Close Button
Compartir

Problemas para la compañía taiwanesa HTC, varios de sus diseñadores han sido detenidos a primera hora de la mañana en Taipéi, los motivos de la detención son varios, sospechosos de gastos fraudulentos y de robar secretos con fines comerciales, todo ello supuestamente con el objetivo de fundar una nueva empresa de diseños móviles para operar tanto en Taiwán como en China. Si esta mala noticia se confirma, estamos hablando de una dolorosa traición a HTC por parte de sus diseñadores de confianza.

HTC con problemas

Tres de los principales acusados son nada más y nada menos que Wu Chien Hung, director de investigación y desarrollo, Justin Huang, director senior de diseño y principal responsable del diseño del HTC One, al que también le han registrado sus oficinas y Thomas Chien, actual vicepresidente de diseño de producto y que podemos ver en la imagen de más abajo en un evento para China de HTC.

HTC ha hecho un comunicado a través de un portavoz de la compañía diciendo que el asunto estaba siendo tratado e investigado por las autoridades competentes y que por el momento y hasta que no hayan novedades no iban a realizar comentarios al respecto. Aun a pesar de eso bastante información ya se ha visto filtrada y ha salido a la luz. Fuentes cercanas a los taiwaneses indican que Cher Wan, la presidenta de la junta directiva, es quién a puesto personalmente la denuncia ante la Oficina de Investigación de Taiwán, justo después de conocer que varios de sus diseñadores, días después de reclamar sus bonificaciones, iban a presentar su renuncia porque tenían en mente la creación de la nueva empresa.

Diseñador Thomas Chien de HTC

Una de las claves ha sido que el propio Thomas Chien, fue cazado in-fraganti descargando archivos relacionados con el diseño de la interfaz HTC Sense 6.0 y compartiendo dichos archivos con varios contactos personales externos a la compañía mediante envío de correos electrónicos.

La denuncia correspondiente a gastos fraudulentos que han recibido estos tres individuos, trata concretamente con el diseño del HTC One. Mientras este se diseñaba en casa, el equipo de diseño realizó un acuerdo con una marca de diseño externa, a la cuál utilizó para generar facturas a HTC por valor de unos 334.000 dólares en concepto de comisiones correspondientes a los meses de mayo y julio del presente año, cifra que supuestamente después se repartieron entre los tres.

A la espera de noticias más concluyentes, este asunto no deja de ser otro duro golpe para la gigante taiwanesa, que parece que ha sido mirada por un tuerto y no acaba de levantar cabeza, porque cuando no es por una detención, es un problema de suministro de terminales o es que las cuentas no les salen. Así que desde aquí deseamos que se aclare el asunto lo antes posible y que se haga justicia.

No obstante, en Andro4all seguiremos informándote de todas las novedades que vayan saliendo respecto a este asunto y a todo lo relacionado con el ecosistema Android, así que os recomiendo que no dejéis de leernos.

Temas relacionados: HTC

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!