Close Button

Hoy nos toca analizar otro terminal chino, en concreto el segundo de la firma ThL, el ThL W200, un buen terminal en líneas general que gustará y cumplirá para la mayor parte de los usuarios. ¿Quieres saber más? ¡Pues adelante!

ThL W200, un buen terminal por 200 euros

Primeras impresiones

Lo primero que pensamos al coger este ThL W200 es que estamos ante un terminal chino, pero un poco diferente. En esta ocasión tenemos unos acabados diferentes, algo superiores a la media y más agradables a la mano, un apartado que de primeras resulta muy agradable ya que todos tenemos una idea preconcebida de los terminales asiáticos y los asociamos a baja calidad.

Acabados mejores a la media de terminales chinos

Otro de los apartados que podemos destacar de primeras es su gran pantalla, no solo por su tamaño, sino por la calidad de la misma, con una buena definición, unos buenos ángulos de visión y un par de detalles a destacar como su visión en espacios con mucha luz, donde se defiende sin problemas.

Especificaciones técnicas

  • Dimensiones y peso: con un tamaño de 141.5 × 71 × 9,3 mm y un peso de 152 gramos.
  • Pantalla: con un panel de tipo IPS con un tamaño de 5 pulgadas y una resolución HD, disponemos de una pantalla con una densidad de píxeles de 293 ppp.
  • Procesador: cuenta con un procesador MediaTek quad-core, en concreto el MTK6589T a 1,5 GHz, además de 1 GB de memoria RAM.
  • Almacenamiento: tiene una memoria interna de 8 GB, pero deja solamente 1 GB para aplicaciones. Para solucionar este pequeño problema, dispone de slot para tarjetas microSD de hasta 32 GB.
  • Conectividad: en este apartado encontramos algunas limitaciones, solamente disponemos de Wi-Fi, Bluetooth 4.0, GPS, GSM + WCDMA y GPRS/EDGE/HSDPA.
  • Batería: la capacidad de la batería es de 1750 mAh, pero viene con una pequeña sorpresa como ya veremos en el apartado correspondiente.
  • Cámara: dispone de dos cámaras, una trasera de 8 megapíxeles que permite grabar vídeo en HD y una delantera de 5 megapíxeles.

Disponibilidad y precios

Se encuentra disponible en colores blanco y negro

Sin grandes opciones, se encuentra disponible en dos colores, blanco y negro. Sin poder ver en directo el terminal blanco, pero por lo que se ve en las fotografías, el terminal negro se ve bastante más elegante, puede ser principalmente por la idea que ofrece de todo pantalla, algo que no sucede en el blanco y que además en este color parece que pierde un poco de calidad, ya que da la impresión de ser un poco más “plasticoso”.

Su precio de compra desde página web –como no podía ser de otra forma– es un poco superior a los 200 euros, en concreto en ThLmóviles.com es de 205 euros.

Diseño

No podemos destacar nada en exceso, ya que sigue la línea de los terminales asiáticos, en la parte delantera tenemos la pantalla, tres botones táctiles –atrás, menú y home— como podéis apreciar en el vídeo, muchas veces no se retroiluminan, solo al pulsarlos y de una manera muy tenue, algo que resulta realmente extraño y difícil de localizar. Además en esta parte frontal también encontramos la cámara delantera y los sensores. En el lateral derecho tenemos el botón de desbloqueo, en el izquierdo el control del volumen, siguiendo los estándares del diseño dentro de los terminales Android.

Diseño interesante, buenos acabados y cómodo de coger

En el canto superior tenemos el jack de 3,5 mm y el conector Micro-USB, algo que como ya hemos dicho no nos gusto mucho ya que resulta más cómodo cuando se sitúa en la parte inferior del terminal. En la parte inferior nos encontramos un canto liso.

El altavoz como suele ser habitual se encuentra en la parte trasera, en este caso en la zona inferior y gracias al diseño curvo de la tapa trasera, si ponemos el terminal encima de una mesa, se consigue que el altavoz no se obture por completo y podamos seguir apreciando el sonido sin grandes variaciones.

Pantalla

Panel IPS de 5 pulgadas

Dispone de un panel de 5 pulgadas de tipo IPS con resolución HD, con 1280×720 píxeles. La pantalla cuenta con una densidad de píxeles de 293 ppp, una cantidad más que suficiente para la mayor parte de los usuarios, muchos sabemos que cerca de los 300 ppp muchos de los usuarios no notarán grandes diferencias en la mayor parte de usos –solo se puede notar falta de definición en letras muy pequeñas–. De las 5 pulgadas de tamaño poco podemos decir, solo que se ha convertido en el estándar de tamaño para la mayor parte de los terminales que buscan una pantalla grande.

Como no solo de píxeles y tamaño viven las pantallas vamos a comentar sus otras cualidades que son bastante, estamos delante de una panel con un buen brillo, los paneles IPS por lo general se ven muy bien y en este caso no es diferente, además ofrece unos buenos ángulos de visión. En definitiva una muy buena pantalla para el tipo de terminal del que hablamos, en algunos momentos la visión del panel es realmente buena, estando incluso por encima de paneles montados por marcas con más nombre que ThL y también más caras.

Batería

En este apartado lo bueno que tiene este terminal –como muchos de los diseños chinos– es que en la caja disponemos de dos baterías. Esta vez la capacidad que tienen estas dos baterías es de 1750 mAh, algo que puede resultar escaso para la mayor parte de los usuarios, sobretodo viendo el tamaño de la pantalla.

