Close Button
Compartir

Cómo pasa el tiempo y es que solo hace unos meses, menos de medio año, hablábamos del HTC One como el quizás mejor teléfono que podíamos encontrar en el mercado a lo largo del año 2013. Nos estamos acercando al final del año y aunque parezca increíble la nueva hornada de terminales con el LG G2, el Samsung Galaxy Note 3 o el Google Nexus 5 han roto las barreras impuestas por el HTC One.

HTC One Jelly Bean 4.3

No obstante, aunque ya no es el mejor terminal, sigue siendo uno de los mejores y HTC piensa seguir apostando por el mismo, ya que además es su propuesta más potente hasta la fecha, muy igualado con el HTC One Max. Y la apuesta la lleva a cabo sirviendo actualizaciones puntuales que tiene a su terminal fetiche actualizado con las más recientes versiones de Android.

Cuando todo el mundo habla de Android 4.4 KitKat el HTC One ha empezado a recibir en España la versión de Android 4.3 Jelly Bean, unos días más tarde que otros países y de forma casi paralela a su coetáneo, el Samsung Galaxy S4.

Una actualización rápida teniendo en cuenta la histórica forma de proceder de HTC al respecto y es que desde que salió al mercado el HTC One ya ha recibido dos grandes actualizaciones, a Android 4.2.2 y Android 4.3 Jelly Bean.

HTC One Jelly Bean 4.3

Como novedades esta puesta nos trae la inclusión de la versión 5.5 de HTC Sense que aparte de solucionar distintos fallos permite activar o desactivar Blinkfeed a nuestro antojo. Además Blinkfeed ahora nos permite añadir fuentes externas en las noticias, rompinedo así una limitación bastante importante. Otros aspectos que cambian son la inclusión de mejoras en la interfaz de la aplicación para música y en Sense TV.

El proceso de instalación es muy sencillo y se lleva a cabo mediante OTA. Para comprobar si está disponible podemos acudir a Ajustes > Acerca de > Actualizaciones de software. Una vez comprobado primero nos saldrá un mensaje que informa de la disponibilidad de una actualización menor de apenas unos 614 Kb para preparar en sistema. Una vez instalada el terminal se reiniciará y nos saltará la actualización total con un peso de alrededor de 650 MB. Deberemos descargarla y tras su correspondiente reinicio e instalación ya tendremos nuestro HTC con ANdroid Jelly Bean 4.3... y ya prometen Android 4.4 KitKat para el mes de enero.

Como observación y tras un día haciendo uso de la misma, he notado como el consumo ha subido ligeramente en un principio, normal hasta que se asiente la nueva ROM stock, pues no he hecho una instalación limpia. Tras un inicio que me hizo dudar con distintos lags, la fluidez ha vuelto a ser la misma, Sense 5.5 literalmente vuela, por lo que se puede decir que HTC ha hecho un gran trabajo. Y a ti, ¿te ha llegado ya la actualización? ¿Que te está pareciendo?.

Temas relacionados: Otros Android

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!