Analizamos el Samsung Galaxy Gear en profundidad y en vídeo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hoy os traemos un análisis exhaustivo, includa video-review, del smartwatch de la empresa coreana, el Samsung Galaxy Gear. Veremos si, de verdad, vale la pena adquirir este nuevo gadget, sus posibilidades, sus funciones, la comodidad al llevarlo… Veremos todas las opciones que nos ofrece y las funciones que podemos utilizar, su potencial, etc. Veremos, en fin, si merece la pena que lo compremos o no.

Smartwatch-Samsung

Tras el análisis del Sony Smartwatch 2 hoy os traemos un exhaustivo análisis de la joya de la corona coreana, el Samsung Galaxy Gear.

Este reloj inteligente está pensado como una extensión del teléfono y esto es tanto su mayor virtud como su mayor defecto. Aunque por ahora sólo es compatible con el Galaxy Note 3, el fabricante ya ha anunciado nuevas compatibilidades con otros dispositivos, por ahora todos de Samsung.

Primeras impresiones

El Galaxy Gear tiene una pantalla SuperAmoled de 1,66 pulgadas con una resolución de 320 x 320 píxeles. Recibe notificaciones de mensajes y correos, podemos contestar llamadas, capturar fotos y vídeos, controlar el reproductor de música del teléfono, tomar notas de voz o utilizar su podómetro integrado. Sólo existe un botón físico, el de encendido y apagado, situado en un lateral, porque la navegación es a través de la pantalla táctil o mediante comandos de voz.

Como en el caso del reloj de Sony, necesitaremos instalar una aplicación en el teléfono para gestionar todo lo relacionado con el teléfono, como la apariencia de la pantalla, descargar aplicaciones, etc. Como ya afirmé en un primer contacto que tuve con el dispositivo, me sorprendieron gratamente tanto el micrófono que incorpora, lo suficientemente potente como para poder mantener una buena conversación telefónica sin necesidad de acercar el dispositivo a la boca, como su cámara (de 1,9 megapíxeles) cuya calidad podéis ver en la galería incluida al final del artículo.

Especificaciones técnicas

Veamos cuales son sus principales características:

  • Pantalla SAMOLED de 1,63 pulgadas
  • Resolución: 320 x 320
  • Chipset: 800 MHz
  • Memoria RAM: 512 MB
  • Memoria interna: 4 GB
  • Conectividad: Bluetooth 4.0
  • Batería: 315 mAh (hasta 25 horas en uso continuado)
  • Dimensiones: 56,6 x 36,8 x 11,1 mm
  • Peso: 73,8 gramos
  • Cámara: 1,9 megapíxeles, autofocus
  • Vídeo: 720p, grabación a 30 fps
  • Aplicaciones pre-instaladas: Samsung Apps, ChatON, Sincronización de archivos, S Voice, Cámara, Grabadora de voz, Bloqueo automático, Buscar mi dispositivo, Controlador multimedia, Podómetro, Cronómetro, Cuenta atrás

Disponibilidad y precio

Ya lo tenemos disponible desde hace algo más de un mes al nada despreciable precio de 300 euros. Podemos comprarlo tanto en la propia página web de Samsung como en los establecimientos físicos habituales (El Corte Inglés, Phone House, etc.) o en la página de Amazon.

Diseño

El aspecto exterior es excelente, con un aspecto muy agradable y elegante. Todo la carcasa frontal es de acero inoxidable con unos tornillos en las esquinas que no afean para nada el producto. La correa es de plástico, pero aunque a primera vista pudiera parecer un vulgar plástico grueso, es de una gran calidad y es algo más grande que en otros ejemplos de la competencia porque dentro de esta correa están los cables planos necesarios para la cámara y los altavoces, así como parte del mecanismo. Esto implica dos cosas, que gracias a esto, el cuerpo del reloj es más delgado (sólo 11,1 milímetros) y que la correa no puede cambiarse.

Gear Samsung

Sólo existe un botón físico en el lateral derecho. Su función básica es apagar y encender el smartwatch, pero tiene más usos. Por ejemplo, si lo presionamos dos veces seguidas activaremos la función de S Voice.

En la parte superior de la correa tenemos la cámara de enfoque automático y 1,9 megapíxeles, mientras que a ambos lados del cuerpo metálico del reloj tenemos sendos altavoces que captan perfectamente nuestra voz sin tener que acercárnoslo a los labios, además de poseer cancelación de ruido. El altavoz, imprescindible para oír los tonos de notificación, está situado en el enganche metálico de la correa.

Sólo cabe destacar una cosa más, el Samsung Galaxy Gear no es resistente al agua, algo que nos ha llamado mucho la atención, ya que todos los teléfonos lo son, al menos en parte. Así que si paseamos con él y llueve… más vale que lo guardemos.

Pantalla

Está equipado con una pantalla Super AMOLED capacitiva de 1,63 pulgadas y 320 x 320 píxeles. Para un SmartWatch creo que es un tamaño más que adecuado. Este tamaño, unido a su definición, facilita la lectura de la pantalla.

Resistencia

Como hemos dicho, los materiales son de primera calidad, lo que garantiza una gran resistencia, incluso la correa que es de plástico, pero de buena factura. Por desgracia, a Samsung se le ha olvidado hacer a este reloj resistente al agua. Y no me refiero a que sea sumergible como es la actual tendencia de los smartphones, si no que simplemente aguante una salpicaduras o un poco de lluvia, ya que lo llevaremos, como es natural, en la muñeca.