El añadido de la segunda batería y de la posibilidad de comprar más directamente desde la web donde compras el terminal es muy interesante. Los fabricantes de smartphones chinos se han dado cuenta de que con capacidades tan cortas es casi obligatorio ofrecer a sus clientes una segunda batería porque con una sola será difícil completar un día de uso.

Dual SIM y batería extraible, la firma china

Teléfono

En líneas generales nos encontramos una buena calidad en la llamada, quizás sin ser excesivamente claro, cumple sin problemas, buena cobertura y sonido alto –tanto de recepción como de emisión–. Como muchos ya sabéis el punto importante de muchos de estos terminales chinos es que tiene doble ranura para tarjetas SIM, lo que poco a poco vamos viendo en más terminales y que muchos usuarios se están empezando a plantear debido a las diferentes modalidades de tarifas que tenemos.

Cámara

Cámara trasera de 8 megapixieles

En este terminal tenemos una cámara trasera de 8 megapíxeles que permite la grabación de vídeos en calidad HD, 1280×720 píxeles. Además tenemos una generosa cámara delantera que se va hasta los 5 megapíxeles, algo poco habitual en los terminales de gama alta de las compañías más conocidas, pero muy habitual en los diseños chinos. Sin tener una calidad excelente, la calidad de esta cámara es más que suficiente.

Interfaz de cámara bastante clásica

La cámara trasera cumplirá para cualquier usuario medio, ya que las fotografías son buenas en condiciones de buena luz y aceptables dentro condiciones más complicadas con poca luz –siempre aparece el típico grano cuando hay poca luz, pero poco más se puede pedir viendo el precio del terminal–. La interfaz de la cámara cumple con lo mínimo ya que es un pequeño lavado de cara de la aplicación nativa de Android 4.2 Jelly Bean.

Rendimiento

Rendimiento más que aceptable en casi todas las aplicaciones

Estamos delante de un terminal con un rendimiento notable. Con este ThL W200 podemos navegar sin ningún tipo de problema, las páginas se cargan bastante rápido, las redes sociales funcionan de manera correcta. Además dentro de aplicaciones con algo más de exigencia gráfica –como Google Earth– el terminal se mueve sin ningún problema.

Podemos disfrutar de los juegos más exigentes

En el apartado más exigente para los terminales como pueden ser los juegos, hemos apreciado que el terminal se mueve sin ningún problema, no tenemos la mejor experiencia de usuario que hemos podido ver pero sí que podemos disfrutar de juegos de alta calidad gráfica sin tener problemas de lags o ralentizaciones.

Sistema operativo

Android 4.2.1 Jelly Bean en estado puro

El terminal es movido por Android 4.2.1 Jelly Bean con una capa de personalización casi nula –algo habitual en los fabricantes chinos–. Un par de añadidos que no cambian mucho la experiencia de Android nativo, un punto a favor parae conseguir la fluidez con la que se mueve el sistema. Los pocos cambios que se pueden ver dentro de la capa de personalización se encuentran en un par de añadidos en ajustes, y poco más, ni una sola aplicación propia del fabricante.

Quizás el punto interesante de este terminal, como suele suceder en los dispositivos con procesadores MediaTek, es la posibilidad de programar el encendido y apagado del terminal, algo que para muchos usuarios es un apartado interesante.

Vídeo

Conclusiones

Con esta nota ya se puede ver que estamos delante de un buen terminal, pero como suele ser habitual en nuestro análisis vamos a ver los principales puntos a favor del terminal, así como los principales “problemas” que le hemos encontrado.

La pantalla es sin duda el punto fuerte de este ThL W200

Aspecto positivos

  • Pantalla: estamos delante de una buena pantalla, el tipo de tecnología usado ayuda mucho, los paneles IPS se ven muy bien y cada vez tienen mejor calidad los de los terminales chinos, algo que llama la atención. Su resolución HD a 720p cumple de sobra y es más que suficiente.
  • Diseño: sin tener un diseño espectacular, cuenta con unas líneas algo diferentes a lo que estamos acostumbrados. Lo que da un toque diferente al terminal chino es su idea de todo pantalla, algo que ofrece el terminal en color negro y que le da un aire elegante que no suele ser habitual.
  • Rendimiento: no es el mejor rendimiento que podemos encontrar, pero lo cierto es que por 200 euros estamos delante de una gran alternativa, que funciona de una manera más que correcta, ayudado por su procesador de cuatro núcleos y una pantalla que no tiene una definición excesiva.

Aspectos negativos

  • Memoria de almacenamiento: los 8 GB con los que cuenta de primeras parecerían más que suficientes, pero lo cierto es que como suele ser habitual solo nos queda 1 GB para poder instalar aplicaciones, lo que limita de una manera excesiva el uso del terminal, tanto que para muchos usuarios puede ser una marca importante para no comprar este ThL W200
  • Cámara: sin ser una mala cámara no estamos delante de una gran cámara, funciona bien en condiciones externas buenas, como casi todas las cámaras pero en cuanto nos enfrentamos a capturas con poca luz el terminal sufre y vemos mucho ruido en las tomas.
  • Conectividad: para los más exigentes no será suficiente el apartado de conectividad de este ThL W200, ya que estamos delante de un dispositivo bastante justo, al que le faltan apartados importantes como NFC, DLNA, Wi-Fi Direct, en definitiva, si quieres conectarte a todo y en cualquier lugar, este no es tu terminal.

¿Qué os parece este ThL W200? ¿Lo veis como una buena opción dentro de la oferta de terminales chinos?

Temas relacionados: Análisis de móviles, Móviles

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR