Close Button
Compartir

Puede que en más de una ocasión hayas tenido la necesidad de tener que proyectar el contenido de la pantalla de tu móvil en un monitor o televisor externo, ya sea para realizar presentaciones, mostrar imágenes o vídeos a un grupo de personas, o simplemente para mejorar tu productividad a la hora de trabajar. Una buena opción para poder hacerlo es utilizar un Google Chromecast conectado al televisor, pero no es la única forma de hacerlo.

Aunque el concepto "SlimPort" parece haber quedado en el olvido debido al auge de la tecnología wireless, sigue siendo un sistema muy interesante, que dota a nuestros móviles de una salida de vídeo que poder proyectar en un televisor o pantalla externa.

¿Qué es el SlimPort?

SlimPort

A grandes rasgos, SlimPort es una salida de vídeo disponible en algunos smartphones o tablets lanzados a partir del año 2012. Se asemeja a otros protocolos como el MHL, utilizado, entre otras cosas, para duplicar la pantalla de nuestro dispositivo Android en un televisor. En ambos casos, se utiliza la conexión USB del dispositivo para poder emitir el contenido.

¿Qué características tiene el SlimPort?

Esquema de conexiones del puerto SlimPort

Se trata de un tipo de conexión directa de vídeo que permite diferentes salidas desde la misma conexión. En concreto puedes utilizar varios adaptadores, desde Micro-USB a DisplayPort, HDMI, DVI o VGA, no todas presentan las mismas condiciones a la hora de conectarse con el dispositivo de entrada pero todas funcionan directamente sin la necesidad de ningún elemento extra.

De las diferentes conexiones que posee, la más útil y conveniente es la compatibilidad directa con DisplayPort, un estándar digital de transmisión de vídeo, y soportado por un buen número de televisores y monitores actuales. Gracias a esta interfaz, además de recibir la conexión de manera directa, también se habilita la carga del dispositivo a través del monitor o el televisor al que está conectado.

¿Qué aporta el SlimPort respecto otros protocolos?

Miracast en Android

Como protocolo, SlimPort es de tipo OEM, de modo que cualquier fabricante puede incluir soporte para esta tecnología en sus terminales. En la página web oficial de SlimPort, encontramos una base de datos con todos los dispositivos Android que incluyen este estándar, así como los accesorios que pueden ser utilizados para conectar el terminal a la pantalla externa y emitir el contenido sin problemas.

Otro de los aspectos importantes de SlimPort es la simplicidad de uso y la facilidad de conexión. Al disponer de varios adaptadores, no es necesario un transformador externo para adaptar una imagen digital de tipo HDMI/DVI a analógica de tipo VGA. En ese sentido, el adaptador también permite su uso sin la necesidad de conexión a la corriente, mientras que los cables MHL sí que requieren de un adaptador de este tipo.

Frente a otros protocolos de vídeo, SlimPort es capaz de ofrecer la resolución máxima generada por el smartphone o tablet. Por supuesto, esto dependerá tanto del propio dispositivo como de la resolución soportada por la pantalla externa a la que este esté conectado.

¿Qué inconvenientes tiene?

En sus inicios, una de las desventajas más claras de SlimPort con respecto a otros estándares de salida de vídeo era el elevado coste de los cables y accesorios compatibles, que podían llegar a rondar los 40 euros, mientras que los cables MHL difícilmente superaban los 10. A día de hoy, es posible encontrar accesorios certificados para su funcionamiento con SlimPort a precios muy reducidos.

Para obtener más información al respecto de este sistema, es recomendables visitar la página web oficial de la conexión SlimPort y también la de Analogix, la organización encargada de la creación y el desarrollo de la tecnología SlimPort.

Temas relacionados: Eventos

Compartir

Este artículo sugiere de forma objetiva e independiente productos y servicios que pueden ser de interés para los lectores. Cuando el usuario realiza una compra a través de los enlaces específicos que aparecen en esta noticia, Andro4all percibe una comisión.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!