Batería

Tema peliagudo. Tiene poca autonomía para ser un reloj, pero es que es mucho más que un simple reloj. Aguantará cómodamente las 24 horas usándolo normalmente (recibiendo notificaciones, realizando llamadas, consultando Evernote, controlando la reproducción de nuestra música, etc.) pero no podemos pedirle más. Al cabo del día será necesario ponerle su “concha” y cargarlo.

Conectividad

Bluetooth 4.0 es la única forma en que el Samsung Galaxy Gear es capaz de trabajar e interactuar con el Galaxy Note 3. Como decíamos al principio, por el momento, sólo este smartphone es compatible para trabajar con el teléfono inteligente, aunque han anunciado una pronta compatibilidad con otros dispositivos de la propia marca coreana como el Galaxy S4 y Note II. Galaxy Gear

Además, como ya hemos dicho, posee unos pequeños conectores en la parte posterior que sólo sirven para la base de carga y, a través de ésta, podremos conectarnos por NFC.

Usos y aplicaciones

Gear Samsung Smartwatch El manejo es muy sencillo. Al existir un único botón, la mayoría de las acciones las debemos realizar con la pantalla táctil: un toque en la pantalla nos abrirá un menú o una aplicación; si pulsamos con dos dedos a la vez, abriremos una pequeña lista de las últimas aplicaciones utilizadas. Un doble toque en la pantalla, con un dedo, y haremos zoom; otro doble toque y volveremos al tamaño anterior. Si hacemos doble toque con dos dedos, accederemos a los controles de brillo, volumen, además de poder ver el icono de la batería y el tiempo restante.

Desplazando la pantalla desde la derecha o desde la izquierda pasaremos de un panel a otro. Si deslizamos hacia abajo desde la pantalla inicial, se activará la cámara; si lo hacemos desde cualquier otra pantalla, volveremos a la pantalla anterior. Como vemos, una manera cómoda y sencilla de manejar nuestro dispositivo.

El botón, no obstante, también nos ayudará: además de bloquear y desbloquear la pantalla, si pulsamos dos veces se abrirá S-Voice para poder realizar llamadas y otras funciones mediante la voz.

Samsung Galaxy Gear

Pero ¿Y las demás aplicaciones? Pues obviamente encontramos las funciones básicas para recibir notificaciones del correo, de GMail, grabación de voz, ajustes… y otras como podómetro, galería de fotos (para ver las que hemos tomado con el propio dispositivo), control del reproductor del teléfono y, por supuesto, marcador de teléfono y reloj. Éste último es muy personalizable, pudiendo incluso descargarnos gratuitamente varios modelos o, a través de una aplicación especial, crear uno propio. También podemos personalizar la pantalla inicial para incluir los accesos directos de las aplicaciones que más utilicemos.

Samsung ha añadido otras funciones muy útiles como que nos avise cuando nos alejamos del teléfono, una alarma de búsqueda que activamos desde el smartphone para encontrar al reloj, un desbloqueo automático (mediante Bluetooth) cuando ambos dispositivos están muy cerca, etc.

Y, claro, cuando recibimos un mensaje, un correo, etc, aparecerá en nuestro teléfono el aviso de notificación. Lo malo es que lo único que podremos hacer es ir al teléfono para leerlo, ya que es imposible hacerlo desde el smartwatch, obligándonos a utilizar el otro dispositivo. Una carencia realmente importante en la mayoría de las aplicaciones, ya que las nativas de Samsung sí nos permite leerlas, pero ya que es Android, lo más lógico es que utilicemos otras como GMail.

El cargador, que además funciona como “conector” con el teléfono, se nos antoja algo incómodo: consiste en una “funda” en la que meteremos es reloj y al que conectaremos el cable de carga, por lo que es imprescindible que lo llevemos si vamos a estar más de un día fuera de casa. Porque, efectivamente, su autonomía es de apenas un día completo con un uso normal.

Cámara

No es la función principal, pero han añadido una cámara de 1,9 megapíxeles con autofocus. Realmente hace unas fotografías de una calidad aceptable para el tamaño que tiene, como podréis observar en la galería (incluso os ofrecemos la misma toma con esta cámara y con la del Samsung Galaxy Note 3). Tenemos la opción de quitar la “marca de agua” que señala que la fotografía ha sido tomada con un Galaxy Gear. Lo que no podemos eliminar es el sonido del obturador, seguramente para que no hagamos fotos de forma sospechosa. También graba vídeos (de 15 segundos de duración) a 720p y 30 fps.

Análisis en vídeo

Conclusiones

75

El Samsung Galaxy Gear es un dispositivo muy interesante tanto en el apartado técnico como visualmente, es muy atractivo tanto en estética como en materiales. Otro punto destacable es la calidad de la pantalla, así como su respuesta a la luz exterior, algo muy importante en un reloj. Un último punto positivo sería la interfaz, muy bien pensada, muy cómoda y que enriquece la experiencia de usuario al máximo.

Por contra, en el lado negativo encontramos, en primer lugar, su precio, 300 euros. Tras éste podemos afirmar que su mayor “talón de Aquiles” es su escasísima compatibilidad, como ya hemos comentado. Y, por último, y tal vez el más importante, es su escasa utilidad: el no poder ver las notificaciones en el propio reloj, sobre todo, y las hoy por hoy escasas aplicaciones existentes hacen que no podamos aprovechar convenientemente este dispositivo.

Más información | Samsung Galaxy Gear

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Análisis, Análisis de móviles, Samsung Galaxy, Samsung Galaxy Gear, Samsung Galaxy mega 5.8, Samsung Galaxy Mega 6.3, Samsung Galaxy Note 3, Samsung Galaxy Note II, Samsung Galaxy S III, Samsung Galaxy S4, Samsung Galaxy S4 Active, Samsung Galaxy S4 Mini, Samsung Galaxy Zoom, Smartwatches Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion