Close Button
Compartir

Parece que fue ayer, pero hace casi cinco meses que iniciamos una andadura en forma de recordatorio de terminales Android que de una u otra forma marcaron un camino o un punto de inflexión, una sección que dimos en llamar, Androides del pasado y por la que ha pasado lo más granado de la historia androide. Esta semana llega a esta vuestra sección el que quizás, al menos para un servidor lo es, ha sido el teléfono con Android más bonitos de todos cuanto se han lanzado.

Androides del pasado, hoy Sony Ericsson Xperia Arc

Vamos a repasar la historia del Sony Ericsson Xperia Arc, un terminal que marcaba uno de los últimos productos del duo que habían formado las empresas Sony y Ericsson y que se caracterizaba por un diseño rompedor, si bien no tenía el hardware más puntero, algo que ya podremos comprobar un poco más adelante. Tal fue el éxito de crítica y ventas que hoy día es muy habitual seguir viendo este móvil dando guerra como un auténtico jabato. El canto del cisne de una marca, Sony Ericsson que aunó diseño y originalidad en un solo producto. Vamos a tratar la historia del Sony Ericsson Xperia Arc.

Especificaciones

Antes de nada y para poder hacernos una idea de cual es la dimensión del Sony Ericsson Xperia Arc lo mejor es revisar sus especificaciones en una tabla:

EspecificacionesSony Ericsson Xperia Arc
ProcesadorQualcomm MSM8255 Snapdragon 1 GHz Scorpion con GPU Adreno 205
Memoria RAM512 MB RAM
Cámara8 megapíxeles con flash LED
Pantalla4,2 pulgadas con 480 x 854 píxeles 233 ppi
Almacenamiento320 MB con posibilidad de ampliar con tarjetas de memoria de hasta 32 GB
Dimensiones125 x 63 x 8,7 milímetros
Peso117 gramos
BateríaBatería de 1500 mAh
ConectividadGSM 850/900/1800/1900 HSDPA 900/1900/2100, Wi-Fi 802.11 b/g, a-GPS, Bluetooth
Sistema operativoAndroid 2.3 Gingerbread a Android 4.0 Ice Cream Sandwich
ComercializaciónLibre, Movistar, Vodafone, Orange, YoigoFecha descatalogación2011

Historia

Presentado al mundo el en enero de 2011 en el CES de Las Vegas, fue lanzado en un gran numero de países en abril de ese mismo año, hasta la fecha de salida era un modelo del que solo se conocían rumores. Su curioso nombre viene del arco que forma el terminal en la parte trasera, arco que le confiere una extrema delgadez para la época (e incluso hoy) y un peso que no hacían honor a su tamaño.

Sony Ericsson se separó de la monotonía que imperaba en los diseños de la mayoría de fabricantes, ofreciendo un terminal distinto a todo lo visto hasta el momento. Además tenía mucho trabajo por hacer, pues su debut en Android con el Sony Ericsson Xperia X10, no fue todo lo bueno que debiera, pese a ser el mejor teléfono de la época.

La joint venture trataba con este nuevo terminal de recuperar la confianza de los usuarios que de un plumazo habían perdido con la gama de teléfonos del año anterior, con unas quejas que provenían sobre todo y como ya imaginaréis por temas relativos al soporte de actualizaciones.

En Andro4all ya hicimos una review de este teléfono, que nos dejó con gran sabor de boca y cuya primera parte podéis contemplar bajo estas líneas.

Por lo demás el Sony Ericsson Xperia Arc figuraba en las quinielas para convertirse en uno de los éxitos del año, algo que al final logró pese a no ser el mejor teléfono, y es que con esas líneas, era difícil el poder resistir a su atracción.

Datos

¿Pero que ofrecía el Sony Ericsson Xperia Arc? Ante todo diferenciación, sobre todo y como hemos dicho en diseño, pero también en otros aspectos a destacar. El terminal sueco japonés se separaba de la tendencia del resto de fabricantes y no se trataba de un modelo con procesador de doble núcleo (Dual-core), algo que se notaba en el rendimiento. Posteriormente salió al mercado una revisión del modelo que denominaron Sony Ericsson Xperia Arc S, letra que significaba velocidad (speed) y que subía la velocidad del procesador, si bien seguía siendo un procesador mono núcleo.

Hacía uso de una pantalla de 4,2 pulgadas, similar a la que usaba su competencia directa, pero con panel TFT LCD, que pese a tener gran calidad, ya empezaba a quedar por detrás de otras tecnologías que por entonces comenzaban a despegar. No obstante Sony Ericsson introdujo la tecnología Bravia Mobile Engine, cuya función era potenciar los colores a la hora de reproducir vídeos e imágenes, algo que hacía que la calidad mejorase ostensiblemente y pasase a ser de las mejores pantallas del mercado.

Contaba con un cuerpo fabricado en plástico, cromado en algunas zonas para simular metal, algo que facilitaba la extrema ligereza del terminal pese a su tamaño. El hecho de usar plástico sin embargo no hacía que la sensación fuese mala, pues los ajustes eran excelentes y las terminaciones tenían similar nivel.

Había dos aspectos fácilmente visibles en los que salía perdiendo al compararlo directamente con la competencia. Por un lado la memoria RAM que usaba, con unos escasos 512 MB frente a 1 GB que empezaba a verse en los terminales tope de gama o incluso los 768 MB que usaba el HTC Sensation. Esto es algo que se notaba en el rendimiento, por un lado para aplicaciones más pesadas y por otro cuando se trataba de teléfonos con bastantes aplicaciones instaladas.

El segundo punto negativo era el procesador, un Qualcomm Snapdragon MSM8255 a 1GHz con una gráfica Adreno 205, que aunque era bueno, no podía hacer frente a la potencia bruta que ofrecía la competencia, lo que hacía que el teléfono tuviese más semejanzas con otros modelos como el Google Nexus S, el Samsung Galaxy S, o los HTC Desire HD y S, que con los terminales de doble núcleo.

Otro aspecto que podía levantar ampollas como era la capacidad de almacenamiento, fue subsanado de forma más o menos elegante. El Sony Ericsson Xperia Arc contaba con unos muy escasos 320 MB internos, pero desde la empresa enmendaron este error regalando una tarjeta de memoria de 8 GB, decisión de agradecer, aunque igualmente discutible.

Aspectos destacados

Sony Ericsson Xperia Arc

El Sony Ericsson Xperia Arc se unía a la moda e incluía un completo elenco de opciones de conectividad. Podíamos encontrar HSDPA (7.2Mbps), Bluetooth, o WiFi n con soporte DLNA. Esto se complementaba con un receptor GPS que funcionaba perfectamente, y una radio FM con RDS, algo que al parecer últimamente sobra entre los fabricantes.

Pero si hablamos de Sony Ericsson debemos hablar de la cámara y en esta ocasión no iba a ser una excepción. Este modelo estrenaba un sensor Exmor R que unido a la tecnología Bravia Mobile Engine daba unos resultados espectaculares en una cámara de 8 megapíxeles, que además contaba con un botón de disparo dedicado, una opción que lamentablemente solo Sony Ericsson primero y Sony ahora, parecen dispuestos a usar.

Gracias al sensor Exmor R se lograba mejorar el ruido en situaciones de poca luz, eso sí, sin poder compararse con la fastuosa cámara del Nokia N8, Además permitía la grabación de vídeo en formato 720p a 30 imágenes por segundo.

El Sony Ericsson Xperia Arc no usaba el protocolo MHL que ya hemos visto en otros modelos y se decantaba por incorporar una salida microHDMI que nos permite conectar el dispositivo en pantalla grande, algo que se podía hacer gracias al cable microHDMI que incluía el pack, no así el de Vodafone, que había optado por eliminar el cable.

Si hablamos del sonido, el altavoz era otro apartado a destacar, pues aunque la potencia era similar a la que podía ofrecer la competencia, la calidad era superior a otros modelos del mismo segmento.

Fin de sus días

Con el Sony Ericsson Xperia Arc desde Sony trataron de desprenderse en su totalidad de la mala imagen de marca que habían cosechado con su anterior modelo estrella, el Sony Ericsson Xperia X10, sobre todo por un pésimo respaldo por parte de la marca. El problema del teléfono es que se trataba de una joya visualmente hablando pero con un hardware obsoleto, que rápidamente vio como era superado por la competencia. Sony Ericsson reaccionó lanzando el Sony Ericsson Xperia Arc S que subía la velocidad del procesador hasta 1,4 GHz, algo que sin embargo no logró convencer a los posibles compradores que buscaban algo más.

El Sony Ericsson salió al mercado con una versión de Android antigua y si bien trato de ponerse al día evitando los problemas que ya había tenido en el pasado, el tiempo para hacer llegar las actualizaciones era excesivo, sobre todo comparado con el Samsung Galaxy S II. El Sony Ericsson Xperia Arc vió como la última versión de Android que recibiría era Android 4.0 Ice Cream Sandwich.

No obstante y con todos los peros que podemos ponerle, se trata de uno de los terminales que han pasado por mis manos y que recuerdo con más cariño. Son muchos los usuarios que piensan así y las ventas y críticas avalan su buena fama. ¿Pero y tú? ¿Tuviste un Sony Ericsson Xperia Arc? Cuéntanos tu experiencia.

Temas relacionados: Sony

Compartir
HBO Max logo
Suscríbete a HBO Max con un 50% de descuento de por vida Suscribirse
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!