Close Button

Prácticamente todos los que estáis leyendo esto ya tenéis un smartphone Android, y los pocos que no lo tengáis aún, leeis Andro4all porque vais a adquirir uno muy pronto. Para todos vosotros está indicado este artículo: si aún no lo tenéis, o hace muy poco que os lo habéis comprado puede serviros de guía. Y si ya lleváis tiempo en el mundo androide, seguro que tenéis muchos amigos y familiares que os preguntan qué teléfono comprarse. Pues ya podréis estar tranquilos, aquí vamos a ver las premisas básicas que, en mi opinión, debe tener un teléfono Android para que alguien se inicie en el apasionante mundo de los smartphones.

Apple vs Android

Pero, antes de empezar, quiero recomendaros un artículo que mi compañero Carlos realizó hace meses, una fantástica guía de compra de un nuevo smartphone según las necesidades de cada uno. Os remito a este artículo y, después, volvéis aquí.

¿Ya? Bien. Sigamos. Pongámonos en situación: nuestro objetivo es un teléfono inteligente para alguien que, hasta ahora, sólo ha tenido teléfonos “normales”. Básicamente quiere ver vídeos y fotos, navegar por internet, hacer fotos con su móvil, chatear por WhatsApp y jugar de vez en cuando de forma casual (Apalabrados, Candy Crush, etc.). Nada de juegos súper potentes con requerimientos gráficos astronómicos.

Tamaño y pantalla

Uno de los principales requisitos para entrar en el mundo de los smartphones es que tenga una pantalla generosa, lo que conlleva un buen tamaño del dispositivo. Si en un principio podría parecer una buena idea decantarnos por un terminal compacto y, por eso, más manejable, realmente todos queremos tener una buena visión de nuestras fotografías y vídeos, además de poder navegar cómodamente por internet. Por eso, la pantalla debe tener, al menos, 4,3 pulgadas. Pero no sólo de pulgadas vive una buena calidad de visión. La pantalla debe ser HD y, a ser posible, de una resolución cercana a los 1280×720 píxeles. Otro factor a tener en cuenta sería la luminosidad de la pantalla (ya sabemos lo mal que se ven, en general, estas pantallas a la luz del día).

Comparativa One X, Galaxy S III, Galaxy Note II y Nexus 4

Cámara de fotos

Sin duda, una de las características estrella para todos, novatos o experimentados. No es tan importante el número de megapíxeles como la calidad de la lente. Con 5 megapíxeles es más que suficiente, 8 tal vez. Pero, eso sí, la lente debe tener una calidad mínima, con una buena sensibilidad para poder hacer fotos decentes con poca luz. Por desgracia, no siempre tenemos en cuenta estos datos antes de comprar el teléfono. Por supuesto, la grabación en HD la damos por sentada, claro.

HTC One X vs Sony Xperia S vs Samsung Galaxy Nexus

Potencia

A estas alturas decir que con un procesador de un núcleo tenemos más que suficiente puede parecer una herejía, pero no lo es. No obstante ya hay pocos modelos en el mercado (relativamente modernos) que no lleven un procesador dual-core, que es más que suficiente… siempre que tengamos 1 GB de RAM. Aunque existen algunos modelos que con 512 MB de RAM funcionan más que correctamente, como el Huawei Daytona, cuando busquéis un nuevo smartphone, que la RAM no baje de ese giga. Pero tampoco os dejéis llevar por “cantos de sirena” de quad-core super potentes. El Samsung Galaxy S II todavía da mucha guerra.

Memoria

¡Cuidado! Si el teléfono que hemos visto tiene, por ejemplo, “4 GB de almacenamiento interno ampliables mediante microSD”, debemos ser conscientes de que esos 4 GB no son totalmente para nuestros archivos. Es muy importante que tenga una abundante memoria interna para que, después de descontar la necesaria para los archivos de sistema, nos quede suficiente para poder instalar nuestras propias aplicaciones. Sea como fuere, es más que aconsejable que tengamos la posibilidad de poder añadir una microSD.

Imagen que simula un SoC en Android

Versión del Sistema Operativo

Estamos hablando de terminales de gama baja, de introducción, por lo que es casi seguro que no reciban más de una actualización (¡eso si se actualiza!) por lo que es importante que, al comprarlo, tenga la última versión disponible. El letrero de “Android 4.0 actualizable” no es garantía de nada en absoluto.

Batería

Principal escollo que se van a encontrar los nuevos adeptos a los smartphones. Vienen de teléfonos tradicionales: pantallas más pequeñas, muchísimas menos funciones… Eso significa (como todos recordamos) que nuestros antiguos teléfonos podían aguantar una semana sin tener que recargar. Lo primero que hay que hacer es “cambiar el chip”: ya no tenemos ese tipo de teléfono. Un smartphone es un pequeño ordenador, con su procesador, su GPU, etc., por lo que requiere mucha energía. A esto hay que añadirle que estamos interactuando con él constantemente (redes sociales, multimedia, etc) y lo que una pantalla tan grande (unas 4 pulgadas hemos dicho) necesita en cuestión de energía. En resumen, hemos de dar gracias si el teléfono nos dura 24 horas. Hay que ser consciente de ello. El parámetro a tener en cuenta es el mAh (miliamperio-hora). Cuanto mayor sea éste, mayor será la duración de la batería.

Foto batería agotada

Sencillez, por favor

Repito, el nuevo usuario de Android viene de un teléfono sencillo, en el que el menú tenía 9 o 12 iconos (llamadas, fotos, ajustes, reloj, etc) y ahora se puede sentir abrumado ante la gran cantidad de opciones que nos da un smartphone. Busquemos unos controles sencillos. Si la capa de personalización no nos gusta, o nos parece complicada, siempre podemos elegir uno de los muchos launchers existentes para facilitarnos el acceso. Como muy bien sabéis los veteranos, las apps y widgets que más usamos (y que colocamos en las pantallas de inicio) las vamos descubriendo con el tiempo, con el uso.

Pantalla de desbloqueo, inicio y menú de apps

Tarifa de datos

Parece obvio pero no lo es. El otro día me pedía mi madre un “teléfono de esos para hablar por güasap”. Es lógico, a todos les encandila que nosotros veamos las fotos en grandes pantallas de buena calidad, que enviemos mensajes sin que nos cueste nada… Pero mi madre tiene una tarifa de voz de lo más simple, y no necesita internet. Y, sinceramente, un smartphone sin acceso a la red es algo prácticamente inútil o, cuando menos, un enorme desperdicio. ¿No creéis? Tarifas hay muchas y casi para todos los gustos. Estad atentos a Andro4all porque periódicamente os ofrecemos las comparativas más completas de tarifas telefónicas.

¿Qué os parece? ¿Añadiríais algo a esta lista de características?

Temas relacionados: Móviles, Samsung Galaxy

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR