Huawei quiere dominar los Estados Unidos con su Huawei Ascend Mate 2 4G

Última actualización el 02/04/2014 a las 08:35

Huawei es una de las empresas asiáticas que amenaza el dominio en Android de las grandes y tradicionales marcas que todos tenemos en mente.

Con una gran presencia en los países cercanos a su lugar de origen, su crecimiento en occidente es imparable, como ya pudimos comprobar en el pasado CES done la firma asiática presentó productos más que interesantes.

Huawei Ascend Mate 2 4G

Dentro de sus planes de expansión el territorio norteamericano es una golosina demasiado apetecible y para conquistarlos acaban de presentar allí su nuevo phablet tope de gama.

Estamos hablando del del Huawei Ascend Mate 2 4G.

Al referirnos al Huawei Ascend Mate 2 4G hablamos de un pahbelt que luce una pantalla con panel IPS de 6.1 pulgadas de diagonal el cual cuenta con una resolución HD de 1280 x 720 píxeles (241 ppi).

Esta pantalla se encuentra propulsada por el ya conocido procesador de cuatro núcleos Qualcomm Snapdragon 400 1.60 GHz (MSM8928) y que viene siendo habitual en bastantes terminales de gama media.

En sus labores el procesador de Qualcomm se encuentra acompañado por 2 GB de memoria RAM, una cifra novedosa en este segmento, y cuenta con 16 GB de almacenamiento interno ampliables en hasta 64 GB adicionales mediante tarjetas microSD.

En el apartado multimedia Huawei presume de un buen trabajo al incorporar una cámara trasera de 13 megapíxeles con autofocus y flash LED y una potente cámara frontal de 5 megapíxeles.

Al referirnos a la conectividad, el pack que podemos encontrar en la gran mayoría de terminales con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n, Bluetooth 4.0, 4G LTE, DLNA, GPS, A-GPS, Glonass, todo gestionado bajo la versión de Android 4.3 Jelly Bean, y con una batería de 4050 mAh que prometen 60 horas de uso.

El Huawei Ascend Mate 2 4G cuenta con unas dimensiones de 161 x 84.7 x 9.5 milímetros de espesor y un precio para los terminales libres cifrado en 445 dólares (323 euros), si bien su inclusión en el catálogo de las grandes operadoras abarataría estos costes.

Se espera, aunque no se sabe cuando, su salto del Atlántico y su llegada al mercado europeo.