Habrá escasez de suministros en 2017, y los smartphones chinos tienen la culpa

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Componentes smartphones

Los fabricantes de smartphones no sacan las piezas de los árboles o de debajo de las piedras. Cada fabricante debe comprar X cantidad de cada componente para fabricar sus dispositivos, y esos componentes se tienen que fabricar. El problema viene cuando la demanda de ciertos componentes clave aumenta de forma considerable. Eso provoca que los fabricantes de componentes no den a basto, y todo apunta a que en 2017, las empresas de smartphones tendrán que hacer frente a una escasez de suministros.

Según informan en Digitimes, esta información que os vamos a contar está respaldada por una cadena de suministros de Taiwan. En los smartphones hay ciertos componentes que todas las empresas quieren: pantallas, memorias y sensores ópticos. De acuerdo a los rumores, las compañías chinas (Huawei, Oppo y Vivo), en su intento por aumentar su presencia global, se están viendo obligadas a producir terminales de gama media y alta. Eso requiere que dichas empresas compren más componentes, lo que aumenta la demanda.

Apple y Samsung liderarán el mercado global de smartphones en el 2017. Huawei, Oppo y Vivo se pelearán por el tercer puesto, y para ello tienen que hacer smartphones baratos con prestaciones de gama alta. Eso significa que todas las empresas van a comprar los mismos suministros, y eso puede provocar que las empresas no tengan capacidad de producción para satisfacer toda la demanda.

vivo-v5

De la misma forma, para hacerle frente a estas marcas, el resto de empresas chinas de menor tamaño (Meizu, Xiaomi…) se han tenido que mover también a la gama media y alta. La mayoría de ellas siguen la misma filosofía que Huawei y compañía: teléfonos con buenas prestaciones al menor precio posible. Para mantener esta tendencia, las compañías chinas se están asegurando los suministros de componentes, destacando las pantallas OLED. El año pasado ya hubo problemas de suministros con estas pantallas, así que imaginad si añadimos más empresas comprando componentes.

Pero las pantallas OLED no son el único suministro que sufrirá escasez. Las pantallas TFT LCD también escasearán. Los sensores ópticos, como los módulos de cámaras, también tendrán problemas, puesto que la mayoría de empresas buscan conseguir la mejor calidad en sus cámaras de fotos.

En definitiva. Los teléfonos chinos están mejorando, pero la alta demanda de esos teléfonos implica una alta demanda de componentes, lo que provoca una escasez de suministros dado que la capacidad de producción de los fabricantes es limitada. Veremos a ver cómo solucionan las empresas estos problemas, porque si el año pasado fue problemático, habrá que ver cómo será este con más fichas en el tablero de juego.

¿Cómo se podría solucionar este problema?

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Componentes, Móviles chinos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion