha dado que hablar, y mucho.

Sin duda, una de las partes que más ha sido estudiada por la compañía y que se incluye en las novedades más importantes del Motorola Moto X es la del hardware interno. Los rumores ya hablaban de un posible SoC de 8 núcleos, y en parte no han fallado, aunque todo tiene su explicación. De esto se trata el Motorola X8 Mobile Computing System:

Qualcomm Snapdragon S4 Plus MSM8960, la base

El chip principal del Moto X está basado en este dual-core de la experimentada norteamericana de semiconductores Qualcomm, que tan buenos resultados ha — y continúa — dando. A partir de él se ha creado el MSM8960DT, dando el salto a la familia Snapdragon S4 Pro, y que podemos calificar como una versión mejorada del original que encontramos en muchos dispositivos Windows Phone como el Nokia Lumia 925 o el próximo Nokia Lumia 1020, aunque también en equipos Android como los HTC One X o Samsung Galaxy S III en mercados como el americano o asiático.

Las mejoras van desde el uso de la arquitectura más moderna de Qualcomm actualmente en el mercado para sus núcleos, es decir, los krait 300, hasta el uso de la GPU Adreno 320 en sustitución de la Adreno 225, que se calcula unas 3 veces superior en cuanto a rendimiento. Esta arquitectura y GPU son las mismas que también vemos en el Snapdragon 600 de 4 núcleos que montan terminales como el HTC One o el Samsung Galaxy S4.

Por supuesto, mención a parte se merecen los dos núcleos complementarios que ha incorporado Motorola para constituir su sistema, sin los cuales no tendría sentido:

Natural language processor y contextual computing processor, las claves

Estos microprocesadores o DSP (digital signal processor), que están compuestos por un solo núcleo cada uno, se encargarán de funciones simples y su actuación será clave para ese ahorro de energía que se busca. Ambos serán los únicos que estarán activados cuando el teléfono esté en modo reposo con la pantalla apagada o incluso con ella encendida pero no estemos utilizando el dispositivo. Así, los dual krait 300 no se “tragarán” la batería de forma innecesaria.

El procesador de lenguaje natural se encargará en exclusiva de todo lo relacionado con los comandos de voz, principalmente pensado para Google Now, así como de otras tareas como la cancelación de ruido.

Mientras, el de computación contextual controlará funciones en relación a los sensores y al panel táctil del equipo. Por ejemplo, servirá para activar la cámara con un simple gesto de muñeca, útil para situaciones en las que la rapidez es primordial, para mostrarnos el reloj en pantalla solamente al sacar el smartphone del bolsillo o al cogerlo de una mesa, o para permitirnos leer nuestras notificaciones con solo pulsar sobre la pantalla apagada, lo que han denominado always-on display mode (modo de pantalla siempre encendida).

La finalidad de todo ello, y por lo que Motorola ha puesto tanto empeño, es que los dispositivos que monten este chipset estén activos en todo momento para responder a nuestras necesidades de forma instantánea, todo ello sin aumentar el consumo de batería, es más, incluso mejorando la eficiencia energética.

Motorola X8 Mobile Computing System, el resultado

Sumando todos estos componentes, nos encontramos un chipset que la firma ha bautizado como Motorola X8 Mobile Computing System. Así, a modo de resumen, está compuesto por los siguientes elementos:

  • CPU: 2 núcleos Krait 300 a 1,7 GHz con 2 chips complementarios de bajo consumo para gestionar voz, pantalla y sensores.
  • GPU: Adreno 320 de 4 núcleos a 400 MHz.
  • RAM: soporta doble canal LPDDR2 a 533 MHz (2 GB en el Motorola Moto X).
  • LTE: Módem integrado.
  • Manufactura: 28 nm LP.

Captura durante la presentación del Motorola X8 Mobile Computing System

En esencia, esta invención no deja de ser un chipset de doble núcleo y su correspondiente unidad gráfica de 4, acompañados por 2 procesadores mononúcleos complementarios de bajo consumo para realizar tareas simples. Sumando llegamos al porqué de la denominación X8, y es que nos encontramos con un total de 8 núcleos.

Pese a esto, la intención de Motorola y Qualcomm no es ni mucho menos vendernos un sistema octo-core y punto, sino que la idea es demostrar una vez más que lo importante no es el número de núcleos ni la potencia de los mismos. En definitiva, quieren mostrarnos que lo correcto es saber combinar las mejores opciones que existen hoy a nivel tecnológico en el sector para obtener un equilibrio entre rendimiento y eficiencia energética óptimos gracias al uso de lo realmente necesario en cada momento, que a su vez nos ofrezca un equilibrio hardware-software perfecto. Veremos si en el Motorola Moto X lo encontramos y es el camino a seguir.

VER COMENTARIOS

Recomendado