Selección Xombit Games, jugando a Re-Volt Classic

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Una semana más volvemos, con algún que otro altibajo estomacal, para traeros un título, nuevamente de carreras, pero algo peculiar y que a los más ‘viejos’ del lugar les sonará y mucho. No es otro juego que Re-Volt, en su versión Classic, para recordarnos que los títulos de antaño ahora pueden explotarse bastante en dispositivos móviles menos potentes. No me extrañaría ver, más pronto que tarde, alguna joya de los 90 más en el mercado.

Portada del juego

Entre tanto nuevo desarrollo de títulos tan importantes y gráficamente superiores como Real Racing 3, Six Guns o Asphalt 8: Airborne, se ha colado en Google Play una joya de finales de los noventa de la extinguida Acclaim Entertainment. No es otro juego que Re-Volt Classic que nos ofrece carreras de coches teledirigidos por diferentes escenarios y con una fluidez digna de Rayman. Acompáñanos a revivir este título de aquella época traspasado a la generación actual móvil.

Primeras impresiones y jugabilidad

Como su desarrolladora original desapareció, WeGo Interactive se hizo con los derechos de la saga Re-Volt. Desde ahí se han ido sucediendo algunos títulos de calibre cada vez menor hasta caer en el olvido. Aquellos jugadores que en su día disfrutaban como pequeñajos con su juego de coches teledirigidos ahora lo volverán a hacer con sus móviles o tabletas digitales en Android.

Mario Kart nació fijándose en los más grandes de la industria y Re-Volt lo hizo siete años más tarde teniendo como ejemplo al señor fontanero y su panda. Con una jugabilidad en la que lo que premia es ser el más villano de todos en carrera, Re-Volt llegó para romper la dinámica de juegos de carreras en los que solo había un modo de jugar, hacer el circuito lo mejor posible y llegar primero. En Re-Volt la cosa cambia, ya que tendremos bonus como armas que podremos usar contra nuestros contrincantes en carrera, para así frenarlos y dejar paso para conseguir la victoria.

El juego se ha convertido directamente del original que apareciera en PC, PlayStation, Dreamcast y N64 en aquellos años. Simplemente se le han implementado lo controles en pantalla. El juego tiene un claro aspecto arcade, con giros inimaginables, pero bueno también estamos ante coches teledirigidos que también se comportan así.

Además, al movernos por escenarios reales y de un tamaño mucho mayor a nosotros, nos podremos encontrar con objetos como pelotas de baloncesto, libros, o incluso un simple bordillo se nos hace un gran muro por donde no podremos pasar. Rampas, saltos y muchas armas podremos usar para ganar cada carrera a lo largo de todos los modos de juego que nos presentan, como el original. Por otro lado en las opciones podremos escoger entre tres tipos de botoneras, cambiar la cámara en tres ángulos distintos y la típica configuración de volumen y número de vueltas y contrincantes.

Gameplay 3

Cinco modos en total tenemos ante nosotros: el modo individual para correr contra la máquina con los coches y escenarios que hayamos desbloqueado previamente, el modo campeonato para competir entre tres copas (oro, plata y bronce) y conseguir mejoras, el modo contrarreloj nos pondrá a prueba con un reloj enfrente, en el modo práctica podremos conducir por cualquier escenario desbloqueado y con cualquier coche que tengamos sin límite de tiempo, y finalmente, el modo Stunt Arena donde conseguiremos puntos a base de piruetas, saltos, etc. en circuitos cerrados.

Si hay que poner una pega es la falta de modo multijugador, no habría estado del todo mal, ya sea vía Wi-Fi, Bluetooth o en red. Además los controles son algo incómodos pero uno se adapta rápidamente a ello. Y por ser una copia casi calcada del original, veremos cómo los menús y las texturas siguen la estela de la versión de los noventa.

Apartado gráfico y sonoro

Al haberse mantenido el apartado gráfico de antaño, no podemos destacar mucha cosa. Los escenarios dan la sensación de que hemos encogido y pasamos por la calle del barrio, o por la cocina de casa. Los detalles brillan por su ausencia, no habría estado nada mal añadir algunas nuevas texturas e incluso vehículos y escenarios. No les habría costado mucho implementarlo, imagino. Aunque quizá esto sea lo que lo hace atractivo, que no se haya tocado nada de lo que vimos hace años.

En el sonido destaca su música que mezcla varios estilos y parece finalmente ser algo estridente. Los sonidos de los coches suenan todos igual, pero para pasar el rato echando unas carreras no podemos pedir mucho más. Eso si, por el precio que pagamos por el título sí que podríamos pedir bastante más.

Gameplay 2

Conclusiones

Re-Volt lo podemos encontrar en Google Play en dos versiones, una gratuita y otra que nos saldrá por 3,37 euros, actualmente. Un precio algo carete para el trabajo que hay detrás de este juego, que ha sido portar a móviles el juego de 1999, simple y llanamente. En la versión gratuita no podremos disfrutar de los 42 vehículos ni de los 14 pistas, así que es un juego para comprar, ya que la versión sin pagar no nos llevará nada más que ha disfrutar de un escenarios y un coche.

Una semana más volvemos con un juego de carreras, pero esta vez es algo que algunos aficionados a esta franquicia esperaban con ansias. No sabemos si se han quedado con las ganas de ver algo más novedoso en este Re-Volt Classic, pero nosotros sí. Así que si queréis echar unas carreras (solos) en casa o en cualquier lugar y recordar esos viejos años noventa, con Re-Volt los revivirás por una descarga de unos 114 MB.

Google Play | Re-Volt Classic (Premium)
Google Play | Re-Volt Classic (gratis)

Galería de imágenes

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Coches teledirigidos, Juegos Android, Juegos Android de carreras, Re-Volt, RE-VOLT Classic, Xombit Games
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion