Close Button

Mientras que la firma surcoreana, como leemos en The Verge bate récords de ganancias una vez más, alcanzando un 13% de mejoría respecto al mismo momento del año pasado, algo que, si tenemos en cuenta los resultados de 2012, era como mínimo complicado de conseguir, HTC también hace lo propio, pero en este caso de forma negativa. Los taiwaneses, y prácticamente todo el mundo, esperaban ya no un cambio radical para el presente año, sino al menos un cambio plausible en estos números que desde 2011 van de mal en peor. Aunque el HTC One ya llegaba con problemas desde su salida, todos creían que sería el máximo responsable del principio del cambio en la empresa. Nada más lejos de la realidad.

Resultados financieros opuestos de Samsung y HTCAmbas compañías han presentado su resultados financieros en este tercer trimestre de 2013, y las diferencias, si ya de por sí eran enormes, han aumentado. Para que esto sucediera, se tendrían que dar dos situaciones: o que Samsung continuara con su ritmo imparable de ventas, o que HTC continuara con su ritmo imparable de pérdidas. Ambas cosas se han dado.

Cuando todo parecía ir viento en popa, la verdadera situación comenzó a dejarse ver, y lo que tenemos ahora es el primer cuarto en la historia de la compañía con pérdidas. Pese a los malos resultados en todos estos meses, HTC todavía no había llegado a este extremo. Esto quiere decir que, aunque poco, les seguía siendo rentable fabricar y vender sus dispositivos. Ahora ya se ha traspasado la frontera entre lo positivo y lo negativo, y esto es muy peligroso.

En contraposición, el buque insignia de Samsung, el Galaxy S4, sí que ha cumplido con su acometido, superando nuevamente los resultados económicos obtenidos anteriormente por su predecesores. Por si fuera poco, las expectativas para la compañía no pueden ser mejores, con su nuevo Samsung Galaxy Note III ya en el mercado o el Samsung Galaxy Gear, su primer smartwatch , que probablemente reportará otro buen pico positivo en las ventas.

Resumiendo, la gigante Samsung es aún más grande, y HTC es más pequeña. No sabemos cómo acabará todo esto, pero lo que sí que podemos hacer es imaginar un futuro nada agradable para la taiwanesa, y es que ni siquiera resulta sencillo pensar en una solución factible a estas alturas.

¿Qué opinas de estos resultados? ¿Qué crees que pasará con HTC?

Temas relacionados: Samsung

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR