Close Button

Samsung España nos ha brindado la oportunidad de probar sus dos presentaciones estrellas de este pasado IFA 2013: el Samsung Galaxy Note 3 y el smartwatch Galaxy Gear. Pasamos a contaros nuestras primeras impresiones.

Note-Galaxy-Gear

Samsung Galaxy Note 3

Ya os presentamos debidamente este magnífico terminal, así que me centraré en las principales diferencias con el modelo anterior, el Samsung Galaxy Note II.

Hardware

Allá por 2011, cuando apareció el primer Galaxy Note yo fui uno de los más reacios ante el nuevo terminal, dado su tamaño. No lo veía cómodo ni manejable. Mi opinión ha cambiado radicalmente, como la tendencia en el tamaño de las pantallas. Si ya con el Galaxy Note II me pareció que sus funciones (y potencia) superaban con creces el, para mí, handicap del tamaño, con el nuevo Note 3 mis dudas han sido resueltas del todo. Mi teléfono actual es un Google Nexus 4 y no encuentro una diferencia enorme entre sus 4,7 pulgadas y las 5,7 del Note 3. Además, y es muy importante, el tamaño real del dispositivo se ha reducido de los 151,1 x 80,5 x 9,4 mm del Note II a los 151,2 x 79,2 x 8,3 mm, pesando incluso menos, y esa delgadez y estrechez se notan al agarrarlo, siendo más manejable y cómodo. No solo eso, el dispositivo es algo más pequeño pero la pantalla ha aumentado de 5,5 a 5,7 pulgadas. La calidad también ha aumentado de una HD 720p a una fantástica Full HD 1080p.

Pero no solo de pantalla vive el Samsung Galaxy Note 3. Una de sus principales bazas es la multitarea. Ésto, unido a la citada pantalla, necesita de un buen corazón, y este dispositivo lo lleva: el procesador Quad core 1.6 GHz del Note II ha evolucionado a un potentísimo Quad core 2,3 GHz que, junto a sus 3 GB de RAM hacen que cualquier trabajo que necesitamos realizar en este Note 3 se mueva con total soltura y fluidez.

Samsug Galaxy Note 3

Samsung también ha mimado mucho los acabados de su nuevo buque insignia, como no podía ser de otra manera. Posee un borde metálico que se eleva de la pantalla de forma casi imperceptible, pero lo suficiente para protegerla de golpes o arañazos. Su trasera en símil piel, además de darle un toque muy elegante y atractivo, le confiere un tacto muy agradable a la vez que seguro.

El S-Pen es la seña de identidad de la familia Note, y también ha sido rediseñado, siendo ligeramente más pequeño y ligero. Su manejo sigue siendo el mismo, con una magnífica respuesta del botón físico.

Software

Entre el nuevo software que viene con el Galaxy Note 3 destaca, sin lugar a dudas, Air Command, un menú circular con accesos directos que se activa al acercar el S-Pen a la pantalla (sin necesidad de pulsar sobre ella). Nos permite un acceso instantáneo a funciones como la consabida y útil nota rápida, el libro de recortes, la escritura en pantalla, el buscador o la Ventana de Lápiz. Quiero destacar dos de estas aplicaciones. El libro de recortes nos permitirá capturar cualquier contenido (texto, audio, imagen, etc) y, con un sólo gesto, lo añadiremos a cualquiera de nuestras app. Además, podremos catalogar todos estos contenidos mediante categorías y etiquetas. El buscador, S-Finder ha sido desarrollado por Samsung para que pueda encontrar cualquier cosa dentro de nuestro Note 3: opciones en ajustes, palabras determinadas o símbolos en textos y correos, etc. De nuevo, nos llevará directamente para que, con una sola pulsación, podamos ejecutar, editar o realizar la acción que precisemos.

Air-Command-Note-Samsung

Otro programa interesante es Action Memo, que nos permitirá guardar cualquier información que introduzcamos a mano alzada, convirtiéndola en texto (o en fórmula si es el caso). Por lo que hemos podido ver al utilizarla nosotros mismos, no tiene ningún problema en reconocer cualquier escritura. De esta manera, con escribir un número de teléfono en esta app podremos de forma casi inmediata realizar directamente una llamada, guardarlo en la agenda, etc.

También debemos destacar que la multitarea ahora nos permite abrir varias ventanas simultáneas, incluso abriendo varias veces la misma aplicación. Siempre tendremos iconos redondos flotantes de todas las apps abiertas, podremos modificar el tamño de las ventanas, etc. Por otro lado, podremos utilizar dos aplicaciones en la pantalla dividida en dos partes iguales e, incluso, podremos añadir al menú contextual la combinación de dos aplicaciones que más utilicemos. De nuevo, sencillez e inmediatez.

La aplicación fotográfica ha heredado todo lo bueno de la Samsung Galaxy Camera como son sus diferentes modos (aumentados incluso), realzados por la gran pantalla del dispositivo donde se nos muestra claramente tanto el ejemplo de cada modo como una explicación.

