Análisis en vídeo del HTC One mini, el pequeño de la casa viene con fuerza

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hoy nos toca analizar el HTC One mini, el gama media de los taiwaneses, el terminal que espera ser el más deseado de las versiones reducidas. La duda es si será capaz de imponerse a otros, como el Samsung Galaxy S4 o el Sony Xperia Z1f, y ser como fue su hermano mayor, el HTC One, durante muchos meses, el terminal del año en su sector. Si quieres saberlo no dudes y ¡entra!

Análisis HTC One mini

Esta vez os traemos el análisis del más pequeño de la familia One de la firma HTC, meses después podemos disfrutar del HTC One mini, un terminal de gama media-alta, con unos buenos acabados, unas prestaciones interesantes y que busca ser el mejor gama media del año, ¿lo conseguirá? ¡Empezamos!

Primeras impresiones

Sensaciones encontradas a la hora de coger el teléfono, por un lado tenemos una gran calidad de construcción en la parte trasera, siguiendo los acabados de su hermano mayor, pero por otro lado, vemos que o el contorno entero del dispositivo está realizado con un material de inferior calidad, como es el plástico. Por lo demás se agradece el peso, siendo bastante reducido pensando en las dimensiones y los materiales usados por el terminal.

Buenas sensaciones con el HTC One mini

La pantalla un poco al estilo de la marca taiwanesa sigue la calidad de su hermano mayor, pese a no llegar a la calidad de la del grande de la familia, tiene una calidad notable, siendo de lo mejor que podemos encontrar dentro de su rango de mercado. Además cuenta con una buena reacción al tacto, tiene un buen equilibrio, no es espectacular pero sí que es muy buena en todos los aspectos.

En definitiva las primeras impresiones son muy positivas.

Especificaciones técnicas

  • Pantalla de 4,3 pulgadas con resolución HD (1280×720 píxeles) con una densidad de píxeles por pulgada de más de 300 ppp.
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 400 de doble núcleo a 1,4 GHz.
  • 1 GB de memoria RAM.
  • GPU Adreno 305.
  • Cámara UltraPixel de 4 megapíxeles.
  • Almacenamiento interno de 16 GB no ampliables.
  • Android Jelly Bean 4.2.2 con capa de personalización Sense 5.
  • Cuerpo con diseño unibody.
  • Sistema de sonido Beats Audio.

Disponibilidad y precios

HTC One mini color plata

Por ahora podemos encontrar este HTC One mini en dos colores, en silver –acabado plateado para la mayor parte de los mortales, el color aluminio “natural”– y el negro, en este caso el de color negro se ve un poco mejor, al contrario que en su hermano mayor, y es por su reborde en plástico, que en el terminal negro queda algo mejor, pero esto siempre es un poco a gustos.

En la parte del precio, podemos hablar de el gran punto negativo del HTC One mini, un precio muy alto para un gama media, ronda los 400/450 euros de tipo libre, y por eso precio tenemos gama alta del año pasado que ofrece rendimientos y pantallas parecidas. Por otro lado los financiados por operadores son una incógnita ahora mismo y no se sabe mucho a que precios o modalidades nos lo ofrecerán, pero supongo que siendo un gama media, saldrá algo más barato que en el tipo libre.

Diseño

Podemos encontrar la mano de HTC en el diseño

Siguiendo las directrices de la marca HTC lo cierto es que este HTC One mini tiene un diseño muy cuidado. En líneas generales no llega a las calidades de su hermano mayor, seguramente el mejor terminal de Android pero se queda cerca y como terminal de gama media, se puede entender ese recorte.

Estéticamente el acabado lateral en plástico le hace perder elegancia pero aún así el acabado en aluminio anodizado le da un aspecto diferente e interesante. Al utilizar este tipo de material contamos con un chasis unibody en el que no podemos acceder a la batería del terminal.

A la hora de usar el teléfono disponemos de un botón de desbloqueo superior, personalmente no me parece el mejor sitio para colocarlo, me resulta algo incómodo. Además de eso, dispone de dos botones de sonido en el lateral derecho, bastante diferentes al de su hermano mayor y en este sentido bastante más feos –a mi manera de ver–.

Buen diseño, cómodo a la mano y  contenido

Además de eso como punto fuerte del diseño hablar de la colocación de los dos altavoces estéreo, en la parte frontal. Dentro de la parte frontal contamos además con los botones “Atrás” y “Home”, además de la pantalla, el LED de notificaciones, sensores y cámara delantera.

Pantalla

En este apartado estamos delante de uno de los puntos destacados de este HTC One mini, disponemos de una pantalla de 4,3 pulgadas –parece que los fabricantes se empiezan a dar cuenta de que los usuarios quieren gama media con grandes pantallas– con tecnología SuperLCD2, poco usada en el resto de terminales, pero bastante habitual dentro de la firma taiwanesa que ya la usó el año pasado en sus HTC One S y HTC One X.

Como factores positivos del panel que monta el HTC One mini podemos destacar, sus colores, sus ángulos de visión y su definición, con una resolución HD, 1280×720 píxeles, nos ofrece una densidad de píxeles cercana a los 320 ppp, más que suficiente para la mayor parte de los usuarios. Además de esto la respuesta táctil es más que correcta, ya sea a la hora de pulsar, deslizar o hacer el gesto de pinza.

El HTC One mini usa un panel de tipo SuperLCD2

Por contra tiene una serie de cosas negativas, o menos buenas, la visión en el exterior es inferior a paneles IPS del sector, además de que se hace excesivamente alargada en la mano debido a su proporción.

Resistencia

Aquí podemos repetir un poco lo dicho antes, este HTC One mini está realizado con un chasis unibody de aluminio, con un acabado de tipo anodizado. Ese mismo que tanto ha puesto de moda Apple con sus diferentes dispositivos móviles, ya sean iPhone o iPad, lo cierto es que queda muy bien en el terminal de la marca taiwanesa, incluso mejor –y más duradero– que los que usó la marca de Cupertino en sus primeros modelos.

Por lo demás el acabado que tan poco me gusta de plástico que recubre todo el terminal, en este caso puede ayudar a mejorar la reacción ante una caída. Poco se puede decir mientras no probemos a tirar miles de dispositivos y compararlos con otros similares, para ver hasta que punto quedan afectados.

Batería

Grandes calidades de construcción

Este apartado cada vez tiene más importancia para los usuarios de gama media, las pantallas crecen, los terminales también, aunque menos, y el grosor disminuye, por lo que en muchos casos el volumen total del dispositivo es parecido y las baterías no tienen el suficiente espacio para crecer.

En el HTC One mini nos encontramos con una batería de 1800 mAh, que sin ser muy grande ni excesivamente grande, cumple con las necesidades que puede tener un usuario de gama media, y llega a ofrecer la autonomía de sus rivales al HTC One mini, un día de uso y poco más.

Cámara

Aquí podríamos copiar literalmente el texto del análisis del HTC One, ya que pese a pasar tiempo desde su presentación –y análisis–, la categoría de smartphone es diferente y por ellos las buenas sensaciones que nos dejó la cámara Ultrapixel del HTC One, también nos las ha dejado la de su versión reducida –aunque algo peores al no tener estabilizador óptico a la hora de grabar vídeos–.

La cámara consigue unos buenos resultados en condiciones de poca luz

Poniéndonos a hablar de la calidad de la imagen, hay que darle un punto a favor por el tipo de tecnología usada, la cámara Ultrapixel del HTC One mini tiene un gran comportamiento en condiciones de poca luz. Su sensor, como ya os hemos comentado cuando salió su hermano mayor captura mucha luz, lo que mejora el rendimiento en el punto más débil de los smartphones. Por otro lado asociado a este sensor hay otro problema y es que debido a su tamaño por ahora la empresa taiwanesa solo ha sido capaz de crear un sensor con cuatro millones de píxeles, por lo que el tamaño de las fotografías es bastante pequeño, impidiendo hacer algo de zoom.

Por lo demás un buen rendimiento, buenos colores, rapidez de enfoque y una interfaz de cámara aceptable, quizás el punto donde debería mejorar algo la firma taiwanesa, a mi manera de ver, es en este apartado, donde otras marcas le están ganando terreno, ya que las últimas mejores como HTC Zoe ayudaron a dar un paso al frente, pero hay que dar otro más para aprovechar todo el potencial que tiene una cámara como la que están montando los últimos HTC.

En cuanto a la cámara delantera una calidad más que suficiente para el uso al que está destinado un cámara de este tipo, cumple con lo que necesitamos sin grandes alardes.

Rendimiento

En líneas general tenemos una buena experiencia

Pequeño tamaño y mal rendimiento, habréis pensado esto muchas veces, ¿verdad? Pues en este caso no es así, HTC ha decidido poner un buen hardware a este gama media. Un procesador Snapdragon 400, un dual-core a 1,7 GHz y 1 GB de RAM, todos sabemos que esta combinación de componentes funciona de sobra para la mayor parte de los usuarios, ¿será así esta vez?

Pues lo cierto es que sí, este HTC One mini se mueve muy bien, no podemos decir nada malo de su experiencia de usuario, muy buena, y fluida, lo cierto es que estamos ante un gran terminal hablando de fluidez y potencia, será más que suficiente para muchos de los usuarios. Dentro de las tareas más habituales no hemos encontrado problemas, bueno navegando, accediendo a redes sociales y dentro del sistema operativo.

No encontramos problemas para navegar, consultar redes sociales, etc...

Además de esto y unido a su gran pantalla –tanto en colores como en reacción– las experiencias que podrían resultar más complicadas para su hardware las realiza de una manera correcta, no tenemos problemas en disfrutar de los juegos con mayor necesidad gráfica del Google Play o de usar los programas de mayor carga para el sistema operativo, en definitiva, el rendimiento del HTC One mini es más que satisfactorio.

Extras

En este apartado nos podemos repetir un poco, porque los extras están dentro de las propias características del terminal, y es que estamos delante de un terminal premium, unos buenos acabados en un gama media, no es ni de lejos lo más habitual dentro del ecosistema Android, y es algo que hay que valorar seriamente.

Cuenta con BoomSound un sistema de altavoces estéreo

Además el sistema de audio con dos altavoces frontales, BoomSound y la colaboración con Beats Audio le da un toque diferente a este HTC One mini, estamos ante la mejor experiencia sonora de un gama media como mucha diferencia. No llega a las prestaciones de su hermano mayor –tampoco lo intenta– pero es mejor que la mayoría de los tope de gama que nos encontramos en el mercado.

Sistema operativo

Aquí vamos a tener dos frentes, los defensores y los detractores de HTC Sense como capa de personalización, lo cierto es que la capa de los taiwaneses se mueve de una manera increíble y hace que el HTC One mini vuele sin mucho problema, lo cual es magnífico y muy digno de valorar, ya que Sense es una capa de personalización bastante intrusiva y suelen generar pequeños lags algunas veces.

Capa HTC Sense 5Por otro lado, la capa tiene muchos aportes positivos a Android stock, lo cual es lo mínimo exigible a una capa de personalización y obligatorio a las que son poco fieles al aspecto, y formas, de la experiencia Pure Google. Buenos añadidos en los menús, un sistema diferente y además una serie de aspectos como, HTC Zoe, Blinkfeed, la aplicación para el coche y algunos detalles más dentro de la propia personalización del dispositivo y los menús. Como ya he comentado, creo que en el aspecto de la interfaz de la cámara están un paso por detrás de otros fabricantes, pero cumple sin problemas dentro de lo que se puede esperar de un terminal de gama media, a la espera de un paso al frente en futuras revisiones de HTC Sense.

Hablando de Android puramente, nos encontramos con Android 4.2.2 Jelly Bean en su interior, con todas las ventajas que eso lleva, panel de accesos rápidos, widgets en la pantalla de desbloqueo, y project butter con su mejora a la hora de reaccionar al tacto. Una buena versión –como la mayor parte de terminales presentados este año– a la espera de que puedan actualizar a Android 4.3 Jelly Bean en los próximos meses.

Siendo sincero, no creo que en este caso la compañía taiwanesa de una ayuda más a este dispositivo y disfrute de Android 4.4 KitKat, pero seguro que para hacer que me equivoque HTC actualizará este dispositivo para alegría de sus usuarios, lo cual no sería bueno para estos últimos, sino incluso para la fama de la compañía, que en estos últimos años ha visto afectado su nombre con decisiones en las que dejaba sin actualizar a sus terminales de gama media-alta, como le sucede al HTC One S.

Vídeo

Conclusiones

81

En líneas generales un gran teléfono, posiblemente el mejor gama media del mercado, pero como no es oro todo lo que reluce vamos a descifrar parte por parte sus puntos débiles –para muchos de vosotros no serán tan débiles pero para otros más que suficiente para descartar el terminal– y fuertes.

Por el lado positivo:

Buenos, acabados, buena pantalla y buen rendimiento del lado positivo

  • Tenemos que empezar sin ninguna duda por su diseño, sí, continúa la línea de su hermano mayor, el HTC One, pero es realmente interesante disponer de esta calidad de acabados en un gama media, si bien no llega a la sensación de su hermano mayor, deja muy buenas sensaciones.

  • En segundo lugar alabar su magnífica pantalla, una buena calidad y una densidad de píxeles más que suficiente.

  • Tercer punto, y último, recalcar que tiene un rendimiento muy positivo para ser un terminal de gama media.

En la parte negativa, que también tiene cosas menos buenas, citar:

En el lado negativo, precio elevado, poco almacenamiento y calentamiento del chasis

  • Para empezar su elevado precio, tiene un coste de gama alta, por encima de los 400 euros, lo que le hará muy complicado luchar con sus principales rivales de la gama media.

  • Otro aspecto negativo, es su almacenamiento interno, solo de 16 GB y que además no se puede ampliar con tarjeta microSD, algo a lo que cada vez estamos más acostumbrados aunque no nos guste mucho

  • Por último la temperatura del chasis unibody, que debido al uso del aluminio no disipa el calor correctamente, no es un gran inconveniente, pero a la hora de jugar puede resultar incómodo.

¿Vosotros qué opináis de este HTC One mini? ¿Es el mejor gama media del mercado? ¿Pasará sin pena ni gloria o nos cansaremos de verlo por la calle?

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Análisis, Análisis de móviles, HTC One, HTC One Mini
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion