Close Button
Compartir

Tal y como el nombre de la colección indica, estas monturas están hechas de titanio muy ligero y al mismo tiempo más enfocadas a los diseños tradicionales que podríamos ver en cualquier óptica. Las nuevas ofertas en esta materia son sencillas y parecen encajar tanto para hombres como para mujeres. Los nombres que se les han dado a las diferentes estructuras son Split, Thin, Bold y Curve y podréis verlas en el vídeo que incluiremos al final del artículo. Como os comentábamos antes, las lentes que incorporarán serán simples cristales o graduadas. Además, en el nuevo paquete se incluyen dos nuevos estilos de gafas de sol.

Según Google, los Explorers que hayan sido admitidos por la propia empresa para probar Glass podrán comprar los nuevos diseños desde hoy por la tarde, y por supuesto esto sólo en Estados Unidos. Aparte de que quizá alguna aseguradora médica podría ofrecer ayuda con el pago de las monturas (cada una cuesta unos 225 dólares), el dispositivo Glass seguiría yendo aparte y supondría un desembolso muy abultado (unos 1500 dólares) para el que no hay apoyos más que de los propios recursos económicos del usuario.

Deberíamos tener en cuenta este movimiento de Google como una forma de no dormirse y reinventar su concepto, ya que se está rompiendo la hegemonía en el mundo de las gafas inteligentes. En cualquier caso, la poca disponibilidad del dispositivo Glass fuera de Estados Unidos y su elevado precio siguen haciendo de este gadget algo muy exclusivo y que de momento es difícil que llegue a un público más general.

Temas relacionados: Google

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!