Close Button
Compartir

Sin ir más lejos, este mismo año hemos vivido esa situación, cuando las compañías como Sony y Samsung nos presentaban sus nuevos caballos de batalla, y más tarde hacía lo propio HTC, y LG por última instancia. Sí, eran equipos renovados, pero quizás esta renovación resultaba un poco "escasa" para el usuario. Lo cierto es que los cambios se basaban simplemente en detalles como el lector de huellas, la cámara dual, la grabación 4K...y poco más. Quizás el LG G3 ha sido el más "innovador" con pantalla QHD, aunque también debemos tener en cuenta que llega 2 meses más tarde que sus rivales.

Puede que por tales razones, Samsung nos ha querido explicar mediante una serie de vídeos sus motivos para adquirir el Samsung Galaxy S5, pero curiosamente, para ello no comparan las mejoras que obtendremos si hacemos un cambio desde el Samsung Galaxy S4, sino que se van una generación más atrás, comparándonos su actual tope de gama, con el Samsung Galaxy S III, flagship de 2012. Estos son los vídeos:

Como hemos visto, se nos detallan importantes mejoras en apartados como la cámara, la pantalla, o el rendimiento...pero insisto, lo más curioso es que lo hacen con un equipo de hace dos generaciones. ¿Será que el salto desde un Samsung Galaxy S4 al nuevo modelo no está suficientemente justificado, e incluso la propia Samsung nos lo dice, o simplemente lo hacen porque aún hay mucha gente conservando su Samsung Galaxy S III? Ahí lo dejo...

Temas relacionados: Móviles, Samsung Galaxy

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!