Close Button

Todos conocemos el afán de los fabricantes por introducir novedades en tus terminales de cara a hacer que estos resulten más atractivos para el comprador. Un incremento generalmente en lo que se refiere a especificaciones que no siempre son necesarias para todos los usuarios pero que quedan muy bien sobre el papel.

Stand de Samsung en el MWC

Este año hemos visto como Apple lanzaba su iPhone 5s con el procesador Apple A7 con tecnología de 64 bits. El resto de fabricantes han tomado buena nota y pese a que aún hay pocas aplicaciones dispuestas para aprovechar esta nueva característica, empresas como Samsung ya están enfrascadas en esta nueva carrera.

Así ya se ha hablado del procesador Exynos con arquitectura de 64 bits que montará casi con total seguridad el futuro Samsung Galaxy S5 pero este cambio no vendría solo. Según Sammobile, con fiables fuentes dentro de la empresa coreana este nuevo terminal sería el primero en incluir 4 GB de memoria RAM.

Recordemos que ha sido el Samsung Galaxy Note 3 el primero en superar la barrera de los 2 GB de memoria, haciendo uso de 3 GB de RAM, en parte necesaria para poder mover todas las aplicaciones y sensores que posee el terminal, a la par que gestionar la capa de personalización Touchwiz.

Estos supuestos 4 GB que equiparía el Samsung Galaxy S5 servirían para poder ejecutar KNOX con mayor facilidad, algo que ya podemos encontrar en terminales como el Samsung Galaxy Note 3 y de cuya polémica inclusión ya hemos hablado. Actualmente los procesadores de 32 bits tienen un límite de memoria direccionable, tope que se encuentra en la cifra de 3 GB de RAM y que ya ha sido alcanzada, por lo que es de suponer que esta nueva arquitectura traería consigo este aumento de memoria RAM.

Debemos tener en cuenta que hablamos de 4 GB de RAM, lo mismo que posee una gran parte del mercado de los ordenadores personales, al menos los de uso más extendido, toda una barbaridad incluida en los teléfonos móviles impensable hace tan solo dos años.

¿Utilidad? Siempre es bien recibida más potencia, pero si no vamos a disfrutar de aplicaciones que hagan uso de la misma, no tiene demasiado sentido. Los fabricantes deberían centrarse, viendo las cifras en que nos movemos, en mejorar puntos como la autonomía, la seguridad o las baterías, en lugar de seguir acrecentando elementos como la potencia, la cámara o disminuyendo el grosor, factores todos de una carrera muchas veces sin sentido.

Temas relacionados: Samsung Galaxy Note

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR