Samsung se decide y apuesta por Tizen, dejando Android como segunda opción

Última actualización el 16/01/2014 a las 16:29

Que Samsung y Android es un binomio que camina de la mano es algo que nadie puede dudar y por ello, una marca y un sistema que han crecidos apoyados el uno sobre el otro y que hasta ahora han constituido un matrimonio bien avenido.

Pero como en toda pareja hay momentos de crisis y en el caso de estas dos grandes empresas parece que la compra de Motorola por parte de Google es algo que no ha sentado bien al fabricante coreano.

Samsung apuesta por Tizen

Samsung ya había comenzado a probar Bada, su fallido sistema operativo propio, allá por los inicios de Android, volviendo tiempo más tarde a retomar sus esfuerzos con Tizen, un sistema en el que muchos veían una vía alternativa a Android.

Sin embargo lo que parecía ser un camino alternativo u opcional pero lejano en el tiempo, tiende a ser una salida forzosa de la ruta marcada, o al menos eso se puede deducir tras las declaraciones de Oh-Hyun Kwon, director ejecutivo de Samsung Electronics Co.

Android ha experimentado un gran crecimiento y es la plataforma líder en el mercado, pero en Samsung tenemos planes que miran más allá de posibles alianzas con terceros.

Hemos potenciado nuestra cadena de fabricación y el desarrollo de nuevos sistemas operativos que darán resultado a lo largo de 2014, un año que esperamos sea clave para poder centrar todos los esfuerzos en una nueva línea dejando a un margen lo establecido hasta la fecha.

A raíz de estas declaraciones, puede dejarse ver que Samsung tiene claro que su futuro no está junto a Google y Android, y por ello ha decidido centrar todos sus esfuerzos en Tizen, dejando a Android dentro de su gama como una opción secundaría, en un papel que hasta ahora y en algunos fabricantes como HTC tenía Windows Phone.

No son de extrañar los rumores cada vez más insistentes sobre un próximo terminal tope de gama del fabricante coreano con Tizen como sistema operativo, tanto que algunas voces dentro de la empresa han filtrado que el siguiente Samsung Galaxy S5, del cual ya adelantamos el inicio de producción de su pantalla, podría ser el protagonista de dicha revolución, en una presentación efectista que Samsung llevaría a cabo aprovechando el inminente CES a celebrar en unos días en Las Vegas.

Una revolución total que llevaría a que Samsung poco a poco desapareciese del catálogo Android, en el cual cuentan con una ingente cantidad de productos, en un movimiento hasta ahora impensable pero que a raíz de estas declaraciones cada vez tiene más sentido y que hace que Android 4.4 KitKat pueda ser la última gran versión de Android que llegue a los terminales Samsung.

¿Que pasará cuando Samsung solo aporte dos o tres terminales en su catálogo Android, estando su gama basada en Tizen? ¿Batacazo de Samsung, caída en ventas de Android? Nada está claro, pero este parece ser el futuro, algo que no gustará a los miles de usuarios que apuestan por Samsung a la hora de comprar un terminal Android.

Actualización

Obviamente ayer fue el día de los inocentes, 28 de diciembre, y esta era la broma que os teníamos preparada. No es que sea algo imposible que Samsung abandone Android, pero por ahora no hay planes al respecto que sepamos…