Close Button
Compartir

Samsung ha lanzado un pronóstico sobre los beneficios registrados durante el segundo trimestre del año en el que la gigante surcoreana declara la caída de un 25% en sus ganancias operativas. La compañía dice haber sido testigo de la desaceleración del crecimiento general del mercado de smartphones sumado a la feroz competencia de terminales chinos y mercados europeos.

Samsung

Otro factor importante ha sido el crecimiento del valor de la moneda en Corea en los últimos meses, frente al dólar y al euro. Así pues, la compañía espera un beneficio de 7.100 millones de dólares frente a los 9.400 millones de dólares registrados hace un año en ese mismo periodo.

Normalmente, el segundo semestre del año, es un periodo débil en las ventas de smartphones, que junto al aumento de la competencia, ha supuesto que se le acumulen en los inventarios de terminales de gama media y baja. Se nota también la disminución en ventas de teléfonos con conexión 3G en detrimento de los 4G.

El lanzamiento del terminal OnePlus One es el perfecto ejemplo de a que tipo de competencia se enfrenta actualmente Samsung. Este terminal utiliza el mismo procesador que el Samsung Galaxy S5. También cuenta con pantalla FullHD, utiliza protección Corning Gorilla Glass 3 y soporta 4G al igual que el citado Samsung Galaxy S5. La gran diferencia entre ambos terminales está en el precio, ya que el OnePlus ofrece un precio de 299 dólares para su modelo de 16 GB mientras que el de 32 GB tiene un coste de 349 dólares. Por su puesto hablamos de precios para terminales nuevos y libres, mientras que el precio del Samsung Galaxy S5 nuevo y libre puede costar ¡El doble!.

La venta de tablets Samsung también ha recibido un duro golpe. Samsung argumenta que la evolución de los smartphones hacia los ya conocidos phablets ha significado que muchos usuarios decidan adquirir uno de estos “tabletófonos” para sustituir a las tablets de 7 y 8 pulgadas, que están sufriendo una caída de ventas.

Debido a toda la mercancía acumulada que tiene Samsung, ha decidido aumentar el gasto en marketing para dar salida a todo el inventario.

En cuanto al futuro, Samsung espera de forma optimista la evolución del mercado, ya que su nueva línea de smartphones está al caer, junto a las gamas baja y media, está ya preparando el sucesor de la gama Note.

¿Podrá Samsung seguir compitiendo con empresas chinas como OnePlus, Xiaomi, Huawei y ZTE con precios tan elevados en sus dispositivos?

Temas relacionados: Samsung Galaxy

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!