Samsung Galaxy Gear

Me ha sorprendido muy gratamente. De nuevo, debo confesar mi falta de confianza frente a los smartwatches o similares. No le termino de ver una utilidad real. Sí, claro, podemos consultar las notificaciones y avisos, pero nuestro smartphone no andará muy lejos, así que ¿por qué visualizarlo en una pantalla de 1,63 pulgadas?. Samsung quiere hacernos cambiar de opinión (y en mi caso lo está consiguiendo).

Con un acabado en aluminio, con los bordes redondeados y sorprendentemente ligero para su tamaño, de nuevo Samsung ha conjuntado diseño y funcionalidad. Es realmente elegante y práctico. Podremos recibir llamadas que contestaremos (como los mensajes o correos) mediante S-Voice. Samsung tiene un equipo trabajando para que podamos utilizar un lenguaje natural al dictar órdenes al Galaxy Gear y, por lo que hemos podido comprobar, están realizando un gran trabajo: ya no tendremos que dictar órdenes como si fuéramos máquinas, si no que podremos hablar con normalidad. Sobre esto, también me ha sorprendido la calidad de los dos micrófonos (uno situado en cada lado de la pantalla, por si llevamos el smartwach en un brazo o en otro): captaba perfectamente nuestra voz teniendo el brazo con el Galaxy Gear apoyado en la mesa, sin necesidad de acercárnoslo a la boca. Obviamente esto se verá influido por el ruido ambiente.

Coores Samsung Galaxy Gear

Ya existen una buena cantidad de aplicaciones diseñadas específicamente para el Galaxy Gear (Evernote, por ejemplo), pero como es lógico Samsung pretende ampliar el número de forma notable. Por supuesto podremos personalizar la pantalla (la “esfera” del reloj) con multitud de opciones descargables de forma gratuita, e incluso podremos añadir accesos directos personalizados. Su unión con el Galaxy Note 3 (o con los demás miembros de la familia Galaxy con que sea compatible) es perfecta: podremos pasar de hablar con el Galaxy Gear o con el otro dispositivo con tan sólo activar o desactivar el Bluetooth con un solo toque.

La cámara, de 1,9 megapíxeles y que permite la grabación en HD, también me ha gustado. Pensaba que esta cámara sería como muchas frontales de tablets. Al contrario, la calidad es muy buena, permitiendo tomar imágenes con muy buen resultado.

Una de las funciones principales será, probablemente, la de podometro, que al estar conectada a S-Health transmitirá automáticamente todos los datos de nuestro ejercicio para poder tener constancia de nuestros progresos.

En resumen, un magnífico complemento que sin ser imprescindible sí que resulta muy interesante, sobre todo si las apps evolucionan junto al Galaxy Gear.

Complementos

Uno de los aspectos cada vez más importantes en nuestros dispositivos móviles es el de los complementos y tanto el Galaxy Note 3 como el Galaxy Gear vienen bien provistos.

Por un lado nos encontramos con una amplia y variada gama de fundas para nuestro Note, desde las tipo Flipcover hasta las interesantes S-View que poseen una amplia ventana que nos permitirá interactuar con el dispositivo sin tener que abrir la funda, siempre con el diseño en cuero con pespuntes reales como la trasera por defecto.

Samsung-Note-3-Fundas

También tendremos baterías externas, siempre guardando el diseño en cuero, dock para carga vertical (que aunque viene con el conector de 20 pins, es compatible con el miniUSB habitual), y un Game Pad como el que ya presentaron junto al Samsung Galaxy S 4, ya que sirve para todos los dispositivos desde las 4 hasta las 6 pulgadas.

Game-Pad-Note

El Samsung Galaxy Gear, por su parte, podremos adquirirlo con correas en seis colores diferentes. Su cargador, una “funda” para la esfera, posee conectividad NFC para una mejor conexión e identificación con el Note 3 o cualquier otro dispositivo compatible.

Batería-Smartwach

Para evitar problemas con el funcionamiento como ha ocurrido con algunos complementos pirata, todos los originales disponen de un chip que impedirá el uso de fundas, etc. que no sean aprobados por Samsung.

Conclusión

Lo dicho, el Samsung Galaxy Note 3 es un magnífico terminal, al que no echaremos nada en falta: potencia, diseño, belleza… Un terminal de lujo, con un hardware implecable y un software útil y práctico (cosa que no ocurre en todos los casos).

El Samsung Galaxy Gear es un complemento más que interesante, tanto por su elegante diseño como por sus funciones, pero sin olvidar que es eso, un complemento. Aunque, personalmente, me ha hecho plantearme el hecho de volver a usar reloj, aunque ahora sea un smartwach.

Más información | Samsung

Temas relacionados: IFA Berlin, Samsung Galaxy, Samsung Galaxy Note, Wearables

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR