Samsung Galaxy S7, el buque insignia más difícil de reparar hasta la fecha

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comprobad cómo graba el Samsung Galaxy S7 en un vídeo con slow motion

Han pasado ya lo que parecen siglos desde que Samsung hacía uso de materiales como el plástico y baterías extraíbles en la fabricación de sus dispositivos. No obstante, el tiempo engaña, ya que tan sólo hace dos años la firma coreana presentaba el que sería el último terminal con las características mencionadas. Aquello concluía no solo la extinción de una filosofía de hacer las cosas, sino también la facilidad de reparación del terminal.

Y es que, si hacemos memoria, el Samsung Galaxy S6 recibía el año pasado una de las peores puntuaciones de reparación por parte de iFixIt. Esta página, encargada de desmontar todo tipo de dispositivos para ver la facilidad –o dificultad en este caso– que el proceso conlleva, otorgaba al Galaxy S6 un mero 4/10. Desafortunadamente, la cosa no ha hecho nada más que empeorar este año con la reparación del Galaxy S7.

El Galaxy S7 recibe un 3/10 en el índice de “reparabilidad”

Galaxy S7 reparación

Comparado con sus hermanos de anteriores años, resulta sorprendente ver la puntuación del Galaxy S7. Y es que, mientras que éste recibe un 3/10, el Galaxy S5 recibía en su tiempo un 5/10, lo que hacía que esta puntuación resultase humillante en comparación con la del S4, que recibió un 8/10 en su día. ¿Y que significa esto? Pues que, entre otra multitud de cosas, los smartphones se están volviendo más complejos, lo que los hace más difícil de reparar.

¡Que no cunda el pánico! No todo son malas noticias, y es que, está la parte buena de todo esto: los componentes internos del flagship están mejor separados, lo que significa que no están todos apelotonados en el chasis. Esto no sucedía en el Samsung Galaxy S6, lo que hacía del proceso de reparación del mismo una misión casi imposible para las manos “no expertas”.

¿La parte mala? Pues eso, que hay que tener muchísima suerte –y paciencia– para acceder al dispositivo en cuestión. De hecho, la única manera de introducirse en el terminal es a través del panel de cristal trasero, lo que resulta arduo ya de por sí. Y es que, para separar el componente, es necesario una gran cantidad de calor, lo que no beneficia de ninguna manera a un dispositivo electrónico, menos aún uno que ha costado cientos de euros.

En fin, casi mejor poner la tirita antes que herida y adquirir una funda protectora, para ahorrarse disgustos y llantos una vez pase lo peor.

¿Qué te parece el Samsung Galaxy S7?¿Alguna vez se te ha roto un móvil?

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en iFixit, Reparación, Samsung Galaxy S4, Samsung Galaxy S6, Samsung Galaxy S7, Samsung Galaxy S7 edge
